Cocinar con niños es una actividad que algunas madres consideran peligrosa, pero puede ser muy beneficioso para el desarrollo de la capacidad de ordenamiento e independencia de los más pequeños, de nociones de higiene, y también es una forma de hacerles consumir alimentos más saludables. Además, por supuesto, es un programa muy divertido.

¡Es cierto que esta tarea requiere cierto cuidado! Pensando en ello, separamos algunos consejos sobre cómo enseñar este arte a los más pequeños. ¡Sigue leyendo!

Ten cuidado antes de cocinar con niños

Realmente, si no prestas atención, la cocina puede ser un entorno muy propicio para los accidentes.

Por eso, es fundamental tener cierta experiencia en este entorno, por lo que la supervisión te será más fácil. Después de todo, ¿cómo es la situación si ni siquiera tienes el dominio para cocinar tú mismo y, además de la dificultad de los más pequeños, necesitas lidiar con la tuya? Complicado, ¿no?

Además, conviene recordar algunas reglas básicas de seguridad para esta tarea:

  • enseñar a los niños a lavarse las manos y la comida para que no corran riesgo de contaminación;
  • muestran la necesidad de cuidado al manipular cuchillos. Para los niños mayores, es posible enseñar algunos cortes más fáciles;
  • evita el huevo crudo! ¿Conoces el resto de la masa de pastel que a los niños les encanta tocar? Pueden correr el riesgo de sufrir una infección grave por bacterias;
  • estar siempre cerca de los niños. Los utensilios y estufas peligrosos pueden tener muchos riesgos.

Ten organización y paciencia

Cocinar con niños puede ser muy divertido, pero no se puede negar que hay que tener paciencia con la posible desobediencia y organización a lo largo de la tarea.

Es importante dejar algunas cosas listas antes de que lleguen los más pequeños a la cocina: poner lo que vas a usar en su lugar adecuado, guardar lo que no vas a usar, alejar el equipo de los bordes y quitar los cables eléctricos al alcance de la mano.

En algunas recetas, el uso de la estufa es inevitable. En tales casos, es bueno dejar las cacerolas ya organizadas, en los quemadores más distantes y con las asas detrás.

Empiece con recetas sencillas para cocinar con niños

La receta elegida debe diseñarse de acuerdo con la edad del niño. Si empieza ahora, lo ideal es empezar por los más fáciles.

A continuación, hemos separado algunas sugerencias de menú según el grupo de edad del niño. Revisa:

  • hasta 3 años: mezclar los ingredientes con una cuchara, preparar un jugo o darle forma a una masa;
  • de 3 a 6 años: armar una pizza, decorar cupcakes o preparar una ensalada, arrancando las hojas y decorando con pequeños ingredientes;
  • de 7 a 11 años: solicite leer las etiquetas e ingredientes de una receta para usted. Además, enséñele a hacer pasteles y galletas;
  • mayores de 12 años: a esa edad puedes hacer recetas que utilicen estufas (¡muy seguro!), batidora, etc. Recetas como arroz, huevos cocidos y puré de patatas son interesantes para esta fase.

¿Ves lo fácil que es cocinar con niños? Cabe recordar que no solo las mamás deben hacerse cargo de esta actividad. Los padres también pueden ser parte de este proceso, ¡especialmente aquellos que tienen buenas habilidades culinarias!

¿Te gustaron nuestros consejos sobre cómo cocinar con niños? ¿Qué tal compartir algunas recetas con otras madres? ¡Haz un comentario!