Quien sea madre lo sabe: ¡tener un hijo en casa es sinónimo de desorden! Diariamente es casi imposible organizar los juguetes de manera impecable, y toda madre lo siente en su piel. El problema ocurre cuando el trastorno llega al punto extremo y comienza a dañar la rutina de todos.

Los desafíos de la maternidad son muchos, y crear un esquema de organización con su hijo puede facilitar la rutina del hogar y reducir el estrés. Por no hablar de los beneficios de la disciplina para el desarrollo de los niños.

Con eso en mente, hemos preparado una lista de 5 consejos increíbles para que organices los juguetes de tu hijo. ¡Revisa!

Organice los juguetes de su hijo en grupos

No es necesario tener todos los juguetes disponibles en todo momento. Los niños se enferman con facilidad y la gran oferta facilita el desorden. El consejo aquí es configurar grupos respetando algunos criterios, que variarán según la edad de su hijo. ¡Míralo a continuación!

Juguetes a los que su hijo puede acceder todo el tiempo

Estos son elementos que no representan ningún peligro cuando se manipulan solos. Este grupo se puede colocar en cajas organizadoras, cestas, cofres o en partes bajas de estanterías, al alcance de los más pequeños.

Separe los peluches de otros juguetes

Los osos de peluche y otros animales de peluche hacen felices a muchos niños cuando se trata de jugar. Sin embargo, este tipo de juguetes tiene dos características algo complicadas.

La primera es que el material que compone la superficie de este juguete es un gran refugio para ácaros y otros microorganismos, que pueden ser verdaderos villanos para el sistema respiratorio del niño.

Otra complicación de los peluches es su organización. No se pueden plegar ni encajar, como otros juguetes. Esto hace que sea muy difícil conservarlos.

Para hacer frente a estas complicaciones, es necesario evitar que el peluche esté expuesto al ambiente externo en todo momento.

Esto significa que cuando el niño termine de jugar, deberá guardarlo en el armario. Como limpiar la habitación. Los peluches deben estar alejados de cualquier muestra de polvo, ya que pueden albergar estas partículas.

Para almacenarlos, es importante separarlos de otros juguetes. Puede proporcionar una caja o una parte del armario solo para guardar los peluches. De esta forma, será más fácil encontrar a las mascotas cuando su hijo quiera jugar.

Crea un espacio de lectura para libros

Entre los numerosos juguetes de su hijo, debe haber un libro. Al fin y al cabo, para el niño un libro es una forma más de diversión y, por tanto, no es raro que se mezcle con otros juguetes.

Pero para que pueda organizar la habitación, debe separar los libros. Crea un espacio de lectura y acomoda a todos en un solo lugar. Su hijo se animará más a estudiar y también aprenderá a tener un sentido de organización.

Reserva una mesa o un rincón para las artes

Pintura gouache, juego de mesa, pinceles, rompecabezas. ¿Fue toda esa mezcla que encontraste en la habitación de tu hijo? Sepa que este no es el mejor de todos los mundos. Los objetos de arte deben estar separados de los juguetes convencionales. Incluso para evitar que las pinturas y otros pigmentos entren en contacto con los juguetes más frágiles, estropeándolos o ensuciándolos.

Para cambiar esta imagen, instale una mesa pequeña o un rincón de arte en la habitación de su hijo. Explícale que en este espacio estará todo lo que necesite para dejar volar su imaginación a través de los colores. Esto ayudará a organizar la habitación, haciendo que el niño concentre sus actividades en un lugar apropiado.

Tenga cuidado con los elementos que necesitan supervisión

Las tijeras pueden ser un peligro en manos de los niños más pequeños. Por eso, es importante que se mantengan en lugares a los que los más pequeños no puedan acceder por sí solos. Dé preferencia a las cajas con tapas que sean más difíciles de abrir y use etiquetas para marcar el contenido. Por lo tanto, no tiene que abrir uno por uno para encontrar lo que está buscando.

En esta categoría también se pueden incluir juegos o actividades que dependan de la interacción de un adulto u otro niño, en este caso, hermanos o compañeros.

Separe algunos juguetes a la vez y rote entre ellos cuando note que el niño ha perdido interés. Esto ayuda a tener una menor cantidad de elementos esparcidos por la casa, lo que facilita la organización cuando termina el juego. Recuerda llamar a tu hijo para que te ayude a organizar todo, para que vaya construyendo este hábito poco a poco.

Limpia todo antes de guardar

No tiene sentido organizar todos los juguetes si están sucios. ¡Necesitas mantenerte limpio! Por lo tanto, mientras separa los juguetes para guardarlos, asegúrese de que no tengan suciedad. Si lo encuentra, realice la limpieza inmediatamente.

Sin embargo, ¡tenga cuidado con los productos químicos! Algunas de estas sustancias pueden quedar impregnadas en el juguete, que el niño puede llevarse a la boca posteriormente. Por lo tanto, lo mejor es limpiar los juguetes de su hijo con vinagre. Es un bactericida natural y no es inflamable, es decir, no supone ningún riesgo para los más pequeños.

Anime a su hijo a organizar juguetes

Sí, nuestro siguiente consejo es lograr que el niño participe en las tareas del hogar. Es importante desarrollar un sentido de organización y disciplina desde el principio, ya que ayudará a crear adultos más seguros y productivos.

Anime a su hijo a recoger un grupo de juguetes antes de recoger otro, por ejemplo. Incluso los niños pequeños pueden realizar algunas tareas, como poner juguetes en una bolsa, juntar piezas pequeñas y ponerlas en una caja, siempre que estén supervisadas por un adulto.

No sobrecargue

Los niños necesitan estar motivados para organizar sus cosas. Si las demandas están más allá de su capacidad para comprender y coordinar, pueden terminar frustrados. Analice las habilidades de su hijo y aumente la dificultad de la tarea de acuerdo con su progreso.

Evite dar instrucciones vagas como «empaque sus juguetes, ahora». Prefiera las frases más directas: «coge el carro azul y ponlo en la cesta verde» o «tráeme el oso». Esto facilita la comprensión del niño, ayuda a lograr lo que se le pidió y aumenta la satisfacción de los niños.

Más que enseñar al niño a hacer, la clave aquí es dar el ejemplo. No tiene sentido exigir que los juguetes estén en perfecto orden si tus cosas están en un caos, ¿verdad? Mantener el guardarropa de su hijo organizado también es una excelente manera de mostrar, en la práctica, cómo hacerlo.

Si te han gustado nuestros consejos y quieres conocer algunos elementos que puedan ayudar a organizar aún más los juguetes de los niños, ¡contáctanos!