Más que nuestra tarjeta de presentación, una hermosa sonrisa aporta jovialidad, salud y bienestar. Pero para que eso suceda, realmente necesitas sonreír, sin dolor, vergüenza o miedo. Para quien cuida y cuida sus dientes todo el año, sonreír es una tarea fácil, pero para quien no puede acostumbrarse a mantener una buena higiene, esto puede convertirse en un problema.

Necesitamos tomar conciencia de la importancia de mantener en perfecto estado las funciones de la boca, los dientes y la lengua.

Qué debo hacer para mantener la salud bucal

  • Cepille sus dientes 2 veces al día
  • Use hilo dental al menos 4 veces por semana
  • Use un enjuague bucal sin alcohol (máximo una vez al día)
  • No olvides cepillarte también la lengua
  • Acude al dentista cada 6 meses

Por qué es tan importante una boca sana

La funcionalidad de la boca interfiere con todo el cuerpo. Después de todo, es a través de él que masticamos y preparamos los alimentos para que sean digeridos por el cuerpo. Cuando existe un problema como inflamación, pérdida de un diente, problemas bucales como sarro y caries, puede comprometer nuestra salud en su conjunto.

Los estudios demuestran que existe una fuerte relación entre las infecciones en la boca y las enfermedades del cuerpo, como diabetes, problemas respiratorios y cardiovasculares, entre otras. Todo esto revela que no podemos ver la boca de forma aislada.

Investigaciones recientes muestran que la presencia de bacterias en la boca está directamente relacionada con las enfermedades cardiovasculares. Aquellos que no se cepillan los dientes satisfactoriamente tienen más probabilidades de tener problemas cardiovasculares. Por tanto, un buen cepillado, por increíble que parezca a primera vista, previene estas enfermedades.

Además, en la boca encontramos bacterias, virus y otros microorganismos nocivos para la salud. Y, debido a que no nos cepillamos los dientes correctamente, aparecen gingivitis o infecciones más graves, como la periodontitis, que provocan la pérdida de dientes y la reabsorción ósea.

Los pacientes con diabetes y sin control de la enfermedad (como aquellos con niveles elevados de glucosa en sangre) no pueden someterse a ningún tipo de procedimiento quirúrgico oral.

Los expertos también dicen que una boca descuidada puede ofrecer complicaciones durante el embarazo, como el nacimiento de bebés prematuros y de bajo peso al nacer.

Cuida tus dientes y encías: hasta que la ciencia nos diga con precisión qué bacterias bucales causan qué enfermedades, lo mejor es recurrir a la sabiduría convencional de que una boca sana permite un cuerpo sano. Una boca sana, fresca y atractiva además de causar una buena impresión mejora tu salud en general.