Las mamás sobreprotectoras piensan que los niños deben mantenerse alejados de la cocina. Si este es tu caso, ¡debes saber que estás perdiendo una gran oportunidad! Cocinar con los niños y fomentar su gusto en la cocina es una excelente forma de estimular la creatividad y la coordinación espacial de los más pequeños. Además, ¡cocinar puede hacer que los niños creen el gusto por la comida y empiecen a comer mejor!

¡Poner a los más pequeños para ayudar en la cocina solo trae beneficios! Para animarle a que se ensucie las manos, aquí enumeramos las mejores recetas para hacer con niños. ¿Estás interesado? ¡Entonces compruébalo!

  1. Tortilla francesa

La tortilla es una receta sencilla de hacer y fácil de complacer al paladar de los niños. Los principales ingredientes para preparar este plato son:

  • huevos;
  • cebollín;
  • pimienta y sal al gusto;
  • queso mozzarella.

La cantidad de cada ingrediente depende del tamaño de la tortilla que quieras hacer. Todo esto es solo para “pasta”, e incluso puedes rellenar tu tortilla con lo que más le guste a tu hijo, como jamón, queso y tomates.

El método de preparación es muy sencillo: basta con batir los huevos con el resto de ingredientes hasta que formen una mezcla homogénea. Luego vierta la mezcla en una sartén engrasada. Después de que los huevos se fríen por un lado, agregue el relleno sobre la tortilla abierta y dóblela por la mitad. ¡Listo!

  1. Ensalada de frutas

Además de fácil, la ensalada de frutas es una receta versátil. Puedes cambiarlo según las preferencias de tu hijo, pero lo interesante es que pones al menos una fruta diferente en la ensalada, para que tu hijo pueda saborearla.

Nuestra sugerencia es una macedonia de frutas de manzana, naranja, papaya y fresa. La mayoría de estas frutas son ácidas, por lo que la papaya actúa para romper la acidez y endulzar el postre. La naranja libera el jugo que hace que la ensalada esté húmeda y deliciosa por más tiempo.

Si su hijo quiere algo aún más dulce, ¡agregue miel en lugar de leche condensada! También es una buena opción mezclar yogur.

  1. Pasta

Este es un plato famoso y muy conocido por los niños. ¡Es difícil encontrar a alguien a quien no le guste la pasta! Pero debes preguntarte, «¿qué tiene de especial esta receta?»

¡Pues bien! La sugerencia es sustituir la salsa industrializada por una casera. Para esto necesitarás:

  • 5 tomates;
  • 1 cebolla picada;
  • 2 dientes de ajo picados;
  • 2 cucharadas de aceite de oliva;
  • Sal, pimienta y albahaca.

Hacer una cruz en la parte inferior de los tomates y dejarlos en agua hirviendo durante unos minutos. Luego colócalos en hielo y quita la piel. Pica cada uno y quita también las semillas. Vuelva a ponerlos en el agua caliente y agregue los ingredientes restantes.

Si desea agregar carne molida y queso rallado a la salsa, ¡siéntase libre! Las recetas se pueden cambiar según su gusto.

  1. Panqueque de colores

Esta es la receta tradicional de panqueques a la que estás acostumbrado. Huevos, leche, harina y levadura. ¡Pero hay una diferencia! En la mezcla de masa, agregue remolacha, espinacas o zanahorias.

¡Estos alimentos tienen un color fuerte y hacen que los panqueques tengan un hermoso color! Puedes hacer porciones dulces con canela y miel o glaseado de chocolate, pero esta masa también es una excelente opción para recetas saladas.

No importa cuál hagas, lo fundamental es poner a los niños a trabajar en la cocina. Además de participar en la preparación de la comida (y comer, claro), los más pequeños deben ayudar con la organización y limpieza. Todo esto ayuda a mejorar sus papilas gustativas y estimula la creatividad, además de fortalecer los vínculos entre padres e hijos. ¿Te gustaron las recetas para hacer con los niños?