Cuando llega el verano, debemos cuidar un poco nuestra piel, sobre todo con el uso de protector solar. Es fundamental proteger nuestro rostro y cuerpo de los rayos solares, que a la larga pueden tener consecuencias en nuestra piel. Además, el maquillaje cuando estás bronceada: requiere algunos cuidados, algunas mujeres pueden quemarse cuando reciben demasiado sol, especialmente aquellas que tienen la piel blanca.

Las morenas y los negros, aunque no lo padecen tanto, tampoco pueden dejar de lado el protector solar. Por cierto, se puede aplicar antes del maquillaje, ¿vale ?, ¿hace demasiado calor en tu ciudad? Llegó el verano y con él trajo este desafío, ya que algunos terminan bronceándose incluso sin ir a la playa. A otros les encanta estar cerca del mar, ¡para conseguir ese color! Hoy entenderás cómo hacer maquillaje cuando estás bronceado, para evitar situaciones extrañas y asegurarte uno hermoso maquillaje.

Elige una base más oscura que tu tono de piel

La base se considera uno de los elementos más importantes en un maquillaje, ya que es algo que sirve para igualar el tono de la piel. Además, es un cosmético que ayuda a disimular las imperfecciones y sirve para asegurar una textura suave en tu rostro. Sin embargo, cuando la piel está bronceada, especialmente en verano, hay que tener cuidado, aunque este color sea claro, si usa el tono al que está acostumbrado en su vida diaria, puede que no funcione.

Entonces, cuando se aplica a su piel, eclipsará todo el bronce obtenido en la playa y socavará su tono facial. Además, la piel puede volverse gris si es negra Mi consejo para evitar estos problemas es tener una base a tu lado que esté dos o tres tonos por encima de lo normal. También le recomiendo que lo compre solo después de broncearse, no antes como algunos podrían hacerlo. Y no olvides la crema facial hidratante, que debes aplicar antes de la base, haz eso y el maquillaje cuando estés bronceada quedará perfecto.

No use polvos compactos para el maquillaje cuando estás bronceada

El polvo compacto es un producto ideal para mujeres que tienen piel mixta o grasa, siendo un comodín para ayudar a prevenir la grasa de la piel. Sin embargo, si tienes la piel bronceada y quieres maquillarte, esta condición puede ser un problema, ya que cuando la piel está en reposo comienza a desprenderse algo de piel, especialmente en la nariz y la frente. Mi piel es grasa, ¿qué hago? Pues bien, en este caso lo ideal es invertir en bases de maquillaje líquidas, que tengan un efecto mate, capaces de retener el aceite por más tiempo.

El iluminador puede hacer que tu piel esté más bronceada

El iluminador es un producto que puede ser utilizado por personas con piel bronceada, aporta un efecto de luminosidad muy diferente, dejando tu piel con un aspecto natural. Por tanto, si tienes dudas sobre el uso de este cosmético, es capaz de dar un resultado interesante, en el proceso de maquillaje cuando estás bronceado, quienes lo prefieran pueden utilizar el iluminador solo, aplicándolo en la parte superior de los pómulos. Las personas que tienen la piel clara tienden a enrojecerse cuando toman el sol. Por eso, una idea es invertir en tonos más champán, mientras que las morenas pueden aprovechar el iluminador dorado.

El rubor puede ser marrón o melocotón

El rubor es un cosmético que sirve para enrojecer más las mejillas, con ese famoso look saludable. Deberías olvidarte del rubor rosa claro, puede que te guste mucho, pero déjalo para las épocas más frías del año, ¿de acuerdo? Porque puede dejar un contraste entre el tono cálido de tu piel y el tono frío de esta prenda, el consejo general es optar por un rubor pardusco, incluso en un tono rosado, solo un poco más oscuro. De esta forma, puedes apostar por los polvos bronceadores, permitiendo potenciar el tono de tu piel. Finalmente, aquellos con pigmentos brillantes son interesantes para resaltar el efecto de brillo.

Los labios en el maquillaje cuando estás bronceada

Durante el verano, las altas temperaturas son constantes, incluso de noche. Por eso, mi consejo para los labios es invertir en un bálsamo labial con color, que sea capaz de garantizar un ligero brillo a tu boca. Además, ayuda a proteger contra la sequedad provocada por el sol. Además, una opción un poco más discreta es utilizar el brillo incoloro, que se puede aplicar sobre la barra de labios mate, o solo. De esta forma, es posible dejar los labios más iluminados, combinándose con el bronceado de tu piel.

También se puede usar lápiz labial

No es solo el brillo lo que debe aplicarse a los labios, la barra de labios también puede hacer su parte. Por cierto, los tonos vibrantes son los recomendados esta temporada, solo hay que elegir bien, para preferir los que tienen efecto mojado. Se pueden incluir en cualquier ocasión, ya sea maquillaje simple o más completo.

Maquillaje cuando estás bronceada: cuidado con el corrector excesivo

Y hay un punto más importante al preparar tu maquillaje cuando está bronceado. Por cierto, este consejo se aplica principalmente a quienes tienen la piel clara. Porque si pesas demasiado tu mano mientras te aplicas el corrector debajo de las ojeras, puede verse diferente al resto de tu rostro, por lo que el maquillaje al broncearse requiere de este cuidado, para que tu mirada sea natural. Finalmente, el secreto está en elegir el tono ideal para tu piel, lo cual es posible mezclando dos colores, además de hacerse en la base. Finalmente, haz una fina capa debajo de los ojos.

Disfruta de sombras de ojos con tonos cálidos y un efecto metálico

Este consejo es ideal para los amantes de las discotecas o bares por la noche. Así, lo ideal es elegir sombras de ojos en tonos oro rosa y dorado, que son excelentes opciones para entregar un buen resultado. Además, el amarillo, el naranja y el marrón son buenas opciones para tu piel, son colores que combinan con la calidez de la piel bronceada, haciendo que tu mirada sea aún más deslumbrante para disfrutar del momento. Esto significa que invertir en un toque metálico es una buena idea. Disfruta del verano de la mejor manera posible, la piel bronceada es preciosa y va con tu maquillaje.