¿Sufres de caída del cabello? Perder el cabello no es una sensación agradable. Cuando el cabello se cae, es importante descubrir la causa lo antes posible para recibir el tratamiento adecuado.

La principal indicación de un cabello sano es cuando la cutícula del cabello tiene un patrón regular. Esto hace que las moléculas de agua y proteínas permanezcan en el cabello, manteniéndolo flexible, brillante, fuerte y suave. Pero cuando nuestro cabello comienza a caerse o su estructura se altera, puede ser un indicio de enfermedad.

La caída del cabello es un problema que afecta en gran proporción a la población mundial, tanto hombres como mujeres. Hay varias causas de la caída del cabello grave. En algunos casos, el bienestar de los cables depende únicamente del equilibrio hormonal, la nutrición corporal e incluso de factores psicológicos como el estrés, la depresión y la ansiedad. Sin embargo, hay casos en los que la causa puede ser algo más grave como algún tipo de enfermedad o calvicie hereditaria.

Calvicie hereditaria

La calvicie es una forma de alopecia (pérdida de cabello sin reemplazo) que se vuelve gradual y progresiva si no se trata de inmediato.

La principal causa es la genética, cuando los padres o abuelos, especialmente los hombres, son calvos. La hormona masculina Dihidrotestosterona (DHT) presente en el folículo piloso es el factor principal que causa la caída del cabello. El sebo, que contiene la hormona masculina, acumulado en el cuero cabelludo, obstruye los poros y provoca la desnutrición de la raíz del cabello.

Alopecia Aerata

Otra causa de calvicie es una condición autoinmune conocida como alopecia areata. Aparece en forma de pequeñas áreas redondeadas sin pelo. Por lo general, la caída se limita solo a estas áreas, sin pérdida completa. La alopecia puede ser congénita (presente desde el nacimiento) o adquirida.

Causas más probables de caída del cabello

  • Anemia (ferritina baja)
  • Problemas tiroideos
  • Estrés, ansiedad e insomnio crónico
  • Baja inmunidad
  • Alopecia androgenética
  • Deficiencia de vitaminas y minerales o mala alimentación
  • Efluvio telógeno
  • Inflamación en el cuero cabelludo.
  • Tratamiento del cabello deficiente, como el uso de productos químicos para alisar
  • Dermatitis seborreica (exceso de sebo y aceite en el cuero cabelludo)
  • Factores genéticos
  • Cambios hormonales
  • Deja de usar anticonceptivos
  • Uso de medicamentos como warfarina, heparina, propiltiouracilo, carbimazol, isotretinoína, acitretina, litio, betabloqueantes, colchicina, anfetaminas.
  • Posparto y lactancia

Diagnóstico de la caída del cabello

El diagnóstico incluirá observaciones clínicas y también análisis de sangre para evaluar las cantidades hormonales. En los análisis de sangre, también puede evaluar la anemia y la falta de vitaminas o minerales. Para un diagnóstico más completo, existen algunas pruebas que se pueden realizar en el consultorio del médico. Algunos de ellos: videodermatoscopia, biopsia de cuero cabelludo, tricoscan, tricograma y fototricograma.

Hay muchas cosas que puede hacer cuando el problema es la caída del cabello. El problema es que el tratamiento no siempre es eficaz. Es importante probar las diversas formas y evaluar qué tratamiento es mejor para usted.

Cuidado del cuero cabelludo

Limpieza del cuero cabelludo. Mantener el cuero limpio es muy importante para que los pelos crezcan y se fortalezcan. Los lavados deben ser frecuentes, utilizando champús adecuados con fórmulas delicadas de pH neutro y sin sulfatos, para eliminar el exceso de suciedad y sebo, sin alterar el pH del cuero cabelludo. Obtenga más información sobre el cuidado del cuero cabelludo.

Masaje. Tener la costumbre de masajear el cuero cabelludo ayuda a activar la circulación. El masaje debe comenzar en la parte frontal de la cabeza y en las sienes, continuando en la nuca y terminando en la parte superior del cráneo. Este masaje, además de activar la circulación, también ayuda en la absorción de las lociones capilares.

Tenga cuidado con el exceso de productos químicos. Si tu cabello es frágil y se cae, evita la decoloración y el alisado. Haz humectantes para el cabello para mantener el cabello resistente.

