La hidratación a base de jugos de frutas y verduras frescas aporta a nuestro organismo la mayoría de las vitaminas, minerales, aminoácidos y enzimas necesarios. Además, los líquidos siempre son bienvenidos a nuestro cuerpo.

Propiedades de los jugos

El jugo ayuda a nuestro cuerpo a asimilar los valiosos nutrientes que se encuentran en los alimentos. Se encuentran en verduras, frutas y verduras, son enzimas: catalizadores orgánicos que aumentan la tasa de absorción de los alimentos por parte del cuerpo. Sin embargo, estas enzimas se destruyen al cocinar los alimentos. Es por eso que una parte de su dieta debe consistir en productos frescos y crudos. La digestión rápida y fácil de estos alimentos, gracias a las enzimas, le proporcionará más energía y salud.

Frutas, verduras o verduras, independientemente de la receta de la bebida, el agua es una presencia constante. El líquido es fundamental para el mantenimiento de las funciones vitales del organismo, ya que participa en todos los procesos metabólicos.

Al introducir jugos naturales en su dieta diaria, verá mejoras en su salud. Entre los beneficios, el jugo de frutas:

  • Mejora el rendimiento físico y cardiovascular.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Proporciona un sueño de mejor calidad, más energía y menos estrés.
  • Controla la temperatura corporal.
  • Transporta las fibras que estimulan el trabajo del intestino.
  • Ayuda al funcionamiento de los riñones y promueve la digestión.
  • Favorece una piel más bella y tersa, ya que los líquidos ayudan a barrer las toxinas que se acumulan en el organismo.
  • Mejora el sistema inmunológico.

El jugo de naranja aumenta la cantidad de sustancias beneficiosas en el cuerpo, ayudando a proteger las enfermedades vasculares.

El jugo de piña es una rica fuente de sales minerales, potasio, fósforo, magnesio, sodio, azufre, hierro y calcio. Además de ser rico en vitaminas A, complejo B y C. Para colmo, ayuda mucho a tu digestión.

El jugo de limón es un gran facilitador para la liberación de toxinas del cuerpo. Su alto contenido en cítricos hace que tenga una función «detergente» en nuestro estómago.

El jugo de manzana es famoso en el mundo femenino, ya que tiene un poder rejuvenecedor, además de ser fuente de pectina, ayudando a eliminar toxinas del organismo.

Elija siempre lo natural, elaborado a partir de la propia fruta. Luego la pulpa (que no es más que el contenido de la fruta, envasada y congelada). Los jugos concentrados también se pueden consumir de vez en cuando, especialmente en esos días pico, cuando realmente no tienes tiempo para preparar jugo de frutas.

Verifique los ingredientes en el empaque: hay marcas que tienen muchos menos aditivos que otras.

Es importante que los jugos se tomen inmediatamente después de la preparación para que no haya pérdida de nutrientes y vitaminas.

Aunque los zumos de frutas contienen vitaminas, minerales y enzimas, se debe tener precaución en la cantidad, tomando como máximo un vaso al día.

Jugos de frutas y pérdida de peso

Se debe tener cuidado con el azúcar que contienen naturalmente las frutas, la fructosa. La fructosa se metaboliza rápidamente como grasa, mucho más rápido y más directamente que la glucosa, lo que a menudo promueve el almacenamiento de grasa, particularmente en la región abdominal.

Tomar jugos de frutas por la mañana, considerado por muchos como un hábito saludable, puede incrementar el riesgo de diabetes tipo II, debido a la mayor cantidad de azúcar. Después de todo, el jugo suele contener muchas más frutas que si consumiéramos estas frutas en estado crudo (es muy fácil, por ejemplo, que un jugo contenga 6 naranjas; es muy difícil comer estas mismas 6 naranjas en estado natural)

Además, al hacer un jugo, separamos la fruta (fibras) de sus fluidos. Esto hace que este azúcar se absorba mucho más rápidamente, aumentando los niveles de azúcar en sangre e insulina. Entonces, para las personas diabéticas o con sobrepeso, evite consumir jugos de frutas a diario.

Por lo tanto, los jugos, aunque a menudo son una opción saludable, deben considerarse con mucho cuidado, especialmente para aquellos que desean quemar grasa o diabéticos. ¿Sueles consumir zumos de frutas?