El estreñimiento suele estar relacionado con una mala alimentación y estilo de vida. En ese caso, unos pequeños cambios en tu rutina son suficientes para que notes mejoras.

Qué es el estreñimiento

Si no suele ir al baño todos los días, o incluso va algunas veces, no significa que sufra de estreñimiento. Digo esto porque muchas personas creen que ya tienen el problema solo porque tienen que hacer un esfuerzo o porque notan las heces un poco más secas.

La medicina considera estreñimiento los casos en los que la persona tiene una evacuación intestinal menos de tres veces por semana y en al menos una de ellas supone un gran esfuerzo. Además de los medicamentos para el estreñimiento, los expertos suelen recomendar pruebas para averiguar si el estreñimiento está relacionado con trastornos o enfermedades más graves.

Alimentación de fibra

Cuanto más desperdicio deje la comida en el cuerpo, mejor contribuirá a la formación del bolo fecal y al funcionamiento del intestino. Los alimentos que más residuos dejan son los ricos en fibras insolubles, sustancias que, como dice el nombre, no son digeridas por el organismo. Las verduras, las legumbres, los alimentos integrales, los cereales, las frutas, la avena, la linaza molida son alimentos que ayudan a formar la torta fecal. Las grasas buenas como: aceite de oliva, aceite de coco, aguacate y nueces también son efectivas.

Agua

No tiene sentido comer mucha fibra si no hay agua. Beba al menos ocho vasos de agua al día. Lo ideal sería consumir el primero de estos vasos en ayunas.

Ejercicios físicos

La actividad física regular, incluso durante unos minutos durante el día, ayuda a fortalecer los músculos. Las personas que han aumentado de peso y han aumentado las medidas de su vientre pierden mucha fuerza en la región abdominal y tienden a tener más dificultad para evacuar. Además, los ejercicios ayudan a activar los movimientos peristálticos del intestino.

Remedios laxantes

El medicamento ayuda, pero es fundamental consultar al médico para saber cuál es el mejor laxante y la forma correcta de utilizarlo, en definitiva, saber si el medicamento es realmente necesario en el tratamiento. Esto es importante, ya que algunos laxantes, que irritan el intestino, provocan una contracción repentina de los músculos de la pared intestinal, provocando problemas. Si el medicamento se ingiere de manera inapropiada, con el tiempo, esta misma musculatura no responderá como antes, exigiendo medicamentos cada vez más fuertes, hasta el momento en que se expande, lo que causa dolor constante y empeora el caso.

Consejos sencillos para solucionar el estreñimiento

  • En ayunas, tomar una cucharada de avena + linaza molida con un vaso de agua.
  • En ayunas, tomar una cucharada de aceite de oliva + un vaso de agua.
  • Agregue al menos un vaso de jugo de frutas o vegetales a su dieta.
  • ¡No te quedes quieto, muévete!
  • Bebe mucho líquido.
  • Prefiere alimentos integrales.
  • Eduque a su instinto y establezca horarios fijos para usar el baño, incluso si no le apetece.
  • Cuando sientas la necesidad de ir al baño, no lo ignores, ya que este deseo inicial pasa y gran parte de la torta focal es reabsorbida por el cuerpo.
  • ¡Beber té es excelente para el estreñimiento! Prepara té de jengibre y vierte medio limón. Otro eficaz es el té verde + menta.
  • Evite los alimentos que retienen el intestino, como salchichas, pan, frituras y dulces.
  • No olvides que para que estos consejos sean efectivos, debes implementarlos regularmente (al menos al principio).

Si alguien tiene más consejos para mejorar la función intestinal, ¡únase!