Hay una pequeña duda que, tarde o temprano, los niños preguntan a sus padres y que puede generar una serie de inseguridades en toda la familia. Es el famoso: “¿Puedo dormir en casa de mi amigo?”. Además de la preocupación por el posible comportamiento del niño fuera del hogar y el malestar que puede causarle a la madre del amigo, en ocasiones pueden surgir dudas sobre cómo armar una mochila para el niño para dormir afuera.

Artículos de higiene personal

Como madre, conoces bien la rutina de higiene de tu hijo, pero la mezcla de sensaciones que provoca la novedad puede acabar haciéndote insegura de qué traer u olvidarte de un artículo indispensable.

Una lista básica siempre es bienvenida, así que aquí está la que no te puedes perder:

  • champú;
  • acondicionador;
  • Jabón;
  • cepillo de dientes y pasta de dientes;
  • hilo dental;
  • cepillo o peine para el cabello;
  • desodorante (si el niño tiene la edad suficiente para usarlo).

Ropa extra

Si la familia de acogida decide hacer un recorrido, siempre es bueno tener una muda extra de ropa para la ocasión. Los niños también pueden ensuciarse o decidir jugar con agua, por lo que se necesitarán algunas piezas adicionales de ropa. Esto incluye ropa interior, que siempre es mejor dejar que faltar, y trajes de baño.

Al día siguiente, su hijo seguramente querrá un atuendo diferente para reemplazar su pijama (¡que, por supuesto, tampoco puede omitirse!). Finalmente, incluso si hace calor, también es importante traer ropa y ropa de abrigo.

Pijama

Es de buena educación que se les pregunte a los anfitriones con anticipación sobre la necesidad de traer ropa de cama. Es posible que no tengan una cama extra disponible, por lo que un saco de dormir es una buena opción.

¡Pero cálmate! Si no tiene uno en casa, no hay necesidad de apresurarse a comprar un artículo que se puede usar muy pocas veces. Las mantas y las almohadas también pueden reemplazarse.

Juguetes

El niño puede estar emocionado por la novedad de dormir al aire libre, pero sentirse inseguro en el momento en que se acuesta. Llevar un juguete u objeto con el que tenga un apego puede ayudar a transmitir tranquilidad.

Los juegos, libros y DVD también pueden ser parte del equipaje. Sin embargo, cabe recordar que no mola traer algo que distraiga tanto al pequeño, y que le impida divertirse con su amigo.

Comida

La oportunidad de probar una comida diferenciada puede ser beneficiosa para traer nuevos alimentos al menú infantil. Sin embargo, si tu hijo tiene algún tipo de restricción alimentaria o tiene dificultades para demostrar lo que no sabe, puede ser bueno tomar lo que está acostumbrado a consumir.

Dinero

Hable con los padres que recibirán a su hijo y pregúnteles si puede contribuir con una cantidad para cualquier salida que hagan o para ayudar con los gastos si están planeando una fiesta con los niños.

Siguiendo esta lista, el siguiente paso es tratar de no asustarse o seguir llamando repetidamente para recibir noticias. Trate de relajarse y disfrutar haciendo el tipo de programa que le encanta y que no ha hecho en mucho tiempo debido a su hijo.

Entonces, ¿nuestros consejos facilitaron que su hijo armara la mochila para que el niño duerma afuera? ¡Entonces comparte en tus redes sociales, ya que también pueden ayudar a otras mamás!