Las manos también envejecen y pierden el brillo y la elasticidad de tu piel. Para que esto no suceda, debemos cuidar las manos con mucho cuidado. El dorso de las manos tiene una piel fina y delicada y una pequeña cantidad de glándulas sebáceas, lo que las hace muy sensibles a la deshidratación. Las manos son muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura y a los agentes agresivos que afectan su suavidad.

A diferencia de otras partes del cuerpo, las manos no pueden depender de la cirugía plástica para reparar la acción del tiempo. Por todos estos motivos, es sumamente importante cuidar tus manos a diario.

Hidratación de manos

La hidratación alivia la sequedad y crea una barrera protectora para la piel. Las cremas hidratantes forman una película delicada y perfumada sobre tu piel, manteniéndola hidratada. Aportan suavidad y tersura incluso a las pieles más secas.

El principal cuidado que debemos tener con nuestras manos es la protección frente a las nocivas radiaciones solares, haciendo el uso adecuado de protector solar. Así, es posible prevenir la aparición de manchas y el envejecimiento provocados por el sol.

Consejos para mantener las manos saludables

  • Hidrata tus manos con cremas específicas a diario.
  • Use protector solar diariamente en el dorso de sus manos, después de todo, es una de las regiones más expuestas al sol.
  • Use guantes cuando lave los platos o cuando entre en contacto con productos de limpieza, ya que estos dañarán y secarán sus manos.
  • Evita morderte las uñas y mantenlas limpias, porque además de ponerlas feas, las bacterias y otros organismos pueden asentarse debajo de ellas.
  • Exfolia tus manos cada 15 días para eliminar las células muertas.
  • Evite los productos químicos que pueden causar irritación y alergias y pueden causar enrojecimiento, picazón, descamación y agrietamiento de las manos.
  • Para quitar el esmalte, prefiera siempre removedores más suaves, sin acetona. La sustancia se seca y debilita las cutículas. Los removedores en forma de pañuelo suelen ser adecuados. Al quitar el esmalte de uñas con quitamanchas, lávese las manos.
  • Use gel de alcohol solo cuando sea necesario. El uso ininterrumpido puede provocar sequedad, picazón y enrojecimiento.

Exfoliante de manos

La piel seca es piel muerta y sin vida. Son las células muertas las que quedan en la superficie y deben eliminarse, pero sin dañar la piel. Los exfoliantes también son excelentes para estimular la producción de colágeno y dejar la piel satinada. El uso del exfoliante dependerá del poder de abrasión que tenga. Debe usarse una vez a la semana, y debe tener un poder abrasivo medio con partículas pequeñas.

Receta natural para exfoliar las manos

  • 1 cucharada de aceite de almendras
  • 1 cucharada de un agente exfoliante (arcilla, harina de maíz, sal, avena)
  • 1 cucharada de crema hidratante

Modo de preparo

Mezclar los ingredientes y pasar la preparación en las manos, masajeando con movimientos circulares y suaves. Enjuague bien. Luego aplica una loción o crema hidratante, preferiblemente con protector solar para evitar manchas.

Necesito usar protector solar en mis manos

Las manos son uno de los lugares del cuerpo donde aparecen con mayor facilidad las manchas debido a la exposición al sol. Proteger el dorso de las manos es un hábito que debe incorporarse a la rutina: los rayos del sol tienen acción acumulativa y son los principales responsables de la flacidez y futuras manchas. Elija un producto con SPF y prefiera una formulación seca e impermeable, que no se corra ni le moleste. Vuelva a aplicar el protector al menos dos veces durante el día.

Crema de manos

Debemos utilizar cremas hidratantes indicadas para las manos, ya que son más específicas y tienen mejores resultados. Opte por productos que contengan activos rejuvenecedores, como DMAE y vitamina C, que son antioxidantes y fortalecen las fibras de colágeno de la piel.

¿Y tu? ¿Cuidas tus manos?