El invierno tiene su lujo y glamour allí, pero solo cuando llega la hora de comer, pasear y vestirse. La piel es una de las más afectadas por los días grises y fríos porque es áspera, sin vida y muy seca, acabando con la vitalidad y el brillo. La hidratación durante el otoño y el invierno es fundamental para la piel, ya que además de mantener el rostro alejado de la sequedad, también evita que la piel se descame, acné, irritaciones, asignando vitaminas y proteínas al rostro.

Mascarillas hidratantes

Estas mascarillas deben integrarse en el programa de belleza para todo tipo de pieles. Una de las principales causas del envejecimiento cutáneo es la falta de elasticidad, provocada por la deshidratación. La aplicación de estos tratamientos retrasa la aparición de las primeras arrugas.

Su aplicación es aconsejable especialmente sobre pieles secas, sensibles y frágiles. Este tipo de mascarilla devuelve la humedad a las capas más profundas de la piel, devolviendo la elasticidad. Es aconsejable utilizarlo un máximo de 2 veces por semana.

Pueden las mascarillas hidratar más que las cremas

La mascarilla proporciona una muy buena sensación en la piel. La alta concentración de principios activos es superior a la de las cremas diarias y potencia los efectos del tratamiento. Mientras los ingredientes actúan sobre la piel, las células absorben los principios activos que necesitan para restaurar su integridad diariamente afectados por factores agresivos, como el sol, la contaminación, las impurezas y el estrés. Es un contraataque eficaz. Las mascarillas hidratantes promueven la retención de agua y restauran la humedad natural.

Mascarilla casera

Apostar por mascarillas caseras naturales para hidratar tu piel del frío es una buena opción para quienes no quieren gastar dinero en mascarillas.

Aquí hay tres recetas de mascarillas faciales hidratantes caseras para hacer en casa:

1. Consejo ideal para hidratar la piel irritada

Ingredientes

  • 1/4 de aguacate
  • 1 cucharada de linaza
  • 1 cucharada de miel

Método de preparación y aplicación

Batir todo en una batidora y aplicar sobre la piel durante 20 minutos, retirar con agua fría o tibia.

2. Mascarilla hidratante y antiedad

Indicado para quienes desean hidratarse, combatir los signos de la edad como arrugas y líneas de expresión.

Ingredientes

  • 1/2 papaya papaya
  • 1 cucharada de copos de avena
  • 1 cucharada de miel

Método de preparación y aplicación

Amasar y aplicar sobre la piel durante 20 minutos, retirar con agua tibia.

3. Mascarilla hidratante y exfoliante

Para aquellos que quieren deshacerse de la descamación y la sequedad.

Ingredientes

  • 1 taza de yogur natural
  • 1 cucharada de avena
  • 1 cucharada de postre de aceite de almendras

Método de preparación y aplicación

Mezclar y aplicar sobre la piel durante 20 minutos, retirar con agua tibia. Esta mascarilla se puede aplicar con ligeros movimientos circulares para realizar una ligera exfoliación y luego dejar actuar durante 20 minutos.

Recuerda que este tipo de producto, aunque sea más concentrado, no sustituye al cuidado diario de la piel. Si bien sus efectos son temporales, el de las cremas se produce a medio y largo plazo. Por eso es buena idea utilizarlos de forma complementaria.

Y tú, ¿tienes alguna receta de mascarilla casera?