Las hierbas aromáticas son deliciosas y pueden realzar el sabor de cualquier receta. También son perfectos para tés. Además, son sensacionales para la salud, llenos de antioxidantes, vitaminas y minerales.

Puede comprar las más diversas hierbas listas para usar (frescas o secas) o, mejor aún, cultivarlas en el jardín de su casa. Estas hierbas son perfectas para tener en casa, ¡compruébalo!

Laurel

Usualmente usamos laurel con hojas secas, pero también se puede usar fresco. Los principales nutrientes de la hoja de laurel son potasio, fibra, carbohidratos, vitaminas B6 y C, magnesio y ácido fólico.

Tiene propiedades antiinflamatorias, antirreumáticas, diuréticas, digestivas, hepáticas, expectorantes y estimulantes. La hoja de laurel es una excelente opción para quienes padecen problemas digestivos como gastritis, úlceras, gases e inflamación en el hígado. También sirve para aliviar los calambres menstruales, ya que regula el flujo y ciclo menstrual, dolores de cabeza, reumatismo, infecciones de oído y piel.

Romero

El romero es rico en antioxidantes y estimula el sistema inmunológico. Ayuda a mejorar enfermedades como anemia, resfriado, arritmias cardíacas, bronquitis, diabetes, menstruación insuficiente y problemas circulares. El romero tiene poderosas propiedades antibacterianas, especialmente contra H. pylori (bacteria que causa úlceras de estómago) y estafilococos.

El té de romero, así como su aceite esencial, reduce fuertemente los problemas del cabello como la caspa y la caída del cabello. También cuida bien la salud de la piel, dejándola más exuberante y hermosa.

Cebollín

La hierba más común en nuestra cocina. El cebollino es un ingrediente que se puede utilizar en prácticamente todo tipo de platos salados. Es rico en vitamina C y también contiene carotenoides, vitaminas A y B, calcio y hierro.

Es un estimulante del apetito, favorece la digestión y tiene propiedades antisépticas. Lo ideal es utilizarlo fresco para aprovechar todo su sabor, pero también puedes picarlo y congelarlo para que sus propiedades se mantengan intactas.

Cilantro

El cilantro es rico en antioxidantes, que ayudan a proteger las células del estrés oxidativo (causado por los radicales libres, la principal causa del proceso de envejecimiento).

Es bien conocido por su poder de desintoxicación de metales pesados. La hierba «barre» estos metales, siendo quizás la única con este poder de eliminación. Tiene cualidades relajantes musculares y puede actuar como un sedante suave. Calma los nervios, ayuda a aliviar la ansiedad y reduce los efectos nocivos del estrés.

Comino

El comino es uno de los miembros de la familia del perejil, una hierba aromática con un sabor amargo y fuerte y un aroma “cálido” (debido a la gran cantidad de aceite). Se utiliza como diurético y para tratar el dolor de estómago y las flatulencias. El comino estimula la menstruación y también se puede agregar para hacer gárgaras en el tratamiento de la laringitis.

Este manjar también está indicado para fortalecer el cabello y embellecer la piel. Esto se debe a la presencia de vitamina E, fósforo y timol, que eliminan toxinas y previenen la aparición de granitos y forúnculos.

La hierba de limón

El toronjil tiene una gran cantidad de nutrientes esenciales, que brindan una amplia gama de beneficios para la salud. Es fuente de vitaminas esenciales: vitamina A, B1 (tiamina), B2 (riboflavina), B3 (niacina), B5 (ácido pantoténico), B6 (piridoxina), vitamina C y folato. Posee minerales como potasio, calcio, magnesio, fósforo, manganeso, cobre, zinc y hierro, que son necesarios para el buen funcionamiento del cuerpo humano.

Es antiviral, antiespasmódico, antibiótico y antiinflamatorio. El té de limoncillo promueve el bienestar y la tranquilidad.

Menta

La menta es un excelente remedio natural para tratar diversas enfermedades. Tiene acción antibacteriana, antiséptica, digestiva, antiinflamatoria, reductora de gases, antiviral, descongestionante y antioxidante. Tiene una acción beneficiosa respecto a la eliminación de impurezas y problemas cutáneos.

La menta también ayuda a eliminar los gases, ya que facilita el funcionamiento del intestino. Mejora los dolores musculares, nerviosos y reumáticos y es capaz de aliviar dolores de cabeza y migrañas. El té y el aceite esencial son excelentes para estimular el crecimiento del cabello.

