El maquillaje es parte del día a día de muchas mujeres. Para ellos, el consejo de belleza más preciado es: nunca duermas con maquillaje. Incluso si está cansado y con mucho sueño, dedique unos minutos a quitarse todo el maquillaje.

Y de nada sirve invertir una fortuna en maquillaje caro y no quitarlo correctamente, porque más importante que usar maquillaje caro y de buena calidad es hacer una limpieza eficaz después.

Desmaquilladores

Uno de los productos más eficaces para quitar el  maquillaje es el desmaquillante. Es un producto especial en desmaquillado que limpia la piel sin dañarla. El desmaquillante elimina los residuos de maquillaje que se acumulan en las capas internas de la piel y, así, previene la excesiva grasa y la formación de puntos negros y espinillas. Además de estos efectos indeseables, los residuos de maquillaje pueden provocar un envejecimiento cutáneo prematuro.

Dificuldades de la limpieza de la piel

Muchas mujeres creen que lavarse solo con jabón es suficiente, pero no lo es. Al parecer, incluso limpia la piel, pero esto ocurre de manera superficial, en las capas más externas y con partículas más finas, como polvos compactos, sombras de ojos y rubor, por ejemplo. Sin embargo, las tonalidades más oscuras o los productos más resistentes, como el rímel resistente al agua, el delineador de ojos y el lápiz de ojos necesitan más atención para que se eliminen correctamente. En tales casos, la limpieza ideal del maquillaje es aplicar desmaquillante, lavarse la cara con jabón y terminar con tónico facial.

Qué tal si haces tu propio desmaquillante

Cuando haces tu propio desmaquillante cuidas tu piel de forma natural, segura y eficaz. La idea principal es que este proceso se lleve a cabo de forma segura para la salud humana y el medio ambiente, con productos naturales y accesibles, ya que muchas mujeres se maquillan todos los días, por lo que necesitan quitarse estos productos a diario también.

Receta de desmaquillador casero

  • 50 ml de agua de aloe vera
  • 50 ml de solución salina
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 5 gotas de aceite esencial de sándalo

Mezcle todos los ingredientes en un bol. Luego, guarde el líquido en una botella tapada. Aplicar sobre la piel con ayuda de un algodón. Luego lávate la cara con jabón. Antes de usar mezclar bien. Durabilidad 40 días.

La solución salina dejará tu piel suave y te ayudará a quitar el maquillaje más pesado, incluidos los impermeables. El aceite de coco también ayuda en la eliminación, además de nutrir e hidratar. El agua de aloe vera calma e hidrata. El aceite esencial cuida y trata la piel. También puedes elegir aceite esencial de lavanda, geranio o palmarosa.

Cómo funciona el desmaquillador

El componente clave de los desmaquillantes es básicamente el aceite, que sirve como emoliente, es decir, suaviza el producto haciéndolo más fácil de quitar. Muchos de ellos se presentan en dos fases, una acuosa y la otra aceitosa. Esta fase acuosa existe para aportar mayor suavidad al desmaquillante, diluyéndolo y, por tanto, más indicado para pieles con tendencia a la grasa.

Por eso, es super importante elegir un aceite de alta calidad, principalmente porque se aplicará en el rostro y los ojos, zonas sensibles o preparar un desmaquillador en la casa. Para ello, los aceites de origen vegetal son los más adecuados. Son más ligeros y suaves para la piel y, por su origen, son menos propensos a las alergias y a la obstrucción de los poros que los de origen mineral (normalmente derivados del petróleo), muy utilizados en cosmética comercial.

¡Así que asegúrate de probar un desmaquillador más natural!