La gran oferta de diferentes tipos de productos de higiene siempre deja en duda al consumidor. Y no es diferente cuando se trata de elegir el mejor jabón para la higiene diaria.

Lo ideal para nuestra protección y minimizar los riesgos de agresión a la piel es buscar productos que actúen en el rango del pH fisiológico natural. De esta forma, no provocaremos un desequilibrio en la protección naturalmente ácida de nuestra piel.

Además de remover impurezas y eliminar residuos, los buenos jabones hidratan la piel, que está mejor protegida frente a los efectos provocados por las agresiones cotidianas, como la contaminación y los cambios bruscos de temperatura.

Barra de jabón

Los jabones en barra están compuestos por ácidos grasos de origen animal o vegetal, saponificados con dosis cáustica u otras sustancias para formar la masa sólida y espumosa que tan bien conocemos. El producto final tiene un pH en el rango de 8 a 9.5 – rango de pH alcalino, lo que podría conducir a un mayor potencial irritante para la piel.

Si eliges jabón en barra, vale la pena buscar masa 100% vegetal, es decir, sustituir el sebo animal por aceites vegetales en producción (una opción más ecológica que da como resultado un producto con un pH más apropiado para el cuidado de la piel).

Jabón liquido

Los jabones líquidos se componen de tensioactivos sintéticos, detergentes y generalmente están en el rango de pH más cercano a la neutralidad, que van desde el pH más ácido, 5.5 – 6.0 hasta ligeramente alcalino, alrededor de 7.5 – 8.0.

Rinde más. Imaginando el mismo uso para ambos productos, la versión líquida durará mucho más. Esto se debe a que no es vulnerable al vapor de la ducha (que derrite la pastilla) o al agua encharcada en la jabonera.

El jabón líquido es menos agresivo. Puede agregar activos hidratantes, extractos de plantas, vitaminas, proteínas, aminoácidos y tantas otras materias primas beneficiosas para la piel.

Es más práctico e higiénico.

El jabón adecuado para tu piel

Siempre debes elegir el jabón según tu tipo de piel. Los llamados jabones neutros son los más indicados para mantener la piel limpia e hidratada. La piel grasa y mixta necesita una limpieza más eficaz y una hidratación ligera, mientras que la piel seca requiere una limpieza suave y una hidratación más intensa.

Lee la etiqueta del producto y observa otros detalles como los activos emolientes y sustancias beneficiosas para tu piel, como extractos y aceites vegetales.

¿Ha hecho su elección? ¡Comparte tus opiniones en los comentarios!