El deseo de toda mujer, al usar maquillaje, es tener una piel hermosa y una apariencia más joven. Por eso, existen varios cosméticos que contribuyen a realzar la belleza de la piel. Así, entre ellos se encuentra el iluminador: dónde usar, un producto que se utiliza para diversas funciones. Pero, ¿dónde usar el iluminador para el maquillaje? Revisa todo en este texto.

Primero, es necesario entender que sirve para resaltar rasgos faciales, iluminando puntos estratégicos. De esta forma, es posible dejar la piel con un aspecto más saludable, natural y juvenil. Por tanto, se puede utilizar tanto de día como de noche, desde maquillajes ligeros hasta maquillajes más elaborados, lo que diferencia es el tipo de producto, además de la cantidad a utilizar.

El maquillaje involucra varios elementos para que nuestra piel sea perfecta. No importa si vamos a ir a trabajar o una fiesta, el maquillaje es parte de la rutina femenina. Así, el iluminador es un tipo de producto que no puede faltar en esta composición. Consulta ahora todos los detalles sobre este producto.

¿Qué es iluminador?

Este cosmético se ha convertido en tendencia en los últimos años, y es considerado uno de los artículos más importantes y favoritos de los amantes del maquillaje. Eso es porque sirve para resaltar los rasgos del rostro, además de devolver el brillo quitado por otros maquillajes. Por eso, el iluminador es fundamental para quienes quieren un maquillaje bien equilibrado y bonito. Actualmente, los iluminadores cuentan con los más variados colores, texturas y acabados. Por ello, acaba sirviendo para aplicar en varios puntos estratégicos del rostro y también del cuerpo. Por tanto, el uso de una paleta iluminadora puede resultar confuso para alguien nuevo en el mundo del maquillaje. Por eso, es importante saber utilizarlo correctamente, para no dejar el efecto discordante.

¿Para qué es el iluminador para el maquillaje?

Como viste anteriormente, el iluminador es una herramienta poderosa para usar en el maquillaje. Por lo tanto, para saber dónde usar el iluminador, es necesario comprender su función principal, que es resaltar regiones de la cara y el cuello. Es ese maquillaje el que deja un efecto de “luz propia”, y debe utilizarse en regiones que destacan cuando entran en contacto con la luz. Para ofrecer una alta usabilidad, este producto se puede encontrar en varias versiones: polvos compactos, polvos sueltos , en barra con textura cremosa, en gelatina, líquido y spray. Sin embargo, algunos de ellos tienen una función específica, mientras que otros deben usarse según el tipo de piel y el efecto deseado. Vea todo sobre cada tipo a continuación.

  • Polvo

Es la versión más antigua y más utilizada en la vida cotidiana. Tiene dos tipos, que son polvo compacto y polvo suelto. Así, sirve para iluminar puntos estratégicos del rostro, como las sienes, pómulos, arco de cupido, debajo de las cejas, punta de la nariz y mentón. Sin embargo, debe usarse con precaución en personas con piel madura, ya que los productos en polvo tienden a resaltar las líneas de expresión.

  • Crema

Actualmente, el iluminador en crema se puede encontrar en versiones en barra y jalea (Jelly). Es el iluminador más adecuado para eventos nocturnos, ya que suele ser más llamativo y su efecto dura más. ¿Dónde gastar iluminador? Se debe planchar en los mismos puntos que la versión en polvo, pero cuidando la diferente textura.

  • Líquido

La versión líquida del iluminador es generalmente más concentrada y debe usarse específicamente. De esta manera, se usa antes de la base y se puede aplicar en todo el rostro o mezclarse con la base. Así, al usarlo de esta forma, la piel tendrá un “resplandor”, por lo que sirve para eliminar el efecto mate que dejan las bases, además de dejar la piel con un “resplandor natural”. Pero, por supuesto, el iluminador líquido se puede usar en los mismos lugares que el iluminador en polvo y crema, solo teniendo en cuenta que está más concentrado. Por lo tanto, debe usarse con precaución.

  • Spray

Uno de los modelos más diferenciados, el iluminador en spray, sirve para iluminar el cuerpo. Es eso mismo. Así, se utiliza en eventos nocturnos, especialmente en épocas festivas, como el carnaval. Se puede aplicar en el regazo, hombros, piernas e incluso cabello. De esa manera, tu piel obtendrá un brillo adicional para complementar el maquillaje de tu rostro.

Fijador con iluminador

Recientemente, las marcas están apostando por fijadores y brumas con iluminador. Sirven para fijar el maquillaje, además de devolver el brillo quitado por los tonos mate. Eso sí, para el día a día lo mejor es utilizar el fijador tradicional. Por tanto, ten cuidado al utilizar el fijador con iluminador, ya que la mezcla puede acabar arruinando el resultado final.

¿Dónde usar iluminador para el maquillaje?

