Uno de los principales electrodomésticos de la casa es el frigorífico. Es fundamental mantener los alimentos refrigerados y, sobre todo, conservarlos. Al igual que cualquier otro electrodoméstico, necesito limpiar la nevera periódicamente para garantizar la higiene de los alimentos y mantener un buen aspecto.

Al limpiar el frigorífico, se debe tener cuidado para no dañar el acabado externo, interno e incluso las gomas de sellado. Al limpiar adecuadamente el aparato, es posible aumentar su durabilidad y garantizar una buena conservación de los alimentos. En esta publicación, le mostraremos cómo limpiar el refrigerador de su hogar y ayudar a que su cocina esté impecable. ¡Revisa!

Cómo limpiar el frigorífico

La limpieza del aparato debe realizarse con un paño suave y húmedo. Para obtener los mejores resultados, puede utilizar un detergente neutro. Después de limpiar con el paño y el detergente, si quieres una mejor limpieza del frigorífico, también puedes limpiarlo con alcohol en gel.

Si desea utilizar solo uno de estos productos, elija el detergente. El alcohol no elimina la grasa y otras suciedades que el detergente puede eliminar. Recuerda, después de usar el jabón neutro, pasa el paño húmedo para eliminar el producto de limpieza por completo. Este procedimiento de limpieza se puede aplicar tanto dentro como fuera del frigorífico.

Frecuencia de limpieza

En la mayoría de los casos, el refrigerador debe limpiarse cada 15 días. Para una mejor conservación del aparato, es posible realizar la limpieza semanalmente.

La frecuencia de limpieza debe ser acorde al uso del frigorífico. Por lo tanto, para las personas que viven solas, lo ideal es mensual. En hogares familiares y especialmente en hogares con niños, es recomendable limpiar la nevera cada semana, junto con la limpieza de la cocina.

Cuidado de limpieza

Al limpiar el refrigerador, debe prestar mucha atención. No utilice nunca productos con amonio y otras sustancias abrasivas o que no sean neutrales: estas sustancias pueden dañar y manchar el aparato. No utilice nunca tapones o cepillos, ya que pueden rayar el acabado o incluso la pintura exterior. Por lo tanto, elija siempre paños suaves y húmedos.

Evite el uso de productos multiusos o sustancias que tengan fragancias fuertes. El olor de estos productos puede impregnar y, en algunos casos raros, contaminar los alimentos.

Cómo eliminar los malos olores

Si el refrigerador tiene un olor indeseable, debe limpiarlo con bicarbonato de sodio después de limpiarlo con detergente. Simplemente diluye una cucharada en un litro de agua tibia y usa la solución limpiadora con un paño.

Otra forma de eliminar los malos olores es utilizar el viejo truco del carbón. El mineral sirve para absorber los olores desagradables y asegurar la fragancia de los alimentos. Pero recuerda poner el carbón en una olla destapada: esto evitará que entre en contacto con cualquier alimento.

Consejos de organización y limpieza

Le recomendamos que guarde siempre los alimentos en recipientes tapados fabricados para este fin. Esto evita que el frigorífico tenga un olor a comida característico. También recuerde etiquetar los envases con las fechas de vencimiento de cada alimento. Esto evita que te olvides de algo en la nevera durante mucho tiempo y te comas cualquier cosa caducada.

¿Tienes la costumbre de limpiar el frigorífico de tu casa? ¿Conoces otros consejos y formas de hacer esta limpieza? ¡Así que asegúrate de comentarlos y compartirlos con nosotros!