Al descubrir el embarazo, muchas mujeres comienzan a leer decenas de libros, consultar miles de blogs, revistas y muchas otras fuentes de información para sentirse completamente preparadas para todo. Pero la gran pregunta sobre la maternidad es que nunca estarás completamente preparada.

Si bien esta investigación es fundamental, existen informaciones y descubrimientos propios de tu vida diaria que no estarán en ningún libro. No queremos decir que este estudio sea una pérdida de tiempo, pero el punto es no depender completamente de estas fuentes previas a la maternidad.

Además, esté abierto a eventos imprevistos y otros tipos de sabiduría común. A continuación, enumeraremos situaciones y experiencias relacionadas con la maternidad que necesitas conocer y te ayudarán a afrontar todo con más tranquilidad.

Todo cambiará todo el tiempo

No importa cuánto intente establecer una rutina, nunca podrá controlar o predecir todos los hechos. De un día para otro, de una hora a otra o incluso cada minuto, las cosas pueden cambiar y cambiarán.

Tendrás que elegir, incluso con dudas, qué será lo mejor y tus elecciones no siempre serán las correctas, después de todo, no te culpes. Tenga en cuenta que está haciendo todo lo posible y que todos sus gestos y elecciones, incluso las incorrectas, son prueba de su amor por su hijo.

Tu cuerpo estará inestable después del parto

Ya sabes que esto sucederá, pero siempre es bueno reforzarlo para que no te decepcione el retraso que requiere todo para volver al lugar. La recuperación para algunas madres puede ser difícil, dolorosa, pero es parte de este momento perfecto que es dar a luz a un hijo.

No te culpes, no te arrepientas y sigue cuidándote, eligiendo alimentos más saludables, dando paseos siempre que puedas y valorando los puntos fuertes de tu belleza.

Tu bebé nunca será como los demás

No es y nunca será como los demás, es muy probable que no se comporte como está escrito en los libros y además siempre te traerá novedades. Lo principal para conocer a tu hijo y desarrollar una gran relación con él es olvidar las fórmulas de los libros y dedicarse a observarlo y comprenderlo día tras día.

Necesitarás aprender a rechazar suavemente los consejos

Todos tendrán su propia opinión sobre lo que es mejor para el bebé y por muy bien intencionadas que sean las indicaciones, debes filtrar estas intervenciones y cuanto antes lo manejes, mejor será para ti.

Hay dos formas de lidiar con este consejo: responder con dureza dejando en claro que no necesitas consejos o mostrar confianza en ti mismo, ser amable y dejar en claro que sabes lo que es mejor para tu hijo.

Si eliges una postura más firme y directa, obtendrás resultados más rápidamente, pero la amabilidad, aunque no es la forma más fácil de acabar con estas intervenciones, es la mejor opción sobre todo para evitar problemas con familiares y personas cercanas.

Para tener éxito debes estar dispuesto a crecer

Por mucho que ya sepas mucho, con la ayuda de los libros o de la vida cotidiana, la mayor verdad de todas es que seguirás sin saber nada si no decides aprender de tus errores. Para tener éxito necesitas crecer y para ello, el primer paso es no tener miedo de intentar aprender de los pequeños fracasos.

Sea humilde, aprenda todos los días, pruebe cosas nuevas, descarte lo que no funcionó, comience de cero cuando lo necesite. La vida no es una competencia y lo que representará su éxito será el tamaño del amor que recibirá su bebé.