Albahaca

La especia india más famosa del mundo es una excelente fuente de nutrientes para el cuerpo. Tanto el té como su uso en platos ayudan a reducir la flatulencia.

La albahaca tiene vitaminas A, B, C, E y K, además de minerales como calcio, zinc, manganeso, magnesio, hierro y potasio. Es un excelente antibacteriano y también ayuda a la salud del corazón. Actuando como antioxidante, ayuda a controlar los niveles de colesterol y protege contra la acción de los radicales libres, previniendo el envejecimiento prematuro.

Orégano

El orégano es muy utilizado como especia en nuestra cocina. Tiene poderosas propiedades medicinales que no siempre son consideradas por quienes lo usan. El té de orégano se puede utilizar contra la tos, el dolor de cabeza y la irritación; Tiene acción antiinflamatoria y antibacteriana y reduce la glucosa en sangre en diabéticos.

El orégano tiene varios compuestos fenólicos, lípidos y ácidos grasos, flavonoides y antocianinas. El té de orégano es muy popular para combatir los trastornos gastrointestinales y reducir los niveles de colesterol y glucosa en sangre.

Poleo

El poleo es una de las especies más conocidas del género de la menta. Por sus propiedades beneficiosas para el sistema digestivo, se utiliza para eliminar gases y es bueno para aliviar las digestiones pesadas.

El poleo sirve para ayudar en el tratamiento de la tos, falta de apetito, digestión difícil, gases, cólicos intestinales, secreción nasal, gripe, resfriado, flemas, bronquitis, asma, lombrices intestinales, fiebre, trastornos menstruales, crisis nerviosas y reumatismo. Tiene propiedades de acción digestiva, estimulante, tónico estomacal y sudor.

Perejil

El perejil (o perejil) también proporciona muchos beneficios para la salud. Tiene propiedades que pueden depurar órganos vitales, es diurético, rico en vitaminas vitales para nuestra salud – C, B 12, K y A. Esta hierba mantiene su sistema inmunológico resistente, fortalece los huesos y contribuye a la salud del sistema nervioso.

El uso diario de perejil es un tónico para el corazón, debido a la presencia de folato. El perejil también tenía propiedades antiinflamatorias, por lo que su uso continuado mejora el dolor articular. El perejil es una planta de clorofila: ayuda a detener el crecimiento de bacterias malas. Purifica los riñones y fortalece el sistema inmunológico.

Tomillo

Hay muchas variedades de tomillo, pero solo unas pocas se utilizan en la cocina, como el tomillo común y el tomillo limón. Se usa ampliamente en la medicina natural porque tiene varios fitonutrientes, vitaminas y minerales saludables que ayudan a prevenir enfermedades.

El tomillo es una de las fuentes más ricas en potasio, hierro, calcio, manganeso, magnesio y selenio. El potasio es esencial para el funcionamiento y control de los propios fluidos del cuerpo; ayuda a mantener la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Salvia

La salvia favorece el tránsito intestinal y mejora la digestión. La acción diurética de la salvia previene la retención de líquidos. El consumo frecuente de té de salvia todavía limpia completamente las vías respiratorias, cura las hemorroides, mejora el flujo sanguíneo durante la menstruación, trata los cólicos y alivia los síntomas de la menopausia. La salvia es antioxidante, calmante y antiinflamatoria.

La salvia también sirve para facilitar el tratamiento de aftas, bronquitis, caspa, flemas, gingivitis, reumatismo, vómitos, tos, diarrea, diabetes, indigestión y sofocos habituales en la menopausia.

Pimienta malagueta

Un ingrediente poderoso con muchos usos. La guindilla se usa en dietas para limpiar y desintoxicar el cuerpo. Se ha utilizado para una variedad de problemas, que incluyen acidez, delirio, temblores, gota, parálisis, fiebre, dispepsia, flatulencia, dolor de garganta, dispepsia atónica, hemorroides, menorragia en mujeres, náuseas, amigdalitis, escarlatina y difteria.

La pimienta estimula nuestro sistema nervioso para que libere adrenalina y norepinefrina, que actúan para disminuir el apetito. También activa la colecistoquinina, que está relacionada con la saciedad.

¿Cuál es tu hierba favorita?