Los cambios significativos en la apariencia del cabello pueden afectar seriamente la autoestima de las personas. Las causas internas de la caída de cabello pueden tener graves consecuencias emocionales, tanto para hombres como para mujeres. El cabello no solo sirve como aliado estético, sino que también funciona como aislante térmico, protegiendo la cabeza de la radiación solar.

La principal indicación de un cabello sano es cuando la cutícula del cabello tiene un patrón regular. Esto hace que las moléculas de agua y proteínas permanezcan en el cabello, manteniéndolo flexible, brillante, fuerte y suave. Pero cuando nuestro cabello comienza a caerse o su estructura se altera, puede ser un indicio de enfermedad.

Las causas de la caída del cabello pueden ser internas o externas.

Causas externas de la caída de cabello

Las causas externas de la caída de cabello generalmente son causadas por el desgaste por productos químicos, como:

  • Cepillo progresivo;
  • Tintes de mala calidad;
  • Tracción de los mechones, como en las sesiones de alisado, o por la presión provocada por los peinados que tiran del cabello hacia atrás;
  • Acumulación de residuos de crema en el cuero cabelludo.

Pero la causa de la caída no es necesariamente de origen químico. Las causas comunes de origen no químico incluyen la exposición excesiva a los rayos ultravioleta, el uso de secadores y el cepillado brusco.

En ambos casos se producen anomalías en la disposición de las cutículas y, en consecuencia, en la estructura de las hebras y el cuero cabelludo, dejándolas dañadas. En estos casos, donde las escamas están abiertas, provocando pérdida de brillo, humedad y resistencia, es necesario un tratamiento profundo e intensivo. Este tratamiento debe basarse en cremas específicas para la recuperación del cabello. Además, el uso de productos químicos en el cabello debe detenerse por completo, hasta que se revitalicen nuevamente.

Cuando el cabello se cae en grandes cantidades o cuando se vuelve más delgado y escaso, no se debe prescindir de consultar a un dermatólogo para averiguar con precisión la causa.

Expertos en el campo evaluarán el problema del paciente, buscando información sobre su dieta, uso de medicamentos, vitaminas tomadas en los últimos seis meses, antecedentes familiares y enfermedades recientes. En el caso de mujeres que presenten esta dolencia, el médico debe preguntar sobre el ciclo menstrual, el embarazo y la menopausia.

El siguiente paso es examinar el cuero cabelludo, analizando las hebras de cabello con un microscopio. También pueden estar indicadas pruebas de laboratorio más específicas, por ejemplo, biopsia del cuero cabelludo.

Causas internas de la caída del cabello

Mala alimentación

Una dieta rica en vitaminas y proteínas es fundamental para fortalecer el cabello. Por tanto, para obtener los nutrientes necesarios, intenta seguir una dieta equilibrada que contenga:

  • Zinc, presente en alimentos como carnes rojas, pollo y pescado; (sepa mas)
  • Aminoácidos lisina, cisteína y prolina, presentes en la carne;
  • Betacaroteno, presente en vegetales de color naranja como zanahorias y hojas verde oscuro;
  • Vitaminas B, presentes en cereales, frutos secos, verduras, cereales integrales.

El hierro es uno de los componentes más importantes para la salud del cabello. La reserva de hierro en el cuerpo debe ser alta. Algunas personas no ingieren ni absorben bien el hierro. Las mujeres con un período menstrual muy largo o un gran volumen pierden mucho hierro y se vuelven anémicas. Para obtener más detalles sobre qué hacer, consulte nuestro artículo sobre ferritina.

Post parto

Por lo general, después del parto, en algunas mujeres se produce la caída del cabello. Sin embargo, esta caída es perfectamente normal, ocurre mientras el cuerpo de la mujer se recupera de los desequilibrios hormonales del embarazo. Otro factor agravante es la lactancia materna, un período en el que la madre tiene muchos nutrientes para el bebé a través de la leche.

La caída del cabello generalmente comienza de 2 a 3 meses después del parto y se normaliza naturalmente en 1 a 6 meses.

Durante este período, el consejo habitual es válido: evitar los baños muy calientes, el cepillado excesivo y masajear el cuero cabelludo con las yemas de los dedos. No existen restricciones después del parto con respecto al uso de tintes, tónicos y procedimientos químicos, como la permanente y el alisado.

Micosis del cuero cabelludo

Esta infección es contagiosa y más común en los niños.

Inicialmente, se forman pequeñas áreas de descamación que pueden extenderse y resultar en áreas del cabello quebradizo, eritema (enrojecimiento), edema (hinchazón) e infiltración. El tratamiento debe realizarse mediante medicación oral.

  • Uso de píldoras anticonceptivas.
  • Micosis del cuero cabelludo
  • Esta infección es contagiosa y más común en los niños.

Inicialmente, se forman pequeñas áreas de descamación que pueden extenderse y resultar en áreas de pelos quebradizos, eritema (enrojecimiento), edema (hinchazón) e infiltración. El tratamiento debe realizarse mediante medicación oral.

Uso de píldoras anticonceptivas

Las mujeres que experimentan pérdida de cabello cuando usan píldoras anticonceptivas generalmente ya tienen una tendencia previa a tener menos cabello. Si la caída ocurre, la usuaria debe consultar a su ginecólogo en un intento de reemplazar el anticonceptivo usado.

Cuando la mujer deja de usar el anticonceptivo, puede notar que la caída del cabello comienza de 2 a 3 meses después de esta interrupción y puede permanecer hasta 6 meses.

Trastornos de la glándula tiroides

En cuanto a la producción de hormonas tiroideas, tanto la disminución (hipotiroidismo) como el aumento (hipertiroidismo) pueden ser causas de caída del cabello. Estos cambios se pueden diagnosticar mediante pruebas de laboratorio. El tratamiento correcto de la enfermedad de la tiroides puede corregir eficazmente la caída del cabello.

Fiebre alta e infecciones

Una gripe fuerte puede provocar una caída excesiva del cabello durante algún tiempo, deteniéndose espontáneamente.

Tratamientos contra el cáncer (quimioterapia y radiación)

Algunos tipos de tratamientos contra el cáncer harán que las células responsables del crecimiento del cabello dejen de multiplicarse. Luego, el cabello comienza a volverse delgado y quebradizo. Esto ocurre alrededor de 1 a 3 semanas después de comenzar el tratamiento. Los pacientes pueden perder más del 90% de su cabello. Una vez finalizado el tratamiento, el crecimiento del cabello comienza de nuevo con normalidad.

Cirugía y medicación intensas

Algunos medicamentos que se usan para tratar la gota, la artritis, la depresión, los problemas cardíacos, la presión arterial alta y la anemia contribuyen al problema. El exceso de vitamina A también puede provocar una caída.

Calvicie hereditaria

Es la causa más común, y esta tendencia puede heredarse tanto del lado materno como del paterno de la familia.

Alopecia areata

Es el tipo de caída del cabello que da lugar a un área pequeña, redondeada y totalmente lampiña (“desnuda”).

Otras causas

  • Estrés psíquico;
  • De fumar;
  • Abuso de bebidas alcohólicas;
  • Menopausia;
  • Ovario poliquístico.