Tratamiento preventivo y natural

Nutre el cuero cabelludo: Una buena alimentación es fundamental para mantener el cabello fuerte. Los mejores alimentos para el cabello son las proteínas: carne y cereales y grasas: aguacate, aceite de coco y frutos secos. Verifique su nivel de ferritina. La suplementación de vitaminas y minerales ayuda mucho y, para dar un impulso extra, se recomienda encarecidamente el uso de Pantogar.

Arcilla: El cuero cabelludo ama la arcilla. Tiene el poder de nutrir y desintoxicar. Promueve la oxigenación del cuero cabelludo, estimulando el crecimiento del cabello, además de ayudar a regular la grasa y destapar los poros. La arcilla es tonificante, antibacteriana y desintoxicante. Aprenda más sobre cómo usar arcilla en su cabello.

Aloe vera (Aloe vera): El aloe vera limpia los poros del cuero cabelludo y elimina residuos e impurezas. Trata la seborrea y la caspa, evitando la excesiva grasa que provoca la caída del cabello. Es rico en vitaminas, minerales y aminoácidos, que nutren y fortalecen el cabello, además de hidratar el cabello. Obtenga más información sobre el aloe vera para la caída del cabello.

Masaje con aceites esenciales: los aceites esenciales se utilizan para purificar, fortalecer, mejorar la irritación y controlar la caspa. Algunos aceites esenciales para el cabello estimulan los folículos pilosos, mejoran la circulación y ayudan en el crecimiento del cabello. Los aceites esenciales también ayudan a controlar la grasa en el cuero cabelludo, lo que dificulta la oxigenación y, en consecuencia, el crecimiento del cabello. Obtenga más información sobre los aceites esenciales para el cabello.

Tónico capilar: Los tónicos tienen la función de fortalecer el cabello. Son excelentes como coadyuvantes en el tratamiento de la caída del cabello. Mejoran la salud del cabello y promueven el crecimiento de nuevos mechones fuertes y resistentes. Existen tónicos que combaten la dermatitis seborreica y previenen la proliferación de hongos. Obtenga más información sobre los tónicos capilares.

Tratamiento de la caída del cabello

Como vimos anteriormente, existen varios tratamientos para mejorar la salud del cuero cabelludo, fortalecer, mejorar la calidad del cabello y promover un crecimiento saludable. También existen tratamientos que actúan directamente sobre el problema de la caída del cabello:

Anticonceptivos En casos de alopecia androgenética femenina de origen hereditario, es útil utilizar anticonceptivos que contengan la sustancia acetato de ciproterona. Esta sustancia inhibe la influencia de las hormonas andrógenas (hormonas masculinas), además de reducir la función excesiva de las glándulas sebáceas. Son estas glándulas las que causan la seborrea, responsables de la mayoría de los casos de caída del cabello. El acetato de ciproterona se puede encontrar en anticonceptivos como Diane 35 y Yasmin.

Minoxidil: Minoxidil estimula el crecimiento del cabello en personas con calvicie. Actúa ampliando la base del desarrollo del cabello, lo que ralentiza drásticamente la caída del cabello. Mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, proporcionando un aliento extra y duradero a la raíz del cabello. Actúa como un potente vasodilatador de acción prolongada. La acción de Minoxidil ocurre solo en folículos vivos. Nutre los folículos pilosos debilitados. Obtenga más información sobre Minoxidil.

Finasteride: Finasteride puede reducir la progresión de la caída del cabello (provocando que la calvicie progrese más lentamente o más tarde de lo normal). También permite que se recuperen algunos de los folículos que estaban en proceso de miniaturización, lo que puede aumentar la cantidad de hebras aparentes y ayudar a llenar mejor las áreas calvas. Lo que hace la finasterida es inhibir la acción de la enzima 5α-reductasa, que convierte la testosterona en DHT. Como resultado, los niveles de DHT en el cuerpo se reducen, pero no hay un impacto significativo en el nivel de testosterona en el cuerpo. Obtenga más información sobre la finasterida.

Latanoprost: Actúa en el tratamiento de la alopecia, porque aumenta la densidad capilar, tanto del cabello terminal como del cabello nuevo. La sustancia actúa estimulando los folículos pilosos. Es decir, prolonga la fase de crecimiento y promueve una conversión de la fase de no crecimiento a la fase anágena y disminuye la caída del cabello. Obtenga más información sobre Latanoprosta.

¿Tiene pérdida de cabello? Cual es tu tratamiento?