Quien sea madre conoce las ganas de organizar una fiesta infantil impecable e inolvidable cuando se acerca el cumpleaños del pequeño. Sin embargo, este deseo trae consigo una serie de dudas e inseguridades sobre el evento. Mantén la calma y asegúrate de poder organizar una bonita fiesta, sin mucho trabajo y sin perder mucho tiempo.

¡Continúa leyendo este post y descubre seis consejos para organizar una fiesta infantil inolvidable!

Comprenda a quién debe invitar y quién puede quedar fuera

En los primeros años del niño, a pesar del enorme deseo de montar una mega fiesta y mostrar a todos lo lindo que es su hijo, es más interesante y menos estresante organizar una fiesta infantil más pequeña para familiares y amigos cercanos.

Siempre es una duda si invitar o no a miembros de la familia que no son tan cercanos. Para tomar esa decisión de manera segura, evalúe el tamaño del grupo y asuma que no siempre es posible complacer a todos.

Si la fiesta es más pequeña, no tiene sentido invitar a miembros de la familia que no son tan cercanos. En este caso, vale la pena justificar que la celebración fue simplemente para no dejar la fecha en blanco, y si estas personas no tienen hijos, esta puede ser una explicación razonable.

Pero si su hijo es mayor y comprende lo que significa tener un cumpleaños, entonces puede invertir en una fiesta más elaborada para más invitados, incluidos familiares menos cercanos y amigos con menos contacto, sin olvidar, por supuesto, el amiguitos!

Menú fijo y cantidades para niños

Para los niños, los hot dogs tradicionales, la pizza, las palomitas de maíz y los productos horneados funcionan muy bien y son fáciles de preparar. Refrescos, jugos y agua complementan el menú.

Los niños comienzan el evento aceptando todos los bocadillos, pero terminan distrayéndose con los juegos y dejan de comer continuamente. Por lo tanto, estimar para ellos un consumo de un artículo por bocadillo más robusto (pizza, hot dogs, sándwiches) y de ocho a diez de los bocadillos es un cálculo seguro.

Los refrescos deben estar en la proporción de cuatro vasos de plástico de 100ml (corresponde al vaso pequeño) por cada niño, es decir, más o menos un litro de refresco por cada dos niños.

Los dulces suelen ser populares en las fiestas infantiles; por lo tanto, un cálculo de ocho dulces por niño está bien.

Menú fijo y cantidades para adultos

Para los adultos, canapés y sándwiches con rellenos más sofisticados rematan la carta de forma sencilla. No es imprescindible que existan diversas bebidas alcohólicas; puede incluir solo cerveza de barril (700ml por persona) o, si el presupuesto lo permite, ofrecer whisky (una botella para diez personas), vino y champán (una botella para cinco personas).

Los adultos ciertamente consumirán más, por lo que un cálculo de quince bocadillos (y canapés) y cinco sándwiches resultará en una estimación segura para que nadie tenga hambre. Para los dulces, la estimación de cinco unidades por adulto servirá un rico buffet.

El bizcocho debe calcularse considerando cien gramos por comensal, o el equivalente a una rebanada fina. No exageres con este tema, porque para el momento de las felicitaciones los invitados ya habrán probado todo el buffet ofrecido, y muchos ni siquiera probarán el pastel.

Proporcionar diversión a los niños

Proporcionar una piscina de bolas y un trampolín garantiza la alegría de los niños. También será interesante un rincón de juguetes para los más pequeños, con legos, puzzles, juguetes educativos, cochecitos y muñecos.

Cuando se trata de juegos, es divertido intentar organizar uno o dos en los que también participen adultos. Esta estrategia hace que la interacción sea mayor y la fiesta deja ese aire sin tener padres y adultos de un lado, niños del otro. Puede ser el buen baile de las sillas, con la participación de todos, o un juego de búsqueda del tesoro, siguiendo pistas con la guía de los padres.

Contrata a un animador infantil

Vale decir que en espacios reducidos, donde no es posible construir una gran infraestructura, utilizar animadores de fiesta es una excelente opción, ya que sabrán entretener a los niños utilizando el poco espacio disponible, sin tener que invertir en juguetes y otras ideas.

¡Comenta en este post si los consejos te resultaron útiles y deja otras sugerencias sobre cómo organizar una fiesta infantil inolvidable!