El protector solar para el rostro, es útil en cualquier época del año, ya sea invierno o verano. Pero en verano, cuando la incidencia de rayos es mayor, una buena protección es fundamental. Esta protección debe ser con rayos UVA y UVB, en la cantidad adecuada y con al menos SPF 30. Además del protector solar normal, hay filtros de color en el mercado: ¿y cuál es la diferencia?

Qué es el protector solar con color

Si hay un paso en la rutina que no se puede perder, especialmente durante el día, es la aplicación de protector solar. Pero además de proteger la piel de los efectos nocivos de la radiación solar, el producto puede convertirse en un aliado del maquillaje. El protector solar con color puede sustituir al tradicional, dejando el rostro protegido y uniforme. El protector solar de color puede ser más eficaz que sin él, ya que también protege de la luz visible.

El protector de color protege la piel de los rayos del sol e incluso ayuda a embellecer la piel, cubriendo imperfecciones e imperfecciones. Este tipo de producto puede ser sustituido por la base facial, ya que unifica la piel disimulando imperfecciones, marcas de acné e incluso aquellas ojeras más marcadas.

La luz visible, que a menudo se pasa por alto en el momento de la protección, puede ser emitida tanto por el sol como por la televisión, las pantallas de las computadoras e incluso las lámparas fluorescentes. El daño es algo menor que el causado por los rayos UV, pero también puede ser crucial a medio y largo plazo, provocando manchas y oscurecimiento de las marcas de la piel.

Aplicación de filtro de color

Sin embargo, al aplicar protector solar con color, debe tomar algunas precauciones adicionales. El primer paso es recordar que el producto no es una base común, por lo que debe aplicarse de manera uniforme en todo el rostro. Suelen ser más ligeras que la base, que no lleva la cara si se pasa la cantidad adecuada.

Al igual que con otros productos para la piel, también es importante tener cuidado de no cometer errores de tono. El principal error es elegir el tono protector incorrecto, puede dejar la piel con un color extraño.

A la hora de planchar el producto, sin embargo, las reglas son las mismas que las del protector solar incoloro. La cantidad ideal es de 2 mg / cm². En la práctica, una cucharadita de producto para todo el rostro.

Entonces, ¿vale la pena usar un protector de color? Sí, sobre todo para mujeres con rutina de running, ya que es un producto multifuncional que además de combatir los rayos UVA y UVB, unifica la piel, previene la aparición de manchas (protegiendo de la luz visible) y también previene el envejecimiento prematuro. Perfecto para quienes tienen una rutina agitada.

Consejos de protección solar con color

  • Protector solar Mat Perfect Fluid con Color SPF60 – Avène
  • Adcos Sunblock Fluid Tonificante Fps40
  • Isdin Facial Sunscreen – Fotoprotector Fusion Water Color SPF 50+
  • Protector solar facial de color La Roche-Posay – Anthelios Airlicium Fps70
  • Renew Advance Matte Facial Sunscreen with Anti-Aging Color SPF50
  • Protector solar Episol Sec con color SPF 60
  • Cetaphil Sun Ultra Matte Sunscreen and Oil Control with Color SPF 70 Gel Cream