Se acerca el fin de año y todos se ponen de humor navideño, preparándose para recibir un nuevo año. Es hora de pensar en planes para el futuro y mirar la vida y el próximo con más cuidado y atención. Dado que la gente está vibrando con energía positiva, esta época del año puede ser una excelente oportunidad para involucrar a los niños y enseñarles sobre el espíritu navideño. Después de todo, esta fecha significa mucho más que consumo e intercambio de regalos.

¿Qué tal contagiar a los pequeños con el espíritu navideño y animarlos a hacer el bien? ¿Quieres saber cómo? ¡Mira nuestros consejos!

Involucrar a los niños en la decoración y preparación

Cuando se trata de montar el árbol y decorar la casa, ¡cuente con los ayudantes de su hijo! Es poco probable que nieguen la invitación a colgar adornos y luces intermitentes.

En lugar de simplemente poner los artículos que ya tienes en el árbol, ¡una idea increíble es que los niños produzcan sus propios adornos personalizados! Objetos como tapas de botellas, cartón, trozos de tela e incluso ramas de árboles producen hermosos adornos. Los niños se sentirán muy orgullosos de haber participado en la decoración y, además, todavía aprenden a reutilizar objetos que se desperdiciarían, ejercitando la creatividad.

Para personalizar aún más su árbol, los dibujos de los niños y las fotos familiares se pueden usar como adornos, haciendo que su decoración navideña sea aún más única. ¡Simplemente elija una etiqueta muy festiva para enmarcar el papel y colgarlo!

Los niños también pueden participar a la hora de envolver regalos y escribir tarjetas navideñas para amigos y familiares. ¿Quién no querría recibir un regalo con una etiqueta personalizada y un hermoso mensaje escrito por ellos, verdad?

Practica la gratitud

Hoy se habla mucho de la gratitud, y este concepto realmente tiene mucho que ver con esa época del año. Sabemos cómo los niños esperan ansiosos los regalos y quieren expresar sus deseos en la carta a Santa Claus.

Sin embargo, aproveche este momento de la carta para hablar un poco con los niños de las cosas chidas que ya tienen, tanto juguetes como vivienda, familiares y amigos, mientras que otros, lamentablemente, no tienen tanta suerte. Esta es una forma de agudizar el sentido de solidaridad y empatía por otras personas.

¿Qué tal, entonces, si usted y sus hijos adoptan una carta de un niño necesitado? En esta época del año están disponibles en Correos y miles de niños piden cosas sencillas, como ropa o comida, además de juguetes. ¡A sus hijos les encantará participar en la selección de regalos y se sentirán muy especiales y emocionados de poder hacer feliz a otro niño!

Limpiar y donar juguetes

Dado que su hijo recibirá regalos de Navidad, este es un excelente momento para proponerle una limpieza y aliviar el exceso de ropa y juguetes viejos. Ciertamente, los niños estarán súper comprometidos si saben que los objetos serán donados a niños pobres.

Busque un orfanato o institución y lleve a su hijo con usted cuando haga una donación. ¡Estará tan feliz de poder ayudar que querrá hacerlo todos los años!

Con actividades simples y creativas, los niños pueden aprender a brindar apoyo jugando y descubrir que los actos de compasión y generosidad son muy buenos para el corazón. ¡Ese es el verdadero espíritu de la Navidad!

¿Te gustó nuestro post? Entonces, comparta este contenido en las redes sociales y anime a otras madres a enseñar a sus hijos a hacer el bien también.