Las puntas secas, quebradizas o abiertas son una molestia. A menudo, un buen corte solucionará el problema, pero si no quieres cortar, existen tratamientos que restauran la salud del cabello. Conoce el estado de tu cabello y cuida que quede más bonito.

Primero, si tu cabello tiene puntas secas, necesitas averiguar la causa. Habitualmente lo que provoca esta sequedad en las puntas es la falta de cuidados. No importa: si quieres tener un cabello hermoso y saludable, ¡debes cuidarte!

La hidratación regular, el cuidado de la alimentación y los cortes frecuentes ayudan a evitar el problema. El uso excesivo de champús con productos químicos agresivos, secador de pelo, alisado y permanente deja el cabello excesivamente seco, dañado y susceptible a la aparición de puntas abiertas.

Tratamiento de puntas secas

Antes de cuidar las puntas, la salud del cabello en su conjunto debe estar al día. Primero, invierta en humectantes para el cabello, que debe hacerse semanalmente hasta que se recupere la salud del cabello. También es necesario cuidar el cuero cabelludo con lociones que ayuden a fortalecerlo.

Los finishers ayudan a sellar temporalmente la cutícula de las hebras y así camuflar las puntas abiertas. Están indicados productos con activos como silicona, aminoácidos, queratina y aceite de argán. Para eliminar las puntas abiertas para siempre, un buen corte servirá.

Tratamientos naturales para puntas secas

Aceites vegetales

Los aceites vegetales son excelentes para tratar las puntas. Estos aceites son nutritivos, llenos de vitaminas y grasas beneficiosas para el tratamiento del cabello. Basta con poner un poco de aceite en las puntas del cabello y dejar actuar 2 horas antes de lavar, o por la noche (lavar por la mañana). No necesitas poner demasiado: el cabello absorberá lo que necesita. Si está en exceso, se engrasará y la almohada puede ensuciarse. Puede usar el aceite hasta 3 veces por semana, y el tipo también puede variar.

Los tipos de aceites más adecuados para tratar las puntas son: aceite de argán, aceite de aguacate, aceite de coco, aceite de almendras y aceite de sésamo.

Mantequilla de karité para puntas secas

La manteca de karité es un acondicionador natural para el cabello. Actúa como capa protectora para el cabello frente a los dañinos rayos UV. Las propiedades antiinflamatorias de la manteca de karité ayudan en el tratamiento del cabello seco.

Derretir aproximadamente una cucharada de manteca de karité. Agrega unas gotas de tu aceite vegetal favorito y mezcla bien. Aplicar la mezcla solo en las puntas del cabello seco. Dejar actuar una hora y luego lavar el cabello normalmente.

También puedes optar por otro tipo de mantequillas como la manteca de cacao, cupuaçu, murumuru o mango.

Vinagre de sidra de manzana orgánico

Para tratar el cabello seco, el vinagre de sidra de manzana orgánico es muy eficaz. Ayuda a sellar los pelos, mejorando las puntas abiertas. Separa la cantidad de acondicionador que usas habitualmente y agrega una cucharadita de vinagre. Mezclar y usar como acondicionador.

Aloe Vera y aceite de ricino

El aloe vera es un acondicionador natural para el cabello y aporta nutrientes que ayudan a fortalecerlo. Separe 5 cucharadas de gel de aloe vera y agregue una cucharada de aceite de ricino. Pasa por todo el cabello, desde el cuero cabelludo hasta las puntas. Dejar actuar una hora y lavar el cabello normalmente.

Mascarilla de aguacate

La mascarilla de aguacate es maravillosa para el cabello seco. Contiene grasas buenas que ayudan a hidratar y también fortalecer el cabello. Batir medio aguacate en una batidora hasta formar una crema. Agrega aceite de coco y unas gotas de aceite esencial de sándalo. Mezclar bien y pasar por todo el cabello, desde la raíz hasta las puntas. Dejar actuar una hora y lavar el cabello normalmente. Los aceites esenciales más eficaces para el cabello seco son: sándalo, romero, geranio y lavanda.

Cómo evitar las puntas secas

Además de estos tratamientos específicos, para mejorar la calidad del cabello y conservar su belleza es necesario tomar algunas precauciones:

  • Lávate siempre el cabello con agua fría
  • No te ates el pelo con fuerza
  • Evite peinarse el cabello mojado
  • Corta tu cabello regularmente
  • Evite el uso de secadores de pelo
  • Bebe mucha agua
  • Cuida la comida, consume proteínas, grasas, antioxidantes, vitaminas y minerales
  • Realiza hidrataciones constantes
  • Masajea tu cabello antes de lavarlo
  • Evite los productos químicos muy agresivos
  • Use un acondicionador después de lavarse el cabello.

¿Y tu? ¿Cuidar las puntas abiertas?