La pesadilla de toda madre es encontrarse con un niño que responde y no respeta las reglas. Resulta que muchos padres no logran salvar a sus hijos de las simples actividades cotidianas, que podrían despertar hábitos positivos en los niños. ¡Definir las tareas domésticas para niños ayuda en muchos aspectos de sus vidas!

La infancia es la fase en la que más aprendemos, además de ser donde más desarrollamos las nociones de responsabilidad. Por tanto, este es el mejor momento para que los padres hagan comprender al niño que necesitan colaborar con las tareas del hogar, como hacer la cama, organizar el material escolar y regar las plantas.

Es esencial comprender la importancia para el crecimiento de su hijo al ayudar con las tareas del hogar. Asignar estas actividades a su rutina demuestra que es capaz de hacer las mismas cosas que hacen los padres por su cuenta, despertando la confianza en sí mismo y el sentido de colaboración. ¿Quiere saber más? ¡Sigue leyendo!

Haz que las tareas domésticas para niños sean divertidas

¡Eso es muy importante! En esta etapa, lo que más desea y debe hacer su hijo es jugar. Entonces, haz esos momentos placenteros, para que sienta que está jugando.

Los más pequeños necesitan jugar para garantizar un buen desarrollo y creatividad. Por tanto, no transmita la idea de una obligación excesiva y aburrida. Evite dar órdenes, gritar y quejarse de algo. Haga que su hijo se divierta regando las plantas, organizando juguetes o doblando la ropa.

No fuerce el aprendizaje en la realización de actividades

Si su hijo no quiere empacar útiles escolares en la mochila, realice la actividad con él y hable en voz baja sobre por qué es bueno tener las pertenencias organizadas.

Recuerda mostrar lo indispensable que es el niño para realizar la tarea, para que asocie la acción con algo positivo. Anímelos con paciencia y considere que cada niño se adapta a las actividades en su propio tiempo, sin forzarlos ni intentar apurarlos.

Ayuda con las tareas domésticas para niños

¡Hazlo con ella! Los padres son los mayores referentes en la vida de los más pequeños, por eso tu hijo te imitará en la tarea. Sea el ejemplo.

Si alguna tarea le resulta aburrida, nunca la demuestre. Para el niño todo es nuevo y, para generar su deseo de colaborar, necesita sentir que se está divirtiendo.

Invítala a que te ayude en algo, como barrer la casa o poner comida para mascotas, por ejemplo. Repetir el servicio diario con el niño hasta que aprenda y lo haga solo sin que se lo pidan.

En los días de lluvia, sugiera diferentes actividades, como cocinar de forma divertida. Pídale a su hijo que cocine con usted y que juntos preparen una receta especial, como una tarta o un pastel para el desayuno.

Haz espacio para el niño

Debe enseñarle a su hijo a hacer las tareas del hogar y asegurarse de que ha aprendido correctamente, pero también necesita desarrollar su autonomía.

Sí, los quehaceres domésticos de los niños enseñan mucho sobre autonomía e independencia, además de enseñarles a ser más responsables y ¡evitar que se echen a perder!

Elige las tareas domésticas para niños según su edad

De dos a tres años, puedes enseñarle a guardar sus juguetes en la caja y poner la ropa sucia en la canasta, por ejemplo. De cuatro a cinco años, el niño puede alimentar a las mascotas y ayudar a secar los platos.

De seis a siete años, puedes recolectar basura en la casa y aprender a pelar papas y zanahorias. Entre los ocho y los nueve años, enséñele a lavar la ropa, colocar y doblar la ropa seca y sacar a pasear al perro. Luego, de diez a once, puedes ayudar lavando el baño y limpiando la cocina.

A partir de los doce años, el niño puede planchar ropa, limpiar ventanas y cristales, hacer pasteles, ayudar a preparar más las comidas y cuidar a los hermanos menores. ¡No cree tareas específicas para niños y niñas! Cuidado con las medidas educativas sexistas.

Finalmente, reconozca siempre el esfuerzo del niño. Agradézcale verbalmente, felicitándola por sus actitudes y enfatizando que ayudó a la familia. Si algo no funciona, ¡valora los logros y no lo desanimes!

Las tareas domésticas para los niños son un gran paso hacia la creación de adultos fuertes, responsables y seguros de sí mismos. ¡Comparte esta publicación en tus redes sociales y ayuda a otras mamás!