Si tus hijos tienen la edad suficiente para ir al colegio y necesitan llevar uniforme, sabes muy bien las prisas que supone la preparación de los pequeños cada mañana, ¿no? Para ayudarte con esta rutina, te enseñaremos en este post cómo organizar los uniformes escolares. ¡Asegúrate de consultar nuestros consejos!

Uniformes para niños separados

Además de separar los uniformes de los artículos de uso diario, también separe la ropa escolar de cada niño en diferentes columnas o cajones en el armario. Use etiquetas de nombre en cada pila y etiquetas adhesivas térmicas en cada prenda de vestir. De esta forma, estarás animando a tus hijos a ser más independientes, identificando qué ropa pertenece a quién y cuál es el lugar correcto para guardar cada artículo del armario.

Organice las piezas por tamaño

Es normal que algunas madres compren ropa de mayor tamaño para sus hijos y la guarden para usarla en un futuro cercano, o que almacenen ropa que es demasiado pequeña para los niños mayores pero demasiado grande para los más pequeños. Esto es especialmente cierto para los uniformes escolares.

Por lo tanto, deje los que no se utilizarán próximamente en un lugar aparte, como cajas o la parte superior de un armario, donde el acceso no sea tan fácil. Deje la ropa que está sirviendo en los estantes principales; por lo tanto, siempre estarán a mano.

Sector por tipo de pieza

Otro gran consejo sobre cómo organizar los uniformes escolares es segmentar las piezas por tipo y también por temporada. Por ejemplo: si es verano, deje las piezas frescas y ligeras a mano; guarde la ropa de invierno en lugares de más difícil acceso.

Por lo tanto, divida las piezas en: camisas de manga larga, manga corta y camisetas sin mangas; pantalones, shorts, faldas; abrigos, chaquetas y blusas; ropa para usar debajo de pantalones y blusas. Si tienen colores diferentes, haz un degradado con las sombras.

Ponga etiquetas en ropa, cajones y cajas

Esto optimiza aún más la organización de la ropa, ya que, al etiquetar cajones y cajas, es extremadamente fácil encontrar la prenda que estás buscando. Hay bonitas etiquetas en un marco que, además de ayudar a mantener todo organizado, también embellecen el armario. Luego, ponga etiquetas en los sectores de uniformes como camisetas, pantalones, uniformes de invierno y cualquier otra cosa que considere necesaria.

Por cierto, las etiquetas también se pueden usar en la ropa de los niños pequeños. En el colegio es habitual llevar siempre una muda extra de ropa, ya que los más pequeños pueden ensuciarse y necesitar cambiarse el uniforme allí mismo.

Como hay muchos niños con prendas muy parecidas, es normal confundir qué pieza es qué alumno. Para eso, existen pegatinas que se personalizan con el nombre. Simplemente aplique con la plancha caliente.

Enséñele a su hijo a organizar los uniformes escolares

Esta es una tarea muy sencilla y muy importante para los más pequeños. Etiquetar sectores facilitará aún más la función. Si aún no pueden leer, haga dibujos en las etiquetas para que puedan identificarse.

Pídales que mantengan las piezas en su lugar apropiado y anímeles a buscar lo que usarán solo durante el día. De esta forma, crecerán sabiendo que tienen responsabilidades y serán adultos que manejarán los compromisos de la vida.

De todos modos, ahora que ya sabes cómo organizar los uniformes escolares, simplemente pon en práctica nuestros consejos. Se necesita algo de trabajo, pero sin duda le ahorrará mucho tiempo a diario y seguirá ayudando a su hijo a ser más independiente y organizado.