¿Por qué no comer mientras cuidas tu piel? Descubre 10 productos que, además de deliciosos, tienen fantásticas propiedades cosméticas y son alimentos para una piel luminosa y sana.

  1. Almendras

La almendra contiene vitamina E, que ayuda a combatir esa piel «resaca» (con poco brillo y opacidad), combatiendo los radicales libres. Además, las grasas saludables presentes en la almendra hacen que tu piel sea más luminosa.

  1. Damasco

Nuestro cuerpo convierte la vitamina A del albaricoque en retinol, un compuesto que ayuda a producir nuevas células. El retinol es la base de muchos cosméticos para la piel. Según algunos dermatólogos, estas células tienen membranas más suaves, como si fueran 20 años más jóvenes.

  1. Nueces de Brasil

La nuez de Brasil es un gran protector solar natural. Contiene selenio, un mineral que hace que las células de la piel sean más resistentes a las mutaciones causadas por el sol, que eventualmente conducen al cáncer de piel. Más información sobre castañas, nueces y almendras.

  1. Garbanzos

En general, los cereales son excelentes para la salud. Cuando se trata de la piel, se sabe que los garbanzos, en particular, ayudan a reducir las líneas y marcas oscuras. Esto se debe a que las proteínas presentes contienen los aminoácidos esenciales para el crecimiento y la reparación de la piel.

  1. Cangrejo

El cangrejo ayuda a mantener tu cara libre de granos. Cuando la grasa excesiva y las bacterias obstruyen los poros, se produce inflamación y acné. El zinc presente en el cangrejo reduce esta inflamación y minimiza la aparición de acné en la piel.

  1. Té verde

Los antioxidantes del té verde ayudan a restaurar la elasticidad de la piel. En un estudio reciente, las mujeres mayores que tomaron un extracto de té verde diariamente recuperaron rápidamente el 4% de la elasticidad de la piel. El té verde (así como el té blanco) también es bien conocido por mejorar los problemas del acné.

  1. Naranja

Mucha gente ya sabe que la vitamina C es excelente para la piel. La naranja ofrece vitamina C y más, siendo un poderoso aliado contra las ojeras y un agente reforzador del colágeno en la piel.

  1. Salmón

El salmón está lleno de omega 3, una grasa saludable que hidrata las áreas secas de la piel. Omega 3 también ayuda en la producción de colágeno y elastina, dos elementos esenciales para una piel suave y sedosa. El salmón también tiene pequeñas dosis de vitamina D (sin embargo, es difícil obtener la cantidad necesaria de vitamina D de los alimentos o del sol, y es necesaria la suplementación).

  1. Aceite de girasol

El aceite de girasol contiene ácido linoleico. Sin él, incluso una piel bien hidratada puede tener un aspecto agrietado. Ayuda a crear una capa lisa fuera de las células de la piel, lo que reduce las líneas (otro aceite rico en ácido linoleico, y también con propiedades adelgazantes, es el aceite de cártamo).

  1. Pan integral

La vitamina B3 (niacina) presente en el pan integral (y en los cereales integrales en general) reduce el enrojecimiento causado por el acné, la rosácea y otras afecciones similares. Esto se debe a que la vitamina B3 promueve la inhibición de agentes inflamatorios.