¿Su bebé tiene reflujo? Esto puede perturbar su sueño. Comprenda mejor las causas del reflujo y cómo puede ayudarlo a dormir mejor. El reflujo es muy común en los bebés y los padres saben cómo interrumpe el sueño de sus hijos recién nacidos. Conocer bien los síntomas del reflujo y por qué interfieren con el sueño del bebé ayuda a saber qué hacer para que duerma mejor. ¡Sigue leyendo el texto para aprender más!

Bebé con reflujo: ¿cuáles son los síntomas?

Primero, es importante saber cuáles son los síntomas más comunes de reflujo en los bebés:

  • Escupir y vomitar.
  • Hipo constante.
  • Trastornos de la alimentación.
  • Irritabilidad crónica.
  • Malestar al acostarse boca arriba.
  • Trastornos del sueño.
  • Tos crónica y / o congestión.

Muchos padres sospechan que sus bebés pueden tener reflujo, pero tienen muchas dudas sobre qué hacer para ayudarlos. Si este es tu caso, en primer lugar, es importante que consultes al pediatra de tu hijo para que te oriente adecuadamente, incluso si el reflujo es natural en los primeros tres meses.

Si su bebé continúa experimentando algunos de los síntomas de reflujo enumerados anteriormente después de 3 meses, es posible que sea necesario un tratamiento. Algunos profesionales prefieren esperar a que los síntomas disminuyan o mejoren con el tiempo, mientras que otros ya inician el tratamiento con medicación. De cualquier manera, es importante consultar a su pediatra para averiguar cómo puede ayudar a su bebé con el reflujo.

Cabe recordar que, aunque escupir es un signo de reflujo, también existe un “reflujo silencioso”. En estos casos, es posible que el bebé no escupe, pero se agite y se sienta incómodo después de comer (especialmente si usted se acuesta después de comer) o ronca en el vientre.

Por qué el reflujo del bebé interfiere con el sueño

¿Por qué el reflujo del bebé interfiere con el sueño? Porque los bebés con reflujo sienten dolor e incomodidad. El ácido gástrico que se eleva repetidamente después de las comidas puede irritar el revestimiento de la garganta del bebé y causar una sensación constante de acidez.

Además, poner a su bebé a dormir boca arriba (que es la forma más segura de dormir) tiende a empeorar los síntomas del reflujo. Por lo tanto, la posición mejor y más segura para que el bebé duerma es una de las peores para el reflujo.

Por estos motivos, el bebé con reflujo tiende a tener más problemas para dormir por la noche y en las siestas largas, ya que las molestias dificultan la permanencia del sueño durante mucho tiempo.

Cómo ayudar a que el bebé con reflujo duerma mejor

La mayoría de los recién nacidos y los bebés pequeños tienen ataques ocasionales de reflujo, ya sea esputo o dolor de estómago. Esto es normal, ya que los músculos del esfínter aún no están bien desarrollados.

La mayoría de los bebés superan los síntomas del reflujo a medida que maduran. Sin embargo, los síntomas en los bebés con reflujo crónico pueden durar meses. Si su bebé tiene 3 meses o menos y tiene síntomas leves de reflujo, puede ayudar a aliviar el problema en casa. ¡Ver cómo!

Consejos para ayudar al bebé con reflujo a dormir mejor

Registre los tiempos de alimentación y los períodos de incomodidad

Este registro le ayuda a comprender cuándo aparecen los síntomas y a ver patrones que pueden resolverse.

Sostenga al bebé en posición vertical después de alimentarlo durante 20 o 30 minutos.

Sostener al bebé en posición vertical después de las comidas, manteniéndolo en posición vertical hasta que eructe (aproximadamente 20/30 min) ayuda a digerir la leche.

No levante la cuna o el cuerpo del bebé para dormir

Aunque algunas personas indican la elevación de la cuna para el reflujo, no hay evidencia de que esto ayude efectivamente a un bebé con reflujo.

Establezca alimentaciones breves y frecuentes

Al alimentarse, cuanto menos líquido beba su bebé, más fácil le resultará de digerir. Cuanto mejor se digiera la comida, ¡menos saliva! Consulte con su pediatra cuánto debe amamantar su bebé cada día y pida su ayuda para dividir esta cantidad en porciones más pequeñas.

Deshacer las asociaciones del sueño con el tiempo

Mecer a su bebé para dormir o abrazarlo mientras duerme son asociaciones de sueño que, por placenteras y tentadoras que sean, deben deshacerse con el tiempo.

A medida que su bebé crezca y experimente una regresión del sueño de 4 meses, deberá comenzar a romper suavemente cualquier asociación del sueño, como mecerlo para que se duerma.

Recuerde que el reflujo eventualmente se resolverá solo, pero los hábitos de sueño de su bebé pueden persistir. Por lo tanto, haga todo lo posible para comenzar a deshacerlos suavemente a medida que su bebé crece.

Si le da un biberón, verifique el tamaño del orificio del pezón

Si el orificio del biberón es demasiado pequeño para el bebé y tiene que luchar para obtener la leche, inhalará mucho aire y esto puede causar gases y provocar reflujo. Pregúntele a su pediatra qué tamaño de orificio de la tetina del biberón recomienda para la edad de su bebé.

Muchos recién nacidos luchan contra el reflujo y, sin duda, la mejor medicina para curarlo es el momento. Sin embargo, aunque no mejora por completo, puede seguir las pautas de este artículo para ayudar a su bebé con reflujo a dormir mejor.

Recuerde siempre contar con el apoyo de su médico, ya que él le ayudará a encontrar las mejores formas de tratar el reflujo, si dura más. Lo más importante es que entiendas que el reflujo es natural en los bebés, pero si persiste por mucho tiempo (después de 3 meses), busca ayuda médica.

Si tiene alguna pregunta sobre cómo ayudar a su bebé con reflujo a dormir mejor, ¡déjela en los comentarios!