Decidir su futura pareja requiere un poco de paciencia y conocimiento. Encuentra a alguien con quien te guste estar y te traiga paz y alegría. Encontrar un compañero de vida no es una tarea fácil. Hay tantos momentos juntos, alegrías y tristezas, que hace falta mucho amor, compañerismo y complicidad para que la vida sea mejor vivida.

No existe una persona perfecta, no hay nadie libre de defectos e imperfecciones, todos los tenemos. La diferencia se hace cuando las personas imperfectas son lo suficientemente humildes como para buscar ser mejores. Entonces, cuando busque un compañero de vida, piense en lo que esa persona puede convertirse, cuál es su potencial como individuo.

1. Humildad

La humildad es una característica muy importante de un buen esposo. No juzgarte a ti mismo como el dueño de la razón en todas las cosas puede ser de gran ayuda para mantener una relación duradera.

2. Temeroso de Dios

Un compañero que reconoce las manos del Señor en su vida y la de su familia, reconoce las bendiciones otorgadas y se arrodilla todas las noches para agradecer y pedir ayuda divina hace una gran diferencia en un matrimonio.

3. Honestidad

En un mundo tan lleno de deshonestidad, este es un valor muy importante a considerar. La honestidad nunca será démodé ni arcaica. Saber que tienes a tu lado a una persona que valora las actitudes honestas es motivo de gran felicidad.

4. Leal

Considere que su futuro esposo también debe ser su mejor amigo y confidente. Una persona a la que le confías tu vida y tus sentimientos.

5. Socio

Después del matrimonio se convertirán en uno y se completarán el uno al otro. La asociación y el compañerismo deben formar parte de su vida diaria. Busque a alguien que reconozca la importancia de este valor.

6. Fiel

Busque a alguien que sea fiel a sus sentimientos y valores. El mundo está lleno de casos de infidelidad en el matrimonio, hecho que trae consigo mucho dolor y sufrimiento.

7. Respeto

Todos tenemos nuestros defectos y forma de ser. Todos somos diferentes. Tener una persona que te respete por quién eres y te valore es fundamental para lograr la felicidad en el matrimonio.

8. Amor

El amor se transmite a través de pequeños actos. Cásate con alguien con quien sientas la actitud, que también te ame. No hay una relación feliz cuando solo uno de los cónyuges ama realmente al otro.

9. Sentido del humor

Qué bueno cuando dos personas que se aman y están dispuestas a pasar la vida juntas tienen momentos de risa y alegría. La vida no se trata solo de problemas, hay muchas cosas por las que vale la pena sonreír.

10. Empatía

Llorar con los que lloran, consolar cuando se necesita consuelo, se necesita empatía. En el matrimonio esta es una cualidad que debe estar presente a diario, para que sus motivos de alegría y tristeza sean también los suyos y puedan ayudarse mutuamente.