¿Alguna vez te has parado a pensar en la seguridad en casa? Si tienes un niño pequeño (hasta 10 años), seguro que has tenido la situación de vigilar la escuela o el compañero de casa, para ver si hay algún peligro a la vista. ¿Pero sabías que deberíamos tener el mismo cuidado con nuestros hogares? Eso mismo. Según encuestas del Ministerio de Salud, alrededor de 110.000 niños son hospitalizados cada año debido a accidentes domésticos. De estos problemas, el 90% de ellos se pueden evitar con medidas sencillas, como señala la ONG Criança Segura.

Pensando en ello, traemos esta publicación para que puedas prevenir y mantener sano y salvo al amor más grande de tu vida. ¡Sigue leyendo!

Habitaciones

Lo ideal es no dejar al pequeño solo y mucho menos encerrado. En el baño, selle la tapa del inodoro y no permita que se bañe solo. En la cocina, no deje que los mangos de las sartenes se queden fuera de la estufa y prefiera utilizar las bocas traseras para preparar las comidas.

En los dormitorios, evite colocar muebles cerca de las ventanas, ya que pueden usarse para trepar. Cuida las esquinas, instala pisos antideslizantes, usa rejas de seguridad en las escaleras y coloca rejas en las ventanas.

Objetos pesados, afilados e inflamables

Evite dejar cerca herramientas, cuchillos, tijeras, vidrio o cualquier otro objeto afilado. Los niños son muy curiosos y no le temen a estas cosas. Utilice su propia funda y manténgalas fuera de su alcance.

Mantenga también lejos los encendedores, botellas de alcohol y cualquier objeto que pueda incendiarse. También recuerde que los niños deben usar utensilios seguros a diario, como vasos y cubiertos de plástico.

Pequeños artículos

Los niños pueden tragar los objetos más pequeños y / o asfixiantes, como globos, monedas, canicas, bolsas de plástico, chinchetas, cuentas, piezas de juguete y botones.

Además, vigile siempre sus comidas y tenga cuidado con los alimentos mal masticados, como aceitunas, guisantes, farofas y paçocas, para que no se produzcan náuseas.

Enchufes

La curiosidad puede hacer que el pequeño toque el enchufe y reciba una descarga peligrosa. Por eso, es importante protegerlos con sus propias tapas o cinta aislante. También puede colocar muebles estratégicamente frente a ellos. También evite dejar los cables expuestos, para que los niños no los muerdan, se tropiecen con ellos o se ahoguen.

Piscinas

Las piscinas son muy divertidas, pero los más pequeños pueden ahogarse sin la supervisión de un adulto. Si tu casa tiene piscina fija, es importante que el lugar esté rodeado de portones y candados, para no ser invadido cuando no esté en uso.

Si la piscina es plegable, guárdela inmediatamente después de nadar para que su hijo no tenga la tentación de usarla cuando usted no la esté mirando. Fomente el uso de boyas y prohíba los juegos bruscos, como las peleas.

Medicamentos y cosas de limpieza

No hay discusión: estos artículos se pueden tragar y causar una tragedia. Guárdelos en una caja separada en un lugar alto. Además, cierre con llave el botiquín del baño. Los productos de limpieza deben conservarse en su embalaje original para no confundir a los niños. Por ejemplo, evite usar botellas para mascotas para almacenar un desinfectante, ya que pueden pensar que es potable.

Plantas

Algunas especies de plantas pueden ser venenosas o tóxicas y causar varios efectos, desde picazón hasta alucinaciones y envenenamientos. Algunos ejemplos son ricino, masilla, ortiga, conmigo-nadie-puede, pico de loro, costilla de Adán, adelfa. Siempre investigue antes de comprar una nueva planta. Si ya tiene uno, déjelo fuera de su alcance o deséchelo.

Como ves, hay una gran cantidad de precauciones que debemos cuidar en casa, especialmente en relación a los niños. Mantenga todos los objetos que mencionamos bien lejos de los más pequeños. Puede organizar algunos de ellos en estantes altos, utilizando cajas etiquetadas. En casos urgentes, busque ayuda médica de inmediato.