Ha llegado el momento de hablar de un tema fundamental: la exposición de los niños en los redes sociales y por qué es mejor no publicar fotos de niños en Internet. Después de todo, en el mundo virtual hay un gran intercambio de información y siempre hay un nuevo perfil como referencia en cualquier tema.

¿Y qué hay de las diversas imágenes lindas de niños en el feed? Ciertamente, ya querías compartir, con amigos y familiares, esa vez que lo hizo el pequeño, ¿verdad?

Sin embargo, es fundamental tener en cuenta qué fotos del niño publicamos en Internet. Después de todo, esa imagen puede tener un alcance más amplio de lo que imaginamos e incluso caer en las manos equivocadas.

Para entender el tema, te mostraremos cómo cuidar las fotos de los niños y evitar problemas. ¡Quédate con nosotros!

Cuál es la importancia de proteger las fotos en Internet

Es más que comprensible querer registrar cada momento del crecimiento de los niños. El caso es que estos registros, que solían estar solo en álbumes familiares, ahora están abiertos a toda una red de contactos.

Entonces, tenemos que hacerte una pregunta importante: ¿conoces a todas las personas que tienen acceso a tu perfil? Además de amigos, familiares y compañeros, las imágenes publicadas en tus redes sociales llegan a una porción de desconocidos, especialmente si tu página es pública. ¿Cómo conocer las intenciones de estas personas?

Al publicar accidentalmente fotos de su hijo, comparte detalles y datos personales que no deberían estar disponibles para nadie. Entonces, averigüemos por qué evitar la exposición infantil en Internet.

Garantiza la seguridad de su familia

Cuando publica una foto de su hijo, sobrino u otro niño de la familia, se expone a los ojos de todos los que tienen acceso a su perfil. Aunque consideras que tus seguidores son amigos y conocidos, ¿cómo clasificas a los demás que pueden recibir la imagen y conservarla?

Tenemos que enfrentarnos a las amenazas virtuales como algo que puede afectar a la familia en el mundo real y actuar para garantizar la seguridad de todos. Por lo tanto, cuidar el tipo de foto que se publica preserva la privacidad familiar y le da control sobre el contenido compartido.

Evita que extraños conozcan información personal

A través de los detalles presentes en sus imágenes de perfil, los extraños pueden tener acceso a la información personal de su hijo. Datos como su rutina, con quién vive y los lugares que frecuenta son valiosos y no pueden ponerse a disposición de nadie.

Por tanto, es fundamental pensar y reflexionar sobre si merece la pena poner en riesgo al niño de esta forma. Después de todo, seguro que tienes ese tipo de cuidado en el mundo fuera de Internet, ¿no es así?

Obstaculizar enfoques en el mundo offline

Con la información personal que un extraño consiguió en su perfil, solo por esa foto de su hijo en la heladería del barrio, puede sentirse libre de intentar un acercamiento fuera de las redes.

Si los que siguen tu perfil no saben dónde vives, los lugares a los que vas o dónde encontrarlos en horarios establecidos, es prácticamente imposible que esa persona tenga algún contacto con tu hijo en el mundo real. Por ello, por la seguridad de todos, es fundamental no divulgar este tipo de datos a través de fotografías o incluso la función de check-in, presente en algunas redes sociales.

Evita que las fotos caigan en las manos equivocadas

Como dijimos, después de que se publique una foto, estará disponible para cualquier persona que acceda a su perfil. Muchos padres no se imaginan que pueden ofrecer contenido a extraños maliciosos con solo fotos inocentes.

La cuestión es que estas personas pueden tomar fotografías de su hijo y utilizarlas con fines delictivos. ¡Sí, es serio! La red de pedofilia en línea utiliza hashtags creados para recopilar fotos de niños con el fin de construir una inmensa colección de imágenes. Estas fotos pueden manipularse e incluso detenerse en sitios inapropiados.

Además, existe el acoso infantil, del que hay que hablar y evitar. Esa imagen divertida de su hijo puede tener consecuencias como bromas malas e incluso acoso, especialmente si el niño está en edad escolar.