Con tantas opciones para elegir, la gran ventaja del iluminador es que se puede utilizar de muchas formas. Entonces, desde un simple maquillaje diario hasta un maquillaje más elaborado, cada uno tiene el tipo de iluminador adecuado. Sin embargo, muchas personas aún no saben dónde usar el iluminador. Por lo tanto, preste atención a los siguientes puntos:

  • pómulos y sienes

Las manzanas se encuentran por encima de las mejillas y las sienes al lado de los ojos. De esta forma, el iluminador debe acercarse al rubor, para que el efecto sea ahumado. Sin embargo, el producto no debe invadir completamente la zona de las mejillas, asegurando un aire más natural a las regiones antes mencionadas.

  • el arco de Cupido

Esta es la región por encima de los labios, que tiene forma de «V». Si utiliza el iluminador en esta zona, obtendrá un resultado interesante. Eso es porque, de esa forma, la impresión será que tus labios son más grandes. Por tanto, es importante saber dónde utilizar el iluminador.

  • debajo de las cejas

Para asegurar un aspecto más vivo y expresivo, el iluminador debe aplicarse justo debajo de las cejas. Eso es porque, en esta región, resaltará el maquillaje de tus ojos, que ya son una región muy notada por otros. Por tanto, en esta zona, el iluminador te garantizará un mejor uso de los ojos.

Iluminador para el maquillaje: punta de la nariz y la barbilla

La aplicación del iluminador en estas regiones dará la impresión de que ambas son más delgadas. Por eso, recuerda esto a la hora de armar tu maquillaje, para que tu rostro tenga una imagen de tersura y naturalidad. Sin embargo, no olvides no exagerar, para no obtener un resultado demasiado antinatural.

Cuello, hombros, piernas y cabello

El iluminador se utiliza en estas áreas en eventos nocturnos o durante el carnaval. Sin embargo, en el regazo se usa más, ya que deja más resaltados los huesos de la clavícula, en alusión a la sensualidad. Por eso, recuerda este detalle a la hora de armar tu look, para asegurarte una apariencia más atractiva y sensual.

Frente

Es posible aplicar iluminador en el centro de la frente, asegurando la homogeneidad de tu maquillaje y rostro. Sin embargo, para pieles mixtas o grasas, esta región no está indicada para recibir el producto, independientemente de la forma del iluminador.

Consejos para no cometer errores usando el iluminador para el maquillaje

Ahora que ya sabes dónde usar el iluminador, es hora de conocer algunos factores importantes a la hora de comprar el producto, y eso conviene tenerlo en cuenta. Como ocurre con otros cosméticos, para su correcta aplicación se necesita un cepillo o una esponja, a la hora de elegir el producto se debe elegir la versión correcta para cada ocasión. Por lo tanto, considere cuidadosamente en qué horarios, ubicaciones y eventos se utilizará el iluminador. Y por supuesto, hay varios colores que se adaptan a todos los tonos de piel. Así que busca uno que se adapte a tu tono.

elige el tono correcto

Como ocurre con otros maquillajes, cada tono de piel tiene un color específico para los iluminadores. Así, para pieles más oscuras, está indicado el tono dorado. Para pieles más claras, se recomiendan tonos champán, perla o rosa. Además de todo esto, utilizar el tono correcto es tanto para el rostro como para el cuerpo.

Usa un cepillo y una esponja

El secreto de un maquillaje bien hecho siempre serán los pinceles. En el caso de los iluminadores en polvo, hay una regla: cuanto más pulas con el pincel, más brillante será. Por tanto, el pincel iluminador es muy específico. Por lo tanto, debe seguir unas características predeterminadas, por lo que debe ser de tamaño mediano, cónico o en forma de “escoba”, con muchas cerdas, preferiblemente no sintéticas. Para productos en crema o líquidos, use la esponja para su aplicación o, si lo prefiere, use las yemas de los dedos. Y aplicando siempre con grifos, que aseguran una mayor fijación.

elige el tipo correcto

Hay un producto para cada ocasión y necesitas saber dónde usar el iluminador. Los iluminadores en polvo son aptos para el uso diario, ya que son más fáciles de usar y, según la marca, no llaman tanto la atención. La versión crema tiene mayor durabilidad y reflexión, por lo que está indicada para eventos nocturnos. Por otro lado, se utilizan iluminadores líquidos y fijadores con iluminador para hacer un maquillaje más elaborado, con efecto “glow”, y también suelen ser más llamativos.

Sin embargo, el iluminador corporal está indicado únicamente para eventos nocturnos y fechas festivas, cabe destacar que quienes tienen piel madura, con líneas de expresión y arrugas, nunca deben utilizar el iluminador en polvo. En este caso, en forma de crema sería más adecuado, ya que estos productos suelen ser hidratantes. Utilizándolo siempre con precaución, para no acabar mostrando aún más lo que queremos ocultar.