Di la verdad: crear una pequeña con los valores adecuados no siempre es una tarea fácil, ¿verdad? En muchos casos, parece mejor aceptar una de las misiones de Hércules para hacer que el rodaje aprenda. Además de las reglas de los buenos modales, es normal querer que interactúe con la gente de forma positiva y cuidar la autoestima de un niño.

Pero, ¿le has estado enseñando a tratarse bien a sí mismo en primer lugar? Este es precisamente uno de los objetivos de cuidar la autoestima de tu hijo. Prestar atención al aspecto es fundamental para crear adultos sanos y felices, además de mejorar la relación del pequeño con el mundo. Por eso, algunas actitudes marcan la diferencia.

En este post te traemos lo que necesitas saber para trabajar la autoestima del niño de la manera correcta. ¿Quieres entenderlo todo? ¡Revisa!

Qué es la autoestima

Para no quemar el comienzo, comencemos por comprender qué es la autoestima. En el mundo de los adultos, el término a menudo se cubre y, tal vez, sientes que es la capacidad de sentirte hermosa o increíble en cualquier situación. Esto no es del todo mentira, pero el concepto va más allá.

La autoestima tiene que ver con la identidad, la aceptación y la satisfacción con el propio ser. Es la valoración que alguien hace de ti y cómo esa persona se ve a sí misma en relación con el mundo.

Es un término muy utilizado en el día a día de los adultos -al fin y al cabo, ¿quién no ha leído nunca que es necesario amar? -, pero aún poco explorado en los niños. Sin embargo, los niños pequeños también deben tener una visión positiva y realista de sus propias habilidades, destrezas y cualidades.

Cómo cuidar la autoestima de un niño desde temprana edad

Como madre, tienes la misión de enseñar todo lo que es importante para el pequeño, ¿verdad? La etapa no siempre es fácil, lo admito, pero es gratificante ver a tu pequeña semilla germinar y convertirse en un gran individuo. En este proceso, cuidar la autoestima de tu hijo es una tarea a realizar desde temprana edad.

Al contrario de lo que parece, esto no es sinónimo de rellenar el rodaje con marcas de besos de pintalabios en una dosis diaria de 30 minutos. Tampoco significa reforzar, todo el tiempo, lo especial o el chayote de mamá que es. De hecho, es necesario construir el espacio adecuado para trabajar el concepto de la mejor manera. A continuación, vea cómo lograr buenos efectos.

Haz un refuerzo positivo

Para transmitir el nivel ideal de confianza, recomiendo ofrecer un refuerzo positivo. Un beso, una caricia o incluso una pequeña recompensa por una acción adecuada es una buena salida.

Lo importante es concentrarse en el comportamiento, en lugar de apuntar al niño. Cree un refuerzo positivo sobre lo que hizo bien y no exactamente sobre ella. Si hace un lío en el medio, adopte una postura decidida. Corrija con cariño y serenidad para no minar la autoestima.

Ofrece cumplidos realistas

La confianza en uno mismo equivale a elogios sin fin, ¿verdad? ¡Solo que no! Esta asociación (incorrecta) es muy común, pero puedo decir que no está del todo ahí. Elogiar sin un propósito no mejora la autopercepción de un niño, e incluso puede dar lugar a una plaga.

Lo mejor es siempre reconocer el esfuerzo y valorar la dedicación y compromiso del pequeño por hacer algo. También es importante tener cuidado de no exagerar. Incluso si el corazón habla más fuerte, sea realista sobre el reconocimiento.

Ofrecer autonomía y responsabilidades

¿Conoce ese plan para mantener a su bebé en una burbuja y mantenerlo alejado de toda la maldad del mundo? Bien sepan que esta acción es uno de los grandes villanos para la autoestima de su hijo. Después de todo, si no tiene libertad, no puede crear su propia identidad.

Así que rompa la idea de sobreprotección y ofrezca autonomía y responsabilidad. Por supuesto, no debes dejarlo ir solo a la escuela si no es viejo o peligroso. Sin embargo, puede asumir funciones como cuidar su propia habitación o poner en orden los juguetes. De esta forma, el pequeño irá ganando cada vez más confianza para actuar.

Fomentar nuevos descubrimientos

Afrontar nuevas posibilidades es uno de los principales componentes para que un niño desarrolle una buena autoestima. Por lo tanto, es esencial fomentar nuevos desafíos, incluso si solo significa hablar con un nuevo colega del condominio, por ejemplo.

Para transmitir el mensaje correcto, colóquese como un punto de apoyo, como si fuera un refugio seguro. Te garantizo que ayudará al pequeño a sentirse más seguro explorando, descubriendo y acabando con las inquietudes y la curiosidad.

Validar emociones y percepciones

Poder expresar emociones también es parte de la autoestima de su hijo. Con un buen nivel de confianza, se sentirá libre de decir cómo se siente o qué le ha molestado.

Para fortalecer este aspecto, asegúrese de validar las emociones y las percepciones. Esté dispuesto a escuchar lo que dice su hijo y trate de entender por qué estaba molesto por una situación en particular. Demuestre que tuvo razón al comunicar sus sentimientos, ya que esto será muy bienvenido en el futuro.

Cuáles son las ventajas de crear un entorno positivo

Establecer un escenario positivo y con un propósito es extremadamente beneficioso, tanto para ti, mamá, como para tu xodó. Además de ayudar a fortalecer la autoestima de su hijo, es una forma de explorar varias otras ventajas. A continuación, ¡mira cuáles son las principales!

Fortalece la relación

Cuando eres un verdadero animador de la confianza en sí mismo del pequeño, él te ve como un importante punto de apoyo. Sabe que lo ayudarás, lo guiarás y sabrá reconocer tus esfuerzos.

Esto mejora enormemente la relación e incluso puede ayudar a reducir las rabietas e incluso el comportamiento agresivo. Lejos de la inseguridad, el niño puede llegar a su mejor versión.

Estimula el sentido de identidad

Fortalecer la autoestima también es importante para crear un refuerzo con respecto a la identidad. Básicamente, el pequeño se sentirá cómodo siendo quien realmente es, sin necesidad de adaptarse a determinadas exigencias. Esto fortalece la personalidad y permite que el niño se exprese de una manera única. Al final, trae aún más satisfacción y autoaceptación.

Favorece el desarrollo

En general, cuidar la autoestima de su hijo es una excelente manera de prepararlo para la vida adulta y promover su desarrollo. Los niños con buena autoestima tienden a ser adultos seguros de sí mismos y capaces de hacer realidad sus sueños. Por tanto, es algo que da lugar a un individuo mucho más sano, bien consigo mismo y con la vida y alejado del trauma.

Cuidar la autoestima de su hijo es tan importante como cepillarse los dientes o pensar en la educación. Con estos consejos, tendrás la oportunidad de dar en el blanco y crear a alguien muy seguro.

¿Pensaste que la información encajaba como un guante?