Al igual que con la piel, la salud del cabello es una buena medida de la calidad de sus alimentos que pueden sanar el cabello o dañarlo. Si sigues un menú equilibrado, nutritivo y saludable, probablemente tu cabello estará brillante, ligero y fuerte. Asimismo, las malas dietas pueden dejar el cabello débil, quebradizo y sin vida.

Cada hebra de cabello está formada por células que contienen una proteína llamada queratina. Y estas células ciliadas deben nutrirse constantemente con minerales y vitaminas. Con buenos hábitos alimenticios es posible prevenir la caída del cabello y mejorar su crecimiento. Echa un vistazo a 6 alimentos súper importantes para mantener la vitalidad del cabello.

Huevo

El consumo regular de huevos ayuda a mantener la salud del cabello. No es nuevo que los huevos formen parte de las recetas caseras de hidratación del cabello. Pero comerlo también es beneficioso: la comida tiene proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales como zinc, selenio y hierro. Juntos, estos nutrientes contribuyen al proceso de formación capilar y multiplicación de las células ciliadas, haciéndolas más saludables. Comer alimentos ricos en proteínas contribuye al crecimiento del cabello porque los folículos pilosos están compuestos principalmente por este nutriente.

Zanahoria

Las zanahorias son muy nutritivas para el cabello. Ayuda a mantener la pigmentación natural (posponiendo el envejecimiento por un tiempo) y también previene la caída del cabello. Todo esto porque es rico en betacaroteno, una sustancia que actúa como un excelente antioxidante, retardando el envejecimiento de las células. Este mismo betacaroteno es un precursor de la vitamina A, que favorece la nutrición e hidratación del cabello.

Frijoles

Por ser rico en hierro, los frijoles son uno de los alimentos capaces de prevenir la anemia y asegurar un cabello más sano. Las legumbres también son una excelente fuente de zinc, que ayuda al crecimiento del cabello. Además, los frijoles aportan aminoácidos esenciales para la formación del cabello. Cuando hay una falta de hierro en el cuerpo, puede provocar la caída del cabello.

Una gran mezcla son los frijoles y la carne roja. Son alimentos muy complementarios. La carne roja tiene altos niveles de aminoácidos y hierro. Estos nutrientes contribuyen mucho a la salud del cabello. Y debido a que tiene vitamina B, que actúa como coadyuvante en la formación de queratina, la alimentación también es una excelente opción para mantener el cabello más fuerte.

Aguacate

El aguacate es una excelente fuente de grasas buenas para el cuerpo. El consumo de aguacate promueve el crecimiento del cabello debido a la presencia de vitamina E. Esta vitamina protege algunas áreas de la piel, como el cuero cabelludo, del estrés oxidativo en el cuerpo. Por tanto, los pelos ganan más fuerza y brillo.

Castañas

Otra categoría de alimentos que tiene mucho que ofrecer a nuestro cuero cabelludo: las semillas oleaginosas (nueces de Brasil, almendras y nueces). Son perfectos para quienes sufren de pelos frágiles. Esto se debe a que son ricos en ácidos grasos, que ayudan a fortalecer el cabello y le dan un aspecto más lleno y saludable. Entonces, un buen consejo es comer al menos un tipo de oleaginosas al día.

Frutos rojos

Los frutos rojos como la mora, el arándano, la frambuesa y la fresa, son ricos en antioxidantes que combaten los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro del cabello. Todavía favorecen la microcirculación en el cuero cabelludo. La vitamina C, que se encuentra en estas frutas, también está relacionada con la hidratación y la prevención de caídas. Hacer un batido con bayas es excelente para el cabello, ya que contiene una mezcla de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Si su dieta es baja en nutrientes, la suplementación es ideal.