La quinua es una planta originaria de Bolivia, Colombia, Perú y Chile, y ha estado ganando mucha atención recientemente. Además de tener todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita, la quinua es fuente de calcio, hierro y ácidos grasos omega 3 y 6. Es muy rica en fibra y por tanto es una gran fuente de carbohidratos para la alimentación. Además, la quinua contiene cantidades importantes de vitamina B.

Por ser rica en proteínas, la quinua ayuda en el fortalecimiento muscular, especialmente para quienes practican actividades físicas. Sus importantes cantidades de omega 3 y 6 son importantes aliados para prevenir enfermedades cardiovasculares y reducir el colesterol. También ayuda a fortalecer los huesos y prevenir enfermedades como la osteoporosis y la hipertensión, debido a sus cantidades de calcio.

Las vitaminas del complejo B presentes en la quinua son parte esencial del buen funcionamiento del sistema nervioso, el mantenimiento muscular y la síntesis hormonal. Además, las fibras presentes en el grano dan sensación de saciedad y pueden favorecer la pérdida de peso. También es rico en zinc, un nutriente que trabaja para fortalecer el sistema inmunológico y los procesos de curación. Por último, también es un cereal recomendado para personas celíacas, ya que no contiene gluten.

Beneficios de la quinua

  • Ayuda a fortalecer los músculos
  • Previene las enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a reducir el colesterol.
  • Fortalece los huesos, previniendo la osteoporosis
  • Previene la hipertensión
  • Ayuda en el buen funcionamiento del sistema nervioso y en la síntesis de hormonas
  • Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a la curación.
  • Ayuda a perder peso debido a la excelente fuente de fibra.
  • Para los vegetarianos puede sustituir a los frijoles, ya que tiene una mayor cantidad de hierro.

Cómo consumir quinua

Ensaladas: la quinua se puede utilizar para condimentar la ensalada tanto en su estado natural (semilla) como en forma de harina.

Con leche o yogur: los cereales integrales de quinua se pueden consumir como cereal de desayuno, acompañando leche o yogur, por ejemplo. Esto ayuda a agregar más fibra a su desayuno, mejorando el flujo intestinal y asegurando la saciedad por más tiempo.

Sustitución de la harina de trigo: la harina de quinua se puede utilizar en la preparación de diversas recetas, como masa para pasteles, tartas, panes y galletas. La proporción a sustituir en las recetas es uno a uno, es decir, por cada taza de harina de trigo se reemplaza por una taza de quinua.

Mezclado en jugos o vitaminas: agregar una cucharada de harina de quinua a jugos o vitaminas agrega buenas dosis de calcio, proteínas, hierro y zinc a estas bebidas, sin mencionar todos los nutrientes que ya ofrecen las frutas. Debido a que se encuentran en forma de jugo, las frutas pierden mucha fibra y la quinua puede ayudar a equilibrar estas cantidades.

Con frutas: comer una macedonia de frutas acompañada de quinua puede ser una gran opción de refrigerio después del ejercicio, ya que las frutas son fuente de carbohidratos y quinua, de proteínas, muy importante para quienes están practicando actividad física.

Sobre arroz: Cuando cocine arroz, agregue un poco de las habas de quinua. De esa manera irás agregando nutrientes a tu arroz, y mejor: el sabor no cambia nada.

Quién puede consumir

Es apto para todas las personas. Al no contener gluten, está indicado especialmente para quienes padecen celiaquía o intolerancia. La quinua se puede encontrar en supermercados y tiendas especializadas en alimentos naturales.