Proteja la privacidad de su hijo

Cuando publica una foto de su hijo en Internet, decide por él que esa imagen estará expuesta a miles de personas. Esto afecta la privacidad del pequeño, especialmente porque no puede elegir si ese material debe verse o no.

Publicar fotos que representen los miedos de los niños, por ejemplo, puede avergonzarlos. ¿Quiere ver? Hay varios casos de padres y madres que utilizan filtros de realidad virtual con animales o efectos de miedo con niños. Al registrar la reacción de miedo y susto, hay una exposición adicional.

Estas son situaciones que pueden y deben evitarse. En cambio, vale la pena tener cuidado al definir si realmente vale la pena publicar ese registro de la última broma, ¿no es así?

Qué fotografías conviene evitar

Ahora que entendemos la gravedad del tema y por qué se debe prescindir de la exposición infantil en Internet, es hora de saber qué tipo de fotos no se deben publicar. ¡Mira qué no publicar!

Hora del baño

El primer baño es un momento especial para los padres y muchos comparten los clicks para sus seguidores sin pensar en las consecuencias. Sin embargo, la mayoría de los adultos recuerdan con horror cuando los padres les mostraban fotos de bebés sin ropa a sus familiares.

Entonces, ¿por qué aumentar esta restricción para un mundo en línea que puede llegar a miles de extraños y alimentar la red de pornografía infantil? Esta ocasión especial se puede registrar, pero con mucho mimo y cariño. ¿Qué tal guardar las fotos solo en casa?

Niños enfermos

También se debe evitar compartir fotos de niños enfermos, después de todo, el pequeño es frágil. Si a un adulto no le gusta publicar una foto cuando está enfermo, es mejor no hacerlo con el bebé, ¿verdad?

La situación es aún más delicada cuando el niño tiene alguna condición física. Para extraños maliciosos, las imágenes que muestran resiliencia pueden convertirse en un meme y dañar la psicología del niño. Para evitar inseguridades que conducirán a la edad adulta, vale la pena alejarse de este registro.

Niños uniformados

A la hora de decidir publicar una foto, debemos analizar si entrega algún tipo de detalle que pueda aportar información personal.

Por tanto, las fotos del hijo uniformado deben ser prohibidas de su perfil, así como cualquier imagen que muestre la ubicación de la escuela. Esto preserva la seguridad del niño y evita que extraños accedan al sitio.

Lo mismo ocurre con las fotografías del pequeño en la clase de fútbol, ​​en el estudio de ballet y en otros lugares a los que asiste. Evite capturar momentos de la rutina de los niños en Internet.

Cambio de pañal

Cambiar el pañal es otro momento que solo debe ser en la privacidad de su hogar. No hay ninguna razón para publicar fotos del bebé en esta situación, ya que la intención es protegerlo. Este tipo de imagen también está muy dirigida por los pedófilos y puede usarse completamente fuera de contexto. Entonces, es mejor evitarlo, ¿no?

Fotos con ropa interior

Otro tipo de contenido que debe mantenerse alejado de Internet para proteger la privacidad de su hijo, incluye fotos con ropa interior o trajes de baño. ¿Quieres registrar tu día en la playa o en la piscina? Guarda las fotos para la familia, ya que será mejor si no están expuestas en tu perfil.

Cómo proteger a sus hijos

No es necesario que abandonemos Internet o renunciemos a lindos registros que guarden buenos recuerdos. En cambio, la solución es tomar medidas para proteger a sus hijos. Descubra a continuación las principales actitudes que se pueden adoptar.

Haz tu perfil privado

Una de las formas de controlar quién tiene acceso a sus fotos es modificar las opciones de privacidad de su perfil. En algunas plataformas, existe la posibilidad de dejar tu página como privada, es decir, solo tu lista de seguidores podrá ver lo que publicas. Otras redes sociales te permiten elegir si tus publicaciones serán públicas o solo para amigos, o incluso para un grupo específico.

