Después de esperar nueve meses, finalmente conociste la cara de tu bebé. La realización de este sueño es maravillosa, pero no hay mucho tiempo para pensar en ello, porque pronto comienzas a amamantar y empiezan a surgir dudas. En este punto, muchas madres se preguntan qué cuidados deben tomarse al amamantar. Para ayudarte en este período y aclararte todo, ¡asegúrate de seguir nuestros cinco consejos sobre la lactancia materna!

Siga una dieta equilibrada e invierta en líquidos

Muchas madres están preocupadas por qué comer en ese momento, especialmente las que están en su primer viaje. De hecho, no hay un menú específico, pero es bueno que sigas con una dieta equilibrada y saludable, ya que esto es bueno para ti y para el bebé también.

Además, es bueno prestar especial atención a los líquidos y esforzarse por aumentar su ingesta. El agua es la materia prima para la producción de leche dentro de tu cuerpo, por lo que es normal que sientas más sed. Para no comprometer la producción y continuar amamantando a su bebé con facilidad, aumente la cantidad que bebe por día.

Manténgase alejado de ciertos alimentos

Aunque no existe una restricción alimentaria clara, es bueno tener cuidado con algunos alimentos, ya que pueden provocar una reacción negativa en el bebé. Algunos de los alimentos responsables de que esto ocurra son: leche de vaca, castañas, mariscos y cerdo. Por lo tanto, puede ser mejor mantenerse alejado de ellos durante este período.

Además, es bueno evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que esto puede dificultar la retención de los nutrientes en la dieta (y aún así el bebé puede absorberlos). Es decir, no es buena idea. Finalmente, beba bebidas con cafeína con moderación.

Olvida el régimen

Muchas madres quieren recuperar sus medidas previas al embarazo, pero este no es el momento ideal. Reducir las calorías mientras amamanta puede no ser bueno porque su cuerpo las necesita para que pueda continuar amamantando sin interrupciones. Para que tengas una mejor idea, las mujeres consumen un 20% más de calorías en este período de la vida, es decir, la lactancia en sí te hará perder peso.

Cuidado con los remedios

A diferencia del embarazo, varios medicamentos se liberan durante la lactancia, pero es bueno consultar a su médico siempre que necesite alguno de ellos. Después de todo, la automedicación es un peligro en cualquier etapa de la vida.

La píldora anticonceptiva se puede consumir para prevenir un nuevo embarazo, pero es importante elegir solo aquellas que no tengan estrógeno en la composición, ya que puede llegar al bebé a través de la leche y provocar un desequilibrio hormonal.

Amamante durante al menos seis meses

Muchas madres también se preguntan cuándo amamantar. Lo ideal, según la Organización Mundial de la Salud, es la lactancia materna exclusiva hasta que el bebé tenga seis meses. Si vuelve al trabajo antes de eso, puede ordeñar la leche y pedirle a alguien que se la dé al niño.

Después de los primeros seis meses, se debe mantener la lactancia materna, pero ahora en asociación con la alimentación complementaria. Puede durar hasta 2 años o más, en ciertos casos.

Si tiene alguna dificultad con la lactancia, como poca leche o leche con piedras, por ejemplo, no debe desesperarse. ¡Sin culpa en ese momento! El mercado ya tiene fórmulas que pueden ofrecer todo lo que el bebé necesita y puedes elegir una de ellas. Pero asegúrese de discutir esto con su médico.

Como ves, estas son dudas muy comunes, pero pueden despejar tu mente en este nuevo y maravilloso período que es la lactancia. Siguiendo estos consejos sobre la lactancia materna, este período será aún más tranquilo y ligero para ti. Si tiene alguna pregunta y desea una aclaración más específica, ¡asegúrese de comentar en el espacio a continuación!