No es ningún secreto que las ceremonias de boda son caras. Y, cuando se trata de embellecer a la novia, también. Eso es porque, ese día, todos los pasos deben ser tratados con importancia, y no sirve de nada querer ahorrar. Entonces, mira este texto por qué el maquillaje de novia es más caro.

Primero, la novia debe tener en cuenta que la ceremonia será su día especial y que solo ocurrirá una vez en su vida. Por lo tanto, también es necesario entender que, al tomar la decisión de ahorrar en su producción, el matrimonio puede tener resultados catastróficos. Por eso, todos los procesos de preparación de la boda terminan pesando en su bolsillo, por lo que debe tener en cuenta que los servicios de peluquería y maquillaje son artículos de lujo. De esta forma se gastó mucho en vestuario, espacio, buffet y decoración, con su estética no será diferente. A continuación, encontrará más información sobre el motivo de estos precios.

El día de la boda soñado

Toda mujer que tenga el deseo de casarse sueña con una ceremonia impecable. Para eso, hace un plan completo y quiere que sea perfecto. Por tanto, es lógico que la mujer esté nerviosa por el gran día, y muchas veces acabe por no poder dormir bien debido a la ansiedad. Por lo general esto ocurre principalmente cuando comienza la cuenta atrás, es en estos momentos que el psicólogo debe actuar, dialogar, calmar el nerviosismo, además de ayudar a la novia a afrontar los imprevistos que puedan ocurrir ese día. Para ello, debes elegir un profesional calificado, siempre siguiendo la regla de que no debes ahorrar en bodas, en ninguna categoría. Eso es porque las emociones de la novia se pueden sacudir para siempre.

Porque el maquillaje de novia es caro

El día de la boda no es una fecha cualquiera para la novia. Eso es porque, mucho antes de que llegara el gran día, ya lo había planeado todo hasta el más mínimo detalle, desde la decoración, el buffet, la indumentaria y el maquillaje. Por eso, todo debe salir impecable ya que seguramente quedará en el recuerdo de los novios para siempre, la composición para este tipo de eventos debe ser impecable y de calidad. Eso es porque, sin duda, la novia querrá disfrutar al máximo de ese día, y lo principal, sentirse bella.

Además, lo ideal es que lo haga un profesional que ya conozca la piel de la mujer que se va a casar, los productos deben ser de calidad, preferiblemente impermeables, ya que es casi imposible que una novia no llore. Las fotos de la boda reflejarán un maquillaje de calidad. Por eso, muchos prefieren hacer esta inversión y no arrepentirse después.

El maquillaje de novia es más caro porque está elaborado con productos profesionales

Sin embargo, un punto controvertido que debe tenerse en cuenta es que las novias no deben utilizar productos «baratos». Así, a la hora de preparar el maquillaje, la novia se sentirá más cómoda si los productos que se utilizan son de marcas reconocidas e internacionales. Y, por supuesto, estos productos tienden a funcionar mejor Los productos de calidad son un factor importante en el maquillaje de una novia.

Sin embargo, los productos más caros son inútiles si no hay dedicación por parte del profesional. Por eso, el maquillador debe dedicarse a la novia desde el primer contacto, ya que es normal sentirse inseguro en torno al gran día de tu plantilla. Así, es muy común esperar valores altos a la hora de contratar un servicio de maquillaje profesional.

La prueba encarece el maquillaje nupcial

Para que todo salga según lo previsto, es obligatorio que la novia se someta a la prueba de maquillaje y peinado al menos un mes antes de la boda. Esta parte del proceso es tan importante, que actualmente no se venden paquetes de novia sin la prueba incluida. De nada sirve querer ahorrar dinero en este aspecto, ya que la prueba es la garantía de que nada saldrá mal, así que imagina llegar el día de la ceremonia, cuando ya está todo elaborado, y que no te guste el resultado final. La prueba es para esto, para asegurar que no haya imprevistos. Además, el profesional sabrá qué producto se adapta mejor a esta situación, y qué técnicas debe aplicar, para la mayor durabilidad de su trabajo.

Es hora de hacer el maquillaje de novia

El día de la boda suele ser agitado. Sin embargo, el tiempo para la elaboración del maquillaje y peinado no debe ser apresurado. Lo mejor es llegar a tiempo, para que los profesionales puedan trabajar a fondo. Por ello, el horario programado suele ser horas antes de la ceremonia, para que la novia se relaje, disfrute de un refrigerio y se calme, además, si lo prefieres, es posible realizar el “Making Of” durante la producción. Eso es porque el maquillaje y el peinado tardan aproximadamente 2 horas y 30 minutos en realizarse. Las novias están completamente listas, con todo su atuendo de boda, al menos 30 minutos antes de la ceremonia.

Responsabilidad profesional

En este día, la novia confiará plenamente en el profesional contratado. Por tanto, el profesional debe tener compromiso y no programar otros trabajos el mismo día. Hacer una novia es una gran responsabilidad y requiere dedicación y experiencia. Esta es una razón más por la que el servicio de maquillaje de bodas es más caro, incluso antes de fijar la fecha de la boda, la novia debe ser consciente de que encontrar un buen maquillador, con experiencia en novias, no será tarea fácil. Eso es porque el horario de estos profesionales suele estar abarrotado, lleno de citas diferentes. Por tanto, será necesario buscarlo con antelación y con dedicación.

Exclusividad del maquillaje de novia

La novia, en este día, definitivamente querrá un trato VIP. Por lo tanto, la maquilladora debe reservar el día solo para ella y estar disponible hasta que el maquillaje y el cabello estén terminados. Sin embargo, existen algunos contratos en los que el maquillador y el peluquero deben asistir a la ceremonia, y realizar retoques siempre que sea necesario, ya sea para tomar fotos o videos.

Consultoría

El maquillador también debe ofrecer consejos de belleza. Este detalle es importante, ya que la novia no siempre comprende el tema del maquillaje y no sabe qué tipo se adapta mejor a la forma de su rostro. Es en este momento cuando entra el visagismo. Hay que pensar en todo. Por lo tanto, el maquillaje y el peinado deben coincidir con la forma del rostro de la novia, y el modelo de vestido debe adaptarse a la época de la boda.

Esto se debe a que será muy difícil afrontar horas de ceremonia con un vestido muy caliente, por ejemplo en verano, es común que las novias usen fotos de modelos en internet como referencia. Sin embargo, muchas veces esas fotos fueron manipuladas digitalmente, o la persona no tiene las mismas características que el modelo. Es responsabilidad del profesional orientar lo que realmente va a ser bello y explicar lo que realmente realza la belleza natural.