Hablar con los miembros de la familia

Es común que los miembros de la familia quieran publicar fotos de su hijo. Para evitar dolores de cabeza, hable con su familia y dígales que prefiere que las fotos del bebé no se publiquen ni se vuelvan a publicar. En el caso de una fiesta o reunión, pida ver las fotos de antemano y evalúe si se pueden publicar.

Guía a los niños

Es importante tener un diálogo con sus hijos en Internet. Después de todo, es muy probable que tengan contacto con el mundo virtual en algún momento, ¿verdad? Por tanto, vale la pena explicar y orientar sobre el uso de internet.

Cuando enseñe a los niños sobre el tema, diga que al publicar una imagen, es difícil eliminarla de la red. También debemos reforzar la necesidad de cuidar lo que se publica para tener control sobre lo que mostramos a los demás.

Evita compartir viajes

¿Vas a disfrutar de un viaje con tu hijo? Por lo tanto, evite compartir este cambio en su rutina en las redes sociales. Esta atención es aún más importante si el recorrido es solo para la pareja y el pequeño está al cuidado de un familiar. Para no perder los registros, prefiere publicar fotos del viaje tan pronto como regrese a casa. Después de todo, estos datos en las manos equivocadas pueden crear problemas graves y poner en riesgo la seguridad de sus hijos.

No publique fotos de otros niños

Así como no quieres poner a tu hijo en una situación delicada, es fundamental pensar en otras familias. Así que no publique fotos de otros niños en su perfil. Si desea publicar en ocasiones especiales, consulte con los padres antes de tomar cualquier decisión. En caso de duda, puedes poner pegatinas y efectos para cubrir las caras de los otros pequeños.

Esto es cierto incluso para ese niño rebelde desconocido que se burla en medio del centro comercial. Incluso si desea compartirlo con otras madres, es mejor evitarlo.

Cuáles son los delitos en Internet

Es esencial comprender con qué delitos cibernéticos puede tener contacto cuando usa Internet y publica fotos de su hijo en sus redes sociales. Cuando comprendemos lo que puede suceder, es fácil ver la importancia real de proteger a los niños de estos riesgos. ¿Quiere ver? ¡Reúnase a continuación!

Ciberacoso

El ciberacoso es un delito que deja profundas huellas en sus víctimas y Brasil ocupa el segundo lugar en los países con más ocurrencias. Las personas que piensan que son anónimas detrás de un perfil de Internet falso aprovechan la oportunidad para extraer comentarios ofensivos de otros usuarios.

Es fundamental hablar con tus hijos sobre este tema si tienen un perfil en alguna red social. Nuestro papel es reafirmarles que el ciberacoso es un delito y que si alguien les hace esto, es necesario que hablen.

Pedofilia y pornografía infantil

La explotación de la imagen de los niños es uno de los delitos que más preocupan a padres y autoridades. Los delincuentes se gastan un peine de dientes finos en plataformas virtuales en busca de fotos que tengan una parte visible del cuerpo de un niño. Además, todavía existe el riesgo de que un pedófilo tenga acceso a información sobre su hija y la acose en el mundo real.

Cómo informar

Al darse cuenta de que alguien se ha apropiado de las fotos de su hijo, es importante ponerse en contacto con la plataforma en la que se va a actuar la imagen. En los casos en que la persona acaba de publicar sin mala intención, es válido hablar con quien administra el perfil y pedir que se elimine la imagen.

Si la persona continúa replicando las fotos sin su consentimiento, le recomendamos que se ponga en contacto con la policía y realice una denuncia policial. Si las imágenes se utilizan en casos de pornografía o pedofilia, es fundamental contactar inmediatamente a la policía para que se abra una investigación.

El uso de Internet de manera positiva puede ser beneficioso en los estudios y ayudar a conectar a las personas que están lejos. Sin embargo, es fundamental cuidar lo que se comparte en las redes, especialmente cuando se trata de fotos de tu hijo. Al proteger la imagen de los niños y mantener un diálogo firme con ellos, podemos utilizar Internet de la mejor manera posible.

Entonces, ¿qué tal compartir este contenido en sus redes sociales para ayudar a correr la voz y comenzar una conversación sobre el tema?