¿Sabes qué es una sauna facial? Es una técnica muy interesante que implica un tratamiento natural de la piel. Es simple, asegura la vaporización usando solo un recipiente con agua caliente y gotas de aceites esenciales. Esta es una de las formas más inteligentes de lograr resultados inmediatos, no importa cuál sea tu tipo de piel.

De hecho, una sauna facial es algo que se puede insertar en tu rutina de cuidado de la piel, haciéndolo al menos una vez a la semana. Ayuda a limpiar profundamente los poros, haciendo que la dermis sea más suave y uniforme. Sin embargo, es necesario saber cómo preparar esta receta y también cómo utilizar bien los aceites esenciales.

Sabes que cuidar tu piel desde que te levantas hasta que te vuelves a dormir es fundamental para prevenir los próximos años. Por tanto, es interesante conocer nuevos procedimientos que sean capaces de facilitar un poco esta misión. Y es posible hacer esto con productos naturales, mira ahora qué es una sauna facial y cómo prepararla.

¿Qué es una sauna facial?

La sauna facial es una forma de embellecer tu rostro, liberarlo de inflamaciones y también proteger tu piel. ¿Qué es una sauna facial? Es una técnica que se puede realizar en casa, siempre que dependas de los aceites esenciales. De hecho, se pueden adquirir en supermercados o tiendas naturistas, este procedimiento lo pueden realizar mujeres que tengan cualquier tipo de piel, una vez a la semana. Los resultados aparecen en la primera realización, aunque se vuelven más constantes en las siguientes ocasiones. Es algo que se puede agregar a su rutina de cuidado de la piel para ayudar a que su piel sea aún más hermosa.

¿Cómo hacer una sauna facial?

La sauna facial que te voy a explicar es natural, la cual debes preparar con aceites esenciales y agua filtrada. Hay algunos vaporizadores a la venta que se pueden utilizar en este procedimiento para facilitarlo. Vea ahora lo que se debe hacer:

  • Primero, es necesario hacer una buena limpieza de la piel, antes de realizar la sauna facial;
  • Llene un recipiente con agua mineral hirviendo o filtrada;
  • Agregue las hierbas y deje reposar durante 5 minutos;
  • Luego agregue los otros productos mencionados en la receta, como los aceites esenciales;
  • Coloque la cara sobre el tazón, a 25 cm de distancia;
  • Cúbrase la cabeza y los hombros con una toalla o un paño;
  • Cierra tus ojos y relájate;
  • Espere 10 minutos.

Una vez que se acabe el tiempo, rocíe su rostro y cuello con agua, primero agua tibia y luego agua fría. Además, acaricia tu piel con la toalla para secarla bien. Y para finalizar tu tratamiento, hazte una mascarilla o un exfoliante.

¿Cómo aplicar la sauna facial?

El primer paso es limpiar tu piel, ya sea con jabón facial o agua micelar. De hecho, es importante que el rostro esté limpio, alejado de las bacterias y garantizando una salud extra para la piel. A continuación, se puede aplicar el producto El calor que emite el bol debe ser agradable y no sofocante. Entonces, si hace demasiado calor, lo mejor es esperar un poco para que el agua se caliente y luego iniciar la sauna facial sin dañar su piel.

¿Cuál es el mejor aceite esencial?

Los aceites esenciales son extractos de plantas hechos de flores, hojas y semillas, algunos incluso pueden tratar ciertas afecciones de la piel. Sin embargo, el aceite esencial ideal para un facial dependerá de tu tipo de piel. Así que considere las siguientes opciones:

  • Piel madura: rosa y geranio;
  • Piel grasa: salvia, romero, incienso, geranio, neroli, eucalipto y pomelo;
  • Propenso al acné: romero, limón, canela y árbol del té;
  • Piel sensible: lavanda, incienso y sándalo;
  • Piel con manchas y cicatrices: granada, semilla de zanahoria, mandarina y ylan ylan;
  • Piel seca: manzanilla, sándalo y lavanda.

Es importante que conozcas bien las características de tu piel, para que puedas hacer la mejor elección posible de aceite esencial que se utilizará en la receta. Entonces, en el caso de los grasos, la idea es limpiar los poros y eliminar el exceso de sebo y para los secos, la idea es permitir una mejor hidratación.

¿Cuál es el poder de los aceites esenciales?

Ya sabes qué es la sauna facial y los aceites esenciales son fundamentales en la elaboración de esta técnica. Ayudan a nuestra piel de diferentes formas y se pueden utilizar de distintas formas. Entonces, la idea es que pueden beneficiar tanto la salud física como la salud mental, es difícil hablar de los beneficios generales de los aceites esenciales, ya que cada uno de ellos tiene características específicas.

Si no está seguro de si son beneficiosos o dañinos para su piel, hablar con su dermatólogo puede ser el mejor curso de acción. Pero, al elegir el adecuado, sin duda obtendrá resultados positivos, ya que pueden contribuir a la salud de la piel a largo plazo y también aliviar los síntomas comunes. Ayudan a estimular el rostro de diferentes formas, ya sea para dar más hidratación a la piel o para eliminar las espinillas. Pero, por supuesto, esto no sucederá de la noche a la mañana, es algo que debe hacerse de forma continua.

Beneficios de la sauna facial

Dejar el rostro a una distancia interesante del vapor es una buena forma de estimular los procesos internos de la piel, sirviendo para suavizar la dermis y penetrar las capas más profundas del rostro. Estas gotitas entregan una hidratación más intensa, provocando la relajación de los músculos faciales, proceso interesante para estimular la circulación de la sangre por el rostro, previniendo arrugas, patas de gallo y otros problemas que surgen con el paso de los años.

De todos modos, es una de las formas más interesantes de retrasar el envejecimiento cutáneo, el vapor es capaz de suavizar la capa superficial del rostro y hacer que la sustancia penetre en las capas más profundas. De esta forma, las gotitas aportan una hidratación intensa, relajando los músculos faciales y eliminando todas las impurezas del rostro.