Antes de aplicar el maquillaje, es importante pasar por un proceso de limpieza, exfoliación e hidratación de la piel.  La limpieza es fundamental para eliminar las impurezas y el exceso de grasa. La exfoliación ayuda a eliminar la capa de células muertas, dejando la piel fina y suave. El hidratante debe contener preferentemente bloqueador solar.

Inmediatamente después de la crema hidratante, para embellecer la piel, fijar mejor el maquillaje y quitar el brillo, un buen consejo es el uso de la prebase.

Cuidado especial para pieles grasas

Algunas precauciones pueden ayudar a prevenir la grasa y el brillo excesivo.

Mantener la piel limpia es fundamental. Para ello, el secreto está en utilizar jabones aptos para pieles grasas. Luego aplica un tónico para eliminar la contaminación y los residuos de maquillaje.

Tenga cuidado al hidratar: elija productos sin aceite que no obstruyan los poros. Tenga cuidado con la temperatura del agua, que no puede ser ni fría ni caliente.

Cómo aplicar el maquillaje

  1. Fundación facial

Dar preferencia a las bases líquidas o cremosas, ya que resecan menos la piel. Para esparcir mejor la base, utilice una esponja humedecida con agua. Aplica una base más clara que tu piel en la frente, los lados de la nariz, la boca y el mentón, para suavizar las líneas y «iluminar» el rostro.

  1. Corrector

Para ocultar las ojeras, utilice un corrector más claro que el tono de la base. Los correctores ligeramente verdes también corrigen mejor las espinillas.

  1. Polvo facial (compacto o translúcido)

La función del polvo facial es uniformar la piel, especialmente después de usar corrector, y ayudar a fijar el maquillaje. Pero, si tu piel es buena, ni siquiera necesitarás usarla. Tenga cuidado de no excederse en la cantidad para que su rostro no se vea como una «máscara».

La aplicación es muy sencilla. Utiliza ese pincel más grueso o, en el caso de polvos compactos, la esponja.

  1. Sombra

Las sombras oscuras disminuyen los ojos; las sombras claras aumentan los ojos.

La sombra de ojos debe aplicarse con el tono más fuerte en las esquinas exteriores, muy cerca de las pestañas, y el tono más claro en la parte superior, muy cerca de la raíz de las cejas. Tenga cuidado de no excederse en la cantidad y trate de usarlo solo en ocasiones especiales.

  1. Lápices

El lápiz de ojos debe aplicarse con cuidado a la hora de planchar, especialmente aquellas que tienen la costumbre de usarlo debajo de las pestañas bajas para dejar sus ojos bien marcados, ya que la piel transpira puede tener los ojos borrosos rápidamente.

  1. Delineador de ojos

Para una mejor apariencia, aplique la sombra antes del delineador de ojos. Debe aplicarse con una capa fina y uniforme cerca de la raíz de las pestañas superiores, desde el interior hacia el exterior de los ojos.

Si desea una línea muy fina, use solo la punta del pincel o lápiz. Ya existen aplicadores cuyo pincel es rígido y con una punta muy fina. Son los mejores para aquellos que no tienen mucha habilidad o firmeza a mano. Si desea una línea más gruesa, incline ligeramente la punta del cepillo.

Para aplicar el delineador de ojos más fácilmente, use un espejo sobre la mesa. Aplicar la primera mitad del párpado en las esquinas exteriores. Luego dibuja una línea delgada desde el centro del párpado hasta la esquina interior.

  1. Rímel

Para alargar las pestañas, aplique rímel en al menos dos capas. Úselo solo en las pestañas superiores, para dejar el aspecto natural. Para evitar manchar la máscara, seque sus pestañas con un secador de pelo. Mantén los ojos cerrados para no irritarlos.

Si la máscara está seca, aplicar unas gotas de suero fisiológico para que se pueda usar más, aplicar unas gotas de suero fisiológico para que se pueda usar unas cuantas veces más.

  1. Rubor

Aplicar una pequeña capa de Blush con una brocha en los pómulos, con ligeros trazos. El rubor debe usarse en cantidades moderadas para no dar una apariencia artificial. El exceso debe eliminarse con una esponja que contenga polvo compacto.

Si quieres «ensanchar» tu rostro, aplica rubor en las orejas, tirando del cepillo hacia los pómulos. Si quieres adelgazar, aplícalo en las sienes (entre la ceja y el pómulo) y tira hacia las mejillas.

  1. Lápiz labial

Para fijar la barra de labios, aplícala y retira el exceso con papel absorbente, aplica una capa de polvo compacto y aplica otra capa de barra de labios.

Para agrandar tus labios, dibuja su contorno natural con un lápiz un poco más oscuro que el labial, en el exterior de los labios difumina la línea con un pincel y aplica el labial. Use un tono más claro y brillante en la parte central de los labios inferiores. Uso y abuso de brillo de labios y purpurina.

Para hacer los labios más pequeños, dibuja el contorno en el interior de los labios, con un lápiz más claro que el lápiz labial que usarás. Evite el deslumbramiento y el brillo; use lápices labiales oscuros y opacos.

  1. Limpiar el maquillaje

No olvides desmaquillarte bien antes de acostarte para que tu piel pueda respirar.

Lo ideal es utilizar desmaquillantes, ya que estos son adecuados para eliminar todo exceso de maquillaje. Luego use jabón neutro (apto para lavarse la cara) para quitar lo que no quitó el desmaquillante. El tónico facial sirve para eliminar esa suciedad escondida en los poros, bueno para terminar la limpieza. Evite los productos a base de alcohol, ya que resecan su piel.

Y por último, no olvides cuidar tu hidratación o (según tu edad) una buena crema antiarrugas.