Durante el día, nuestra piel está expuesta a la luz solar, el viento, la contaminación, el frío, el humo y la luz del cigarrillo, así como el propio maquillaje. Todos estos factores contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel. Además, la piel está deshidratada y apagada. Por la noche, el momento es perfecto para revertir los posibles daños. Durante el sueño, podemos utilizar productos más fuertes y en concentraciones más altas, ya que no habrá exposición de factores nocivos.

Otro punto positivo es que este es el período natural de recuperación de la piel, marcado por una mayor circulación y oxigenación de las células. Por tanto, se intensifica el beneficio de cada cuidado nocturno.

Limpieza facial

Este artículo es el más importante. Si no quieres hacer nada en tu piel antes de acostarte, haz al menos una buena limpieza.

Primero, es necesario desmaquillar con desmaquillador para eliminar el exceso de maquillaje. Luego, aplique una crema limpiadora; Tiene una acción profunda, ayudando a eliminar las impurezas, como los restos de maquillaje y el exceso de grasa. Luego, usa un tónico facial, que eliminará esa suciedad que quedaba en los poros de la piel.

Cuida el área de los ojos

La zona de los ojos merece una atención especial, ya que es una zona cutánea muy delicada. Además, es la zona que primero envejece. Hidrata bien la zona utilizando cremas específicas para esa zona.

Preservar las áreas delicadas

Si tienes tendencia a padecer acné o imperfecciones, tómate la noche para usar productos que combatan el problema. Debido a los ingredientes, estas fórmulas solo se pueden usar cuando no hay radiación solar (con riesgo de manchar la piel). Solo no olvide lavarse muy bien la cara y quitarse el producto por completo cuando se despierte.

Hidratación de la piel

Una vez que la piel está limpia, este es el mejor momento para la hidratación facial. Una buena crema hidratante es fundamental para mantener el aspecto de la piel. Algunas fórmulas incluso contienen ingredientes nutritivos que ayudan a mantener la firmeza de las células. Elija una crema hidratante según su tipo de piel.

Tratamiento antiarrugas

La noche es el momento adecuado para aplicar cremas de tratamiento, como la piel anti-envejecimiento. Algunos productos, incluso, son exclusivos para el tratamiento nocturno porque tienen ácidos y otros componentes que deben evitarse con la luz del día. Estos productos tienen activos de mayor concentración y, a menudo, son fotosensibilizantes, es decir, no pueden exponerse al sol en el momento de su uso. Entre las sustancias más utilizadas se encuentran las cremas a base de ácido retinoico y ácido glicólico que actúan para prevenir el envejecimiento, hidratar y aclarar la piel. Otra forma de prevenir las arrugas son las cremas a base de vitamina C.

Qué descanses

Una buena noche de sueño es fundamental para que el cuerpo se recupere de un día agotador. Lo mismo ocurre con la piel. Durante la noche, ocurre la mayor reparación celular. Así que duerme lo suficientemente bien para que tu piel también se regenere.

Cuidado de la mañana

Por la mañana es necesario eliminar la suciedad acumulada durante la noche y los restos de productos aplicados. Un buen tónico facial servirá. Si usa ácidos, se recomienda lavarse la cara con jabón liquido o en barra para eliminar por completo el producto. Luego aplique protector solar y use una base facial para proteger su piel.

¿Te gusta cuidar tu piel por la noche?