Para un tratamiento adecuado, primero es importante averiguar qué causa el insomnio. A veces puede parecer que no hay una causa específica, pero el insomnio suele ser solo un síntoma de otro problema, como la ansiedad (la causa principal). Para mí, al principio, la causa era una ansiedad por un viaje que iba a hacer. Sin embargo, el viaje pasó y el insomnio continuó. Pensando en ello, descubrí que la causa ahora era nuevamente la ansiedad. Esta vez, una ansiedad… ¡provocada por el miedo a no dormir bien! Y, por supuesto, ¡esa ansiedad causó exactamente lo que temía!

Mantenga la calma

El tiempo de sueño diario más saludable es entre 7 y 8 horas. Hoy en día se considera un lujo pasar una buena noche con 8 horas de sueño. Una persona promedio duerme solo 6 horas y 30 minutos al día. Esto se debe a que no le damos prioridad a nuestro sueño, porque tenemos muchas actividades y estímulos.

Tener una mala noche de vez en cuando es normal. Sin embargo, cuando esta situación comienza a repetirse e interfiere mucho en tu día, solo entonces se puede considerar insomnio.

Si duerme poco, tiene dificultades para conciliar el sueño o sufre de insomnio, antes de apresurarse a la farmacia a comprar medicamentos, asegúrese de que está practicando los hábitos para una noche tranquila. Para ello, recomiendo leer la publicación 15 Consejos esenciales para un sueño reparador y reparador.

Tratamientos naturales para dormir mejor

Entonces, antes de apelar a los remedios, ¿qué tal probar soluciones más suaves y naturales? Los remedios naturales para dormir pueden hacer maravillas para el ataque ocasional de insomnio. Sin embargo, si la situación persiste, siempre es importante consultar a su médico para recibir tratamiento.

Aceite esencial de lavanda

La lavanda es relajante y puede ayudar a estimular el sueño en algunas personas con insomnio. La lavanda es una opción no tóxica para promover el sueño rápidamente. Hay aerosoles de lavanda que puedes rociar sobre tu almohada. Más eficaz, sin embargo, es utilizar aceite esencial de lavanda: unas gotas en las muñecas antes de irse a dormir y respirar profundamente es una excelente manera de disfrutar de este tranquilizante.

Magnesio

El magnesio parece jugar un papel clave en la regulación de los ciclos del sueño. Incluso una pequeña deficiencia de magnesio en el cuerpo puede evitar que el cerebro se «calme» durante la noche. Asimismo, no solo puede ayudarlo a conciliar el sueño y permanecer dormido, sino que también puede promover la relajación muscular. Para obtener más información sobre el magnesio, consulte esta publicación.

Extracto de valeriana

Utilizada siempre que haya tensión nerviosa, hiperactividad o incapacidad para relajarse, la valeriana tiene una acción sedante suave, útil para calmar un sistema nervioso que comienza a descontrolarse. Es una de las primeras plantas en las que pensar para calmar la ansiedad y los ataques de pánico.

Extracto de melisa

Melissa (también conocida como Lemongrass) tiene una acción sedante, eupéptica y espasmolítica. Ayudar en el tratamiento del insomnio, la depresión y la tensión nerviosa.

5 HTP

El 5HTP o 5-hidroxitriptófano es un aminoácido natural extraído de las semillas de un vegetal africano (Griffonia simplicifolia), precursor del neurotransmisor serotonina e intermedio en el metabolismo del triptófano. Ayuda en el tratamiento de cambios en el sueño, ansiedad y depresión; además de mejorar el estado de ánimo, aumenta el pico para hacer ejercicio.

Melatonina

La melatonina es una hormona producida por el cerebro que ayuda a una persona a dormir, especialmente por la noche. Generalmente, la producción de melatonina, que se produce en la glándula pineal del cerebro, disminuye con el envejecimiento. Por tanto, los trastornos del sueño son más frecuentes en adultos o ancianos. Los suplementos de melatonina son extremadamente baratos y se usan ampliamente en países como Estados Unidos, pero desafortunadamente la comercialización está prohibida en Brasil. Por tanto, para obtener este complemento es necesario acudir a tiendas de productos naturales del exterior.

L-teanina

La L-teanina es un aminoácido que se encuentra en la hoja del té verde. Es un conocido suplemento contra la ansiedad con beneficios de relajación comprobados. Induce el sueño de forma natural y mejora la calidad del sueño. También se sabe que la L-teanina genera y regula las ondas alfa en el cerebro. A diferencia de las ondas beta, estos impulsos eléctricos ocurren en la mente durante períodos de relajación profunda.

Té Mulungu

El té Mulungu es un excelente remedio casero para calmar el estado de ánimo, ya que esta planta medicinal tiene propiedades calmantes que ayudan a las personas que sufren de insomnio o ansiedad a relajarse. El mulungu sirve para ayudar en el tratamiento de estados emocionales como histeria, insomnio, neurosis, ansiedad, agitación, depresión, ataque de pánico, compulsión, alteración del sueño.

Y tú, ¿tienes o has tenido problemas de insomnio? ¡Cuéntanos qué haces para dormir bien!