Ya sea por motivos laborales, especialización en el campo, o cualquier otro motivo, muchos padres y madres se encuentran en un verdadero dilema a la hora de ayudar a su hijo a mudarse. Además del impacto que esta decisión trae a la vida de la pareja, es necesario explicar y, principalmente, preparar a los niños para esta nueva etapa en la vida familiar.

Con eso en mente, hemos reunido en este post 5 consejos para ayudarte en ese momento y evitar que tus hijos tengan dificultades para adaptarse (o incluso aceptar) este viaje a otro estado o país. ¡Seguir!

Explique a los niños los beneficios de mudarse

Para empezar, es importante que les expliques a tus hijos por qué se muda la ciudad y qué beneficios traerá a tu familia.

Demuestra, de forma sencilla y didáctica, que este paso es importante para tu carrera, que permitirá más calidad de vida para todos y será una excelente posibilidad para aprender un nuevo idioma o conocer nuevas culturas.

No solo eso, sino que aprende a escuchar y presta atención a las dudas que tendrán los más pequeños. Juegan un papel crucial en la infancia, para el correcto discernimiento de la situación en la que se encuentran.

Busca con ellos curiosidades de la nueva ciudad

También puedes (y debes) aprovechar los momentos libres para sentarte con tus hijos y, juntos, buscar puntos de interés en la nueva ciudad y qué curiosidades tiene.

Búsqueda de festivales tradicionales, comidas regionales, atractivos turísticos, áreas de ocio (parques, zoológicos, plazas y parques infantiles), espacios culturales (museos y galerías de arte), playas, etc.

Toda esta información ayuda a estimular su curiosidad, que comenzará a dejar de ver el cambio de ciudad como algo malo. Muestre cómo esta será una oportunidad para nuevas experiencias, conocer lugares, disfrutar de la comida y mucho más, junto a la familia.

Habla sobre la nueva escuela

Otro consejo importante es hablar previamente con los niños sobre la escuela donde van a estudiar. Conoce cuáles son las ventajas del colegio, las diferentes actividades que realiza la institución, etc.

Muestre imágenes y videos del lugar para ilustrar cómo es el espacio y qué pueden esperar. Esto ayudará en el proceso de familiarización y reducirá la ansiedad provocada por no conocer todavía el entorno.

Anímelos a ayudar con el cambio

Aprovecha este momento para contar con la ayuda de tus hijos. Pídales que guarden juguetes, ropa y otros artículos personales. Deje que le ayuden con actividades como empacar algunos objetos en la casa.

De esta forma, se involucran durante todo el proceso y se sienten parte importante de las decisiones familiares. Esto también trabaja en su nivel de adaptación y les ayuda a interactuar con la situación de una manera más liviana y natural.

Demuestre que separarse de los amigos no significa terminar la amistad.

Hay un consejo esencial sobre las amistades de los niños. Después de todo, separarlos de sus amigos de la escuela es un punto delicado, que puede dejarlos abatidos e incluso estresados.

Por eso, explica que las amistades que tienen no se acabarán con el cambio de ciudad. En realidad, pueden seguir chateando por teléfono, redes sociales, aplicaciones de mensajería, videollamadas, etc.

Durante las vacaciones escolares, puede realizar un viaje a la ciudad de origen. Así, tus hijos podrán ver a antiguos compañeros y mantener recuerdos afectivos del lugar donde nacieron.

Siguiendo nuestros consejos, será más fácil para los niños adaptarse al cambio de ciudad y entenderán que esta nueva realidad será una experiencia beneficiosa para todos.

Si podemos ayudarlo a preparar a sus hijos para la mudanza de la ciudad, siga nuestras redes sociales para conocer otros temas y consejos esenciales sobre el cuidado de los niños.