La col rizada es una verdura muy rica en minerales (calcio, hierro y fósforo) y vitaminas (A, complejos B y C). Es excelente para combatir problemas digestivos, enfermedades hepáticas, cálculos renales, menstruaciones dolorosas, artritis, bronquitis, además de curar úlceras de estómago. La col también se puede utilizar para prevenir las resacas, aliviar el estreñimiento (por su alto contenido en fibra), prevenir el malestar y aliviar los dolores provocados por las úlceras gástricas.

El repollo es un formidable depósito de yodo y debe ser consumido regularmente por bocio o paperas, una enfermedad originariamente producida por la deficiencia en la ingesta de este mineral.

El yodo de la col es un componente esencial de la glándula tiroides, participando en la producción diaria de las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3).

Col rizada: equilibrio entre calcio y magnesio

El repollo es un alimento más adecuado para los huesos que la leche de vaca. Además de tener calcio y magnesio, lleva estos dos minerales en la proporción adecuada. El calcio necesita magnesio en la medida adecuada para poder realizar sus funciones; entre ellos, formando masa ósea.

La leche de vaca tiene nueve veces menos magnesio y tres veces más calcio que la proporción requerida. Esto dificulta que el calcio de la leche se adhiera a nuestro esqueleto. Este desequilibrio aumenta el riesgo de pérdida ósea, de ahí el riesgo de osteoporosis.

El magnesio también es socio del calcio en varias otras tareas: ayudar al cuerpo a deshacerse de la acumulación de grasa, mantener la presión arterial bajo control, regular la acción de las hormonas y controlar los movimientos musculares.

En el repollo, el magnesio es parte de la clorofila, una sustancia que le da color verde a la hoja y con el potencial de renovar las células de nuestro cuerpo. Significa que la verdura tiene más de esta ventaja: rejuvenece.

Importancia de la col rizada para la salud

Contiene fibras que aumentan nuestra sensación de saciedad. Es bajo en calorías y por ello es muy utilizado en dietas para adelgazar.

Es rico en glicosinolatos, fitoquímicos naturales con acción desintoxicante; es decir, estimula la limpieza de sustancias tóxicas del organismo.

Reduce la hinchazón y mejora la textura de la piel, especialmente el acné. Es rico en vitamina A (RE), que actúa como antioxidante. Los antioxidantes son responsables de combatir los radicales libres asociados con el envejecimiento prematuro de la piel.

Fortalece tus huesos: la col es rica en magnesio y calcio en la proporción ideal. Para mejorar la densidad ósea, el calcio no es suficiente, también necesitamos magnesio (sin magnesio, el calcio no juega un papel en el hueso)

El magnesio de la col es fundamental para la formación y buen funcionamiento de nuestros neurotransmisores, que son los encargados de mantener nuestro buen humor.

El repollo es una fuente de minerales del complejo B como niacina (vitamina B-3), ácido pantoténico (vitamina B-5), piridoxina (vitamina B-6) y riboflavina.

Las hojas y los tallos son buenas fuentes de minerales como hierro, fósforo, calcio, cobre, manganeso, selenio, potasio y zinc.

También es fuente de vitamina E y proteínas.

Jugo de col

El jugo de col es un excelente tónico mineralizante para el organismo, además de actuar como desparasitante y estimulador del apetito. Aunque el jugo tiene un contenido calórico muy bajo, satisface la sensación de apetito. Por tanto, puede recomendarse para el tratamiento de personas obesas.

Zumo de col con naranja y jengibre

Ingredientes

  • 2 hojas de col rizada desgarradas (bien lavadas y con tallos)
  • 1 naranja pelada
  • 1 pieza de jengibre sin cáscara (1 cm)
  • Agua

Manera de hacer

Corta las naranjas en trozos, quita las semillas y colócalas en una licuadora. Agrega la col, el jengibre, el agua y bate bien. Colar y servir a continuación. Vea otras opciones de jugo verde.

Pulpa de col rizada congelada

Como la durabilidad del repollo es corta, lo ideal es preparar cubos de repollo concentrado para su uso posterior.

Colocar en una licuadora o centrifugar un paquete completo (incluidos los tallos) de repollo bien lavado y, preferiblemente, orgánico.

Agrega un poco de agua filtrada y bate hasta que se forme un caldo espeso.

Colar, distribuir en forma de hielo y colocar en el congelador.

Después de congelar, proteja el molde con film transparente.

Use uno o dos cubos de col rizada congelada diariamente para preparar su jugo. Batir o dejar que se disuelva en el jugo de su elección y agregar limón o naranja.

Cómo consumir la col rizada

La cantidad ideal para obtener los beneficios y comer con moderación es de 5 hojas al día, medida que es totalmente segura.

La mejor alternativa es comer col rizada cruda para aprovechar mejor todos sus nutrientes.

Si el repollo está estofado, es recomendable no pasar demasiado tiempo al fuego. La idea es simplemente sofreír la col rápidamente, sin que permanezca mucho tiempo en el fuego.

Atención con col rizada

A pesar de todas las buenas características y propiedades mencionadas, la col es una de las hortalizas que contiene más residuos de pesticidas. Trate de consumir repollo orgánico. ya que esto nos garantiza que su producción cumple con los más altos niveles de calidad, además de no afectar nuestra salud.