Te gusta la guayaba ¿Conoces sus beneficios? Fruta muy nutritiva, la guayaba tiene un sabor agridulce y se puede encontrar en 4 tipos: las más conocidas son las rojas y las blancas, pero también las hay rosas y amarillas. Las semillas, distribuidas por la pulpa, son comestibles. Cuando todavía está verde, la fruta está bastante firme y a medida que madura se vuelve más suave.

Las diferencias entre la variedad de pulpa roja y blanca no son solo de color: la guayaba de pulpa blanca tiene una cantidad muy considerable de vitamina C. La variedad de pulpa roja tiene una gran cantidad de licopeno, un poderoso nutriente antioxidante. El licopeno ayuda a prevenir el cáncer y protege contra las enfermedades cardiovasculares al proteger la formación de placas grasas en los vasos sanguíneos.

Propiedades de la guayaba

Las semillas son ricas en ácido linoleico, Omega-6. En general, solo se comercializan variedades de pulpa blanca y roja.

La vitamina más abundante en la guayaba es la vitamina C. También tiene otras vitaminas y minerales como: Vitamina A, E complejo B (excepto B12). Minerales como calcio, hierro, magnesio, fósforo y potasio, pero las cantidades son muy pequeñas.

Posee licopeno y antioxidantes que protegen del estrés oxidativo.

Las hojas de guayaba son beneficiosas para la salud, ya que son ricas en quercetina, además de triterpenos que contribuyen a la actividad antiséptica y antiespasmódica, siendo utilizadas en medicina alternativa para tratar la diarrea y la cicatrización de heridas, por ejemplo.

Beneficios de la guayaba

Para obtener los beneficios de la guayaba es necesario incluirla en la dieta con regularidad y comer al menos 2 guayabas al día. De nada sirve comerse una guayaba de vez en cuando. Si vas a comer lo ideal es que sea orgánico, ya que tiene más nutrientes y está libre de venenos.

Bueno para diabéticos: Tiene un índice glucémico bajo y es rico en fibra. Estos factores ayudan a evitar picos de glucosa en sangre e insulina, que deben estar muy bien controlados en pacientes con diabetes.

Ayuda en la salud de la piel: Varias sustancias presentes en la guayaba ayudan a mantener la salud y prevenir el envejecimiento de la piel. Las vitaminas A y C, el licopeno, el caroteno y otros antioxidantes protegen contra el daño de los radicales libres que conducen al envejecimiento prematuro, la formación de líneas de arrugas y marcas de expresión y ayudan en la renovación celular.

Mejora la digestión: La guayaba contiene una buena cantidad de fibra dietética que mejora la digestión. Tiene la propiedad antibacteriana que limpia el intestino para protegerlo de la actividad microbiana. Así, fortalece la digestión que previene la diarrea y el estreñimiento.

Tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas: las hojas de guayaba tienen un efecto antiinflamatorio y combaten las infecciones. Por lo tanto, el jugo o el té hecho con ellos se puede usar para el dolor de muelas, infecciones bucales y otros tipos de inflamación.

Bueno para el intestino: la guayaba es extremadamente rica en fibra dietética. Las fibras garantizan un buen tránsito intestinal, ya que retiene el agua dentro del intestino, aumenta el bolo fecal y estimula la eliminación más rápida de las heces. Esto es excelente para quienes sufren de estreñimiento. Para quienes tienen un intestino muy flojo y padecen este tipo de problemas, el consumo regular de esta fruta ayudará a regular el intestino.

Bueno para la salud vascular: un estudio del Heart Research Laboratory (India) demostró que las personas que comieron 5-9 guayabas al día durante tres meses redujeron el colesterol en un 10%, los triglicéridos en un 8% y mejoraron el colesterol. HDL (“colesterol bueno”) en un 8%. Los alimentos ricos en pectina (como la guayaba) ayudan a reducir la cantidad de colesterol que circula en la sangre, probablemente formando un gel en el estómago que limpia la grasa y evita que sea absorbida por el organismo.

Actúa en la prevención del cáncer: La guayaba es una excelente fuente de antioxidantes, fitonutrientes y flavonoides que la hacen altamente beneficiosa para proteger contra el cáncer. La guayaba contiene grandes cantidades de vitamina C, que protege contra los radicales libres de oxígeno.

Formas de consumo

Al igual que con otras frutas, la guayaba debe consumirse, preferiblemente, fresca. En la cocina, por no ser un alimento ácido, la guayaba se ha utilizado en la preparación de salsas saladas y agridulces. También se utiliza en diferentes preparaciones, como dulces (guayaba), jaleas, mermeladas, helados y jugos.

Un problema importante en el consumo de guayaba es el uso de pesticidas en el cultivo de la fruta, que está en la lista de las frutas más rociadas con los productos. Por tanto, la mejor opción sería consumir productos orgánicos. ¿Consumes guayaba con regularidad?