Hoy queremos saber: ¿cómo se organiza el calzado familiar? ¿Tiene algún mobiliario legal o procedimientos para facilitar el almacenamiento? Organizar nuestros zapatos puede parecer una tarea casi imposible, ya que tenemos la impresión de que la cantidad solo aumenta con el tiempo, no que sea malo, claro.

Con eso en mente, te traemos algunas ideas para organizar los zapatos en casa. ¡Prometemos que nuestras pautas serán muy simples de seguir! ¡Sigue estos consejos que te harán la vida más fácil!

Uso de perchas y paletas

¿Conoces esas viejas perchas de alambre? Pueden proporcionar una forma buena y económica de guardar sus zapatos. Girándolos con la ayuda de unos alicates, puedes colgar en el armario tus zapatillas, zapatos planos e incluso zapatos de tacón.

Para las botas, que siempre sufren dentro de los zapateros, se recomienda usar perchas con sujetadores para mantener el cañón tenso.

Pero, si el armario no es factible para guardar los zapatos, el palé también hace el trabajo. ¡Con ruedas, es perfecto para guardarlas debajo de la cama y ahorrar ese espacio en la organización de la habitación! Los trozos de madera pueden convertirse en una plataforma y usarse para el mismo propósito. Bonito, ¿no?

Reutilizar materiales para organizar los zapatos

Las latas de pintura y las tuberías de PVC son opciones fáciles y económicas para organizar los zapatos. ¡Cuélgalos en la pared como si fueran nichos o pégalos juntos para crear un zapatero a partir de material reutilizado! Sin embargo, recuerde que el diámetro de estos accesorios debe ser lo suficientemente grande para adaptarse a sus zapatos más altos.

Además, puedes añadir unas tablas de madera a esa vieja escalera y convertirla en un increíble zapatero. Este no solo será un objeto organizativo en tu hogar, sino también decorativo y muy elegante. ¡Reutilizar muebles y materiales le da al ambiente un toque rústico y se ve hermoso!

Pon los zapatos en nichos y armarios

Los nichos son excelentes, porque no solo protegen el zapato, sino que también facilitan la visualización. A través de ellos, es posible identificar qué pares aún están en uso y cuáles van para donación y eliminación. Y, sin embargo, son bastante versátiles, pueden ser de cualquier tamaño e incluso pueden colocarse dentro de gabinetes para proporcionar organización.

Los nichos se pueden fabricar en material firme, como MDF y madera, y tienen un tamaño personalizado para adaptarse perfectamente a tus zapatos, especialmente a las botas. Pero también pueden ser organizadores de tela para colgar en cualquier habitación sobrante, como detrás de la puerta, en la pared y dentro del armario o armario, por ejemplo.

Construye barras para organizar los zapatos en capas

Otro consejo es utilizar barras para organizar los zapatos en capas. Es muy práctico: para almacenar los tacones altos, es necesario construir dos barras sobre el suelo, pero a diferentes niveles; para que quede claro, el salto soporta lo más alto y la punta, la más baja.

Poco después, dos barras deben estar al mismo nivel para zapatos bajos, como zapatillas, zapatos planos y pantuflas. Otros pares, como botas, botas y modelos más pesados, por ejemplo, pueden apoyarse en el suelo.

Pegue las etiquetas de identificación

Nuestro último consejo es ideal para quienes quieran simplificar aún más la rutina familiar, haciéndola más práctica y eficiente para mantener la organización del hogar. Estamos hablando de pegar etiquetas para identificar zapatos.

Si estás acostumbrado a poner zapatos y otros complementos en cajas organizadoras, una sugerencia es aplicar pegatinas indicando lo que debe contener cada una. De esta forma, optimizas la organización del calzado y todo lo demás. Simple, ¿no es así?