Cuando llega el momento en que es necesario volver al trabajo y retomar el horario de citas, esa duda sobre cómo cuidar a los niños se puede superar. Y las principales alternativas son: ¿la guardería o los abuelos? Una duda muy cruel, ¿no? Esto se debe a que ambas opciones tienen grandes puntos a su favor, pero también hay cuestiones en las que deben considerarse antes de la decisión final.

Aquí, ni siquiera daremos veredicto final, porque cada caso tiene multitud de peculiaridades, pero hemos separado algunos argumentos que pueden ayudarte en la toma de decisiones e incluso minimizar los problemas que puede traer cada una de las opciones. Revisa:

Por qué la guardería puede ser una buena opción

  1. En tu guardería tu hijo tendrá contacto con otros niños, lo que ayuda a desarrollar sus habilidades sociales, sentido de independencia y contribuye a la formación de su carácter.
  2. Recibir cuidados en ambientes fuera del hogar, ayuda al niño en el desarrollo cognitivo y el aprendizaje, ya que está expuesto a muchos estímulos que en ocasiones no se encuentran en el hogar.
  3. En la guardería, al no tener vínculos familiares con los profesionales implicados, se puede ser más franco y directo en la relación y en las opiniones sobre el cuidado del niño, lo que no ocurre en los entornos familiares.
  4. El niño se adapta más fácilmente a la sociedad y a la vida real, aprendiendo a lidiar con diferentes interacciones sociales desde una edad temprana.
  5. La flexibilidad del horario de algunas guarderías puede ayudar a los padres cuando sea necesario o en casos de imprevistos durante los desplazamientos o la rutina laboral.

Desventajas de la guardería

  • Los niños que ingresan a las guarderías, antes de los 3 años de edad, tienden a infectarse con algunas enfermedades antes.
  • Dependiendo de la ubicación de la guardería, el traslado puede ser un gran problema y cansar al niño.
  • Para los bebés pequeños, el formato de guardería puede resultar muy caro, debido a la necesidad de más atención a los bebés.
  • Los primeros meses pueden ser un poco agotadores, hasta que el niño se adapta a la nueva rutina y al nuevo entorno.

Por qué irse con los abuelos puede ser una buena opción

Los abuelos tienen lazos emocionales muy fuertes con sus nietos y, por ello, el cuidado que se les dedica es muy especial y puede ayudar a mejorar los lazos emocionales entre ellos.

Muchos abuelos, al estar jubilados, tienen más tiempo libre y solicitan esta misión a sus hijos, como una forma no solo de ayuda, sino también como una alternativa para mantener activo su cuerpo y mente.

La ayuda familiar minimiza y, en algunos casos, elimina casi por completo los costos adicionales que pueden traer las guarderías o guarderías.

El contacto con las personas mayores ayuda a los niños a afrontar y respetar las diferencias desde una edad temprana.

Construir una buena relación entre las tres generaciones puede traer muchas ventajas al entorno familiar, fortaleciendo a toda la familia y desarrollando una mayor confianza y seguridad en los niños.

Desventajas del cuidado de los abuelos

En algunos casos, los niños terminan perdiendo el límite y aprovechándose de la buena voluntad de sus abuelos, ignorando sus necesidades y compromisos personales.

En la mayoría de los casos se dejan fuera puntos como los gastos económicos del cuidado de los niños, lo que genera malestar y conflictos familiares.

La crisis de autoridad, en la que hay mandatos y abusos sobre las pautas dadas a los hijos por padres y abuelos, no solo confunde la creación, sino que puede incrementar el nivel de estrés en las relaciones.

Los abuelos pueden terminar sintiéndose socialmente aislados, dado que sus actividades de ocio pueden verse limitadas por la responsabilidad de cuidar a sus nietos.

Ciertamente existen muchas otras razones que pueden complementar la lista de ventajas y desventajas de la participación familiar en el proceso de crianza y educación de los hijos, especialmente cuando son muy pequeños, pero con esta breve lista, esperamos haber ayudado un poco en esta difícil decisión.

Si ha pasado por esta fase y ha superado este dilema, ¿tiene algún consejo para los padres y madres primerizos? Y tú, que todavía no estás seguro de cuál es la mejor decisión, con tantas ventajas y desventajas de por medio, ¿has pensado cuál puede ser la mejor solución para ti? ¡Comparte tu opinión con nosotros!