Mucho se habla del plan de alimentación, pero ¿alguna vez te has parado a pensar que la importancia de lo que comemos, dónde comemos y cómo comemos va mucho más allá de la nutrición?

La comida está presente en las fechas festivas, en la mesa que compartimos con nuestra familia y en los momentos de celebración. Puede representar afecto, generar recuerdos y ser una forma de mantener tradiciones.

Por eso y porque sabemos que ustedes, madres, siempre están preocupadas por la comida de sus seres queridos, en el post de hoy hablaremos del plan alimentario.

Cómo puede ayudar el plan de alimentación a su familia

La planificación y la organización son algunas de las mejores formas de garantizar el éxito en lo que hacemos, y cuando se trata de alimentos de calidad, no es diferente. Un esquema nutricional bien diseñado es sinónimo de más salud en el hogar.

Vea los beneficios que le brinda a su familia.

Ayuda a crear hábitos alimenticios saludables

Un plan de alimentación estructurado define los alimentos que vamos a ingerir, los mejores momentos para nuestras comidas y, en algunos casos, incluso las cantidades.

Fomenta la incorporación de verduras y frutas en la dieta, equilibra las cantidades de carbohidratos, proteínas y grasas ingeridas a diario, enseña las mejores opciones de merienda, ayuda a elegir el desayuno, etc.

De esta forma, el plan sirve de guía para la creación de hábitos saludables.

Mejora la calidad de los alimentos

Al planificar la comida de su familia, puede visualizar mejor lo que entra en su cocina. Por ejemplo, puede ver si todos comen cantidades adecuadas de vegetales en su hogar, si compran muchos alimentos procesados ​​y si los niños comen diferentes nutrientes.

Así, es posible hacer ajustes para que las comidas sean más equilibradas: disminuir las cantidades de dulces y frituras, aumentar las verduras, asegurar la presencia de grasas esenciales y, quién sabe, incluso agregar ese plato favorito de la familia en el plan semanal.

Hace que la rutina sea menos estresante

Además de todos los beneficios nutricionales, el plan de alimentación ayuda a las mamás a tener más tiempo. Con él, no tienes que perder tus minutos, todos los días, pensando en cómo será la próxima comida, cuál será la merienda de la escuela o qué preparar para la cena.

Organiza tu rutina e incluso te permite preparar gran parte de lo que se consumirá en la semana en un día. Muy bien, no?

Ayuda a llevar a todos a la mesa

Con todo planeado, es más fácil encontrar un momento para al menos una comida del día para comer con la familia. Y créeme, el hábito de comer en la mesa, en familia, es tan importante que incluso puede influir en el comportamiento de tus hijos.

Cuando nos sentamos con las personas que amamos y compartimos una comida, tenemos tiempo para hablar, socializar y compartir. De esta forma se crea un mayor sentido de identidad familiar, en el que todas las personas se sienten parte de ese entorno.

Otro punto positivo es que tus hijos podrán ver lo que comes y aprender de ti. Mucho mejor que escuchar, “comer ensalada es bueno”, es ver el ejemplo en el plato de aquellos que les inspiran.

Y las ventajas de tomarse un tiempo para comer en familia no terminan ahí. Un estudio publicado en 2004 sugiere que las comidas familiares están asociadas con un menor riesgo de desarrollar hábitos nocivos para la salud, como fumar, beber y consumir drogas.

Intercambiar experiencias en la mesa, crear recuerdos familiares felices, comer alimentos más nutritivos y comer en los mejores momentos son parte de una rutina más equilibrada, feliz y saludable. Y el plan de comidas puede ayudarlo a llevarlo todo a su familia.