El regreso a la escuela para los niños es algo que conmueve a todas las madres. Y no es de extrañar: fuera de nuestra vista, interactuando con gente nueva, lidiando con otras rutinas … es imposible no preocuparse por los más pequeños. Aun así, ¡esta no es una situación para la desesperación!

La readaptación es una fase natural en el proceso de crecimiento de los niños. Lo más importante para volver a los hábitos y horarios escolares es que los niños y los padres se preparen juntos. De esa forma, podremos pasar toda la tranquilidad que necesitan los niños.

Hoy, le mostraremos algunas ideas para ayudar a su hijo a regresar a la escuela. ¡Continúa leyendo la publicación y aprende más!

Apaga el modo vacaciones poco a poco para volver al cole

Dormir hasta tarde, salir mucho, disfrutar del calor en la playa o en la piscina. ¡Ufa! Ha llegado el momento de frenar la rutina de las vacaciones y volver a la escuela. Es necesario fijar un horario adecuado para dormir y, poco a poco, despertar más temprano a tu pequeño para que pueda afrontar mejor los cambios.

Muchos niños, incluso, disfrutan de las vacaciones para quedarse con sus padres incluso a la hora de dormir. En tales casos, es importante que, antes de regresar a la escuela, su hijo vuelva a dormir solo.

En cualquier caso, no lo hagas de repente: una o dos semanas antes de que comiencen las clases, empieza a despertar a tu hijo 10 minutos antes cada día. De esa manera, su cuerpo se irá acostumbrando gradualmente.

Y no dejes que juegue hasta tarde. Con el tiempo, el sueño llegará de forma natural, pero en los primeros días, es posible que deba determinar el momento adecuado para que duerma.

Deje que el niño siga el proceso

¿Qué tal si te llevas a tu pequeño a la hora de comprar útiles escolares? Así, además de darle un toque personalizado a los artículos, seguro que tendrá una mayor curiosidad e interés por utilizar todo lo de la lista.

Cuando a su hijo le gusta su material y tiene curiosidad, muchos generalmente quieren usarlo incluso antes de que comiencen las clases. – el regreso a clases se vuelve aún más fácil y animado.

Haz que esta etapa sea más divertida e interesante

Haga que la nueva (pero habitual) rutina sea divertida para su hijo. Esto la hará sentir cautivada y querrá completar tareas y obedecer horarios.

¡Puedes proponerle que cante una canción al empaquetar el material, armar dibujos con la comida al preparar la merienda y mucho más!

Aprovecha estos momentos para desarrollar las habilidades y la independencia de tu hijo, ya que esto es muy importante para el crecimiento saludable de tu pequeño.

Apoyar al niño cuando esté en una nueva escuela

Es más fácil para un niño volver a la escuela cuando va a la misma escuela, con antiguos compañeros, maestros reconocidos y el entorno con el que ya está familiarizado.

Sin embargo, para un niño que va a una nueva escuela, toda la preocupación por la timidez es aún mayor. Sin embargo, para ambos casos, tanto la ayuda con palabras positivas de la madre como el apoyo y la presencia del padre son fundamentales.

Sepa que es tan difícil para los niños como para usted

Es difícil ver a nuestros hijos crecer, volverse cada vez más independientes y comenzar a vivir a su manera. Sin embargo, esta fase es necesaria para el crecimiento de los pequeños.

De regreso a la escuela, vale la pena hablar sobre lo mucho que lo extrañarás, pero con precaución y tacto, ya que esto puede hacer que el niño esté más dispuesto a no ir a la escuela. Dé consejos de aliento: “¡La escuela va a ser genial!”, “¡Disfruta tu día y diviértete!”. En otras palabras: demuestra tu cariño enfatizando, al mismo tiempo, lo agradable que será la escuela.

Disfrute el tiempo de regreso a la escuela con su hijo de una manera relajada y divertida. ¡Por lo tanto, la nueva fase estará llena de alegría y aprendizaje!

¿Te gustaron los consejos sobre cómo preparar a tu pequeño para el regreso a clases? ¿Quieres contarnos tu experiencia, darnos alguna sugerencia o hacernos preguntas? ¡Deja un comentario en la publicación!