La papaya es una fruta muy nutritiva, que contiene vitaminas A, C y el complejo B. También tiene sales minerales como: hierro, calcio y fósforo. También tiene papaína, una enzima que ayuda en la digestión de los alimentos y la absorción de nutrientes por parte del cuerpo.

La papaya es una fuente de carotenoides, como el betacaroteno, la zeaxantina y la luteína. Los carotenoides son complejos químicos y vitamínicos que son muy importantes para prevenir enfermedades de la retina, como las degeneraciones de la mácula y las distrofias retinianas. Los carotenoides también actúan como adyuvantes en el tratamiento de enfermedades relacionadas con esta parte del ojo. La fruta también tiene un efecto beneficioso sobre las condiciones de cataratas y puede ayudar a prevenir y cuidar la enfermedad, previniendo la progresión acelerada.

Más beneficios de la papaya

Ayuda a regular el intestino, ya que tiene una buena cantidad de fibras, que aumentan la peristalsis (contracciones), facilitando así la evacuación.

Posee carotenoides que se relacionan con funciones antioxidantes o acciones biológicas, como fortalecer el sistema inmunológico, disminuir el riesgo de enfermedades degenerativas como cáncer, enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Rica en vitaminas del grupo B (B1, B2 y B5), que ayudan al sistema inmunológico.

Es rico en vitamina C, que acelera la cicatrización y tiene propiedades antioxidantes, capaces de bloquear la formación de diversas sustancias cancerígenas. De hecho, tiene más vitamina C que la naranja y el limón.

Tiene fósforo, que aumenta la resistencia de los deportistas, combate la fatiga y es un buen tónico general.

Otra sustancia interesante es la papaína, una enzima que se encuentra en la pulpa de la papaya y que actúa como facilitadora del proceso digestivo de las proteínas. Destaca también su uso industrial o comercial para el ablandamiento de carnes.

Excelente para pacientes con dificultad para masticar o convalecientes porque la pulpa es suave y fácil de masticar y digerir.

Contiene fibras solubles, que ayudan a reducir el colesterol cuando se asocian con una alimentación saludable y ejercicio.

Contribuye al equilibrio ácido-alcalino del organismo.

Es diurético, emoliente, laxante y refrescante.

Buen purificador de sangre.

Beneficios de la papaya para la piel

La papaya nutre la piel y no es comedogénica, siendo ideal para hidratar la piel grasa. La parte interior de la cáscara de papaya también se puede utilizar y es ideal para eliminar manchas en la piel del rostro. Simplemente frótelo en su cara por un tiempo insistiendo en las regiones afectadas y luego lávese con agua dulce.

Mascarilla de papaya para la piel

Ingredientes

Un trozo de papaya (suficiente para cubrir la cara)

Modo de preparo

  • Abre la papaya, quita las semillas y tritura la pulpa con un tenedor.
  • Ya con la piel limpia, aplica la pulpa de papaya, masajeando hasta que se extienda por todo el rostro.
  • Deje reposar durante 20 minutos.
  • Luego, lávate la cara con agua fría.

Cuánto y cómo consumir

No tiene por qué ser mucho: una pequeña rebanada de papaya formosa o media papaya todos los días, a cualquier hora del día.

Para potenciar la acción, también es bueno ingerir zinc, que está presente, por ejemplo, en las nueces de Brasil. Las grasas pueden potenciar la acción de los carotenoides en el cuerpo. Por eso, vale la pena rallar una o dos nueces de Pará sobre tu papaya, antes de consumirla. Además de comer papaya fresca, puedes usarla en jugos, vitaminas y batidos.

Puedo consumir las semillas

Sí, las semillas de papaya también tienen propiedades medicinales. Son muy buenos para tratar las lombrices intestinales.

Hay alguna diferencia entre la papaya y la papaya de Formosa

Los beneficios y propiedades son casi los mismos. Sin embargo, la papaya Formosa tiene una pequeña ventaja ya que contiene menos azúcar y también menos pesticidas.

¿Sueles incluir la papaya en su vida diaria?