El aceite de cártamo existe desde hace mucho tiempo en el mercado, pero ahora es uno de esos productos que está de moda, porque promete ayudar con la pérdida de peso.

Propiedades del aceite de cártamo

El cártamo es una planta oleaginosa, rica en omega 6. Las semillas de esta especie tienen altos niveles de aceites (35 a 40%) de excelente calidad, tanto para consumo humano como para uso industrial. El aceite de cártamo contiene altos niveles de ácido linoleico (70%) y ácido oleico (20%).

Según algunas encuestas, ¡sí! Los estudios demuestran que el aceite de cártamo reduce principalmente la grasa abdominal. El aceite de cártamo disminuye el apetito y promueve una sensación de saciedad. De esta manera, «obliga» al cuerpo a utilizar la grasa acumulada como combustible. Sin embargo, el consumo debe ir acompañado de una dieta equilibrada y ejercicio físico.

El cártamo reduce el apetito y tiene ácido linoleico, poderoso para bloquear la transferencia de grasa del torrente sanguíneo a las células. Con esto, el cuerpo utiliza la grasa almacenada como energía, eliminándola.

Rico en ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados, el aceite de cártamo tiene la propiedad de promover estímulos de saciedad aumentando la leptina, una hormona resistente en personas obesas. Contiene omega-6, ácido linoleico, que protege contra el cáncer, la formación de placas de colesterol en las arterias y la diabetes tipo 2.

Beneficios del aceite de cártamo

  • Ayuda en el proceso de pérdida de peso.
  • Ayuda a acelerar el metabolismo.
  • Rico en omega 6
  • Disminuye el colesterol.
  • Ayuda a reducir los lípidos en el cuerpo.

Además de los beneficios relacionados con el proceso de adelgazamiento, el aceite de cártamo tiene propiedades antiinflamatorias, contribuye a la mejora del sistema inmunológico y provoca un aumento del colesterol bueno (HDL), además de una disminución del colesterol malo (LDL). Esto reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como la arteriosclerosis.

Y no olvides que ningún tipo de producto obra milagros, un cuerpo realmente sano solo se puede lograr si se asocia al cuidado diario con la alimentación y el ejercicio. Productos como el aceite de cártamo solo ayudan en la búsqueda de un cuerpo sano.

Contraindicación

Aunque no existen reportes de efectos secundarios derivados del uso del aceite, se recomienda evitar su consumo entre mujeres embarazadas, mujeres en período de lactancia, niños y diabéticos. El aceite de cártamo es un complemento alimenticio y no un producto para bajar de peso. Pero, aun así, no debe consumirse sin la guía de un médico y nutricionista.