¿Te gusta disfrutar de una buena piña? ¡Además de delicioso, hidrata el cuerpo y restaura la energía! La piña es rica en nutrientes, siendo una excelente fuente de carbohidratos y fibra dietética. Es rico en betacaroteno, vitamina B, vitamina C, además de minerales como calcio, manganeso, zinc, potasio, magnesio y hierro.

Beneficios de la piña

Controla la coagulación de la sangre: la bromelina tiene efectos sobre la coagulación de la sangre y ayuda a reducirla. La bromelina tiene un alto peso molecular, capaz de ser absorbida por el tracto gastrointestinal produciendo acciones antiinflamatorias, que pueden tener efectos anticoagulantes e inhibición de la agregación plaquetaria. Alivia los síntomas de la angina y, por lo tanto, inhibe la coagulación y la formación de la sangre y elimina la placa en las arterias, que es útil para trombosis, tromboflebitis, venas varicosas y aterosclerosis.

Ayuda a controlar el colesterol y los triglicéridos: La fruta es un gran remedio natural para bajar los niveles de colesterol, ya que ayuda a normalizar esta dislipidemia en la sangre ya que es rica en fibras solubles que mejoran el tránsito intestinal y disminuyen la ingesta de colesterol de los alimentos.  Además, debido a que tiene fibras solubles (que ayudan a disminuir la concentración de grasa en el torrente sanguíneo), ayuda a disminuir los valores de triglicéridos en sangre.

Mejora el sistema inmunológico: La vitamina C es esencial para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, previene la gripe, resfriados, enfermedades del corazón y ayuda al funcionamiento de los glóbulos blancos; son las principales células de defensa de nuestro organismo. Además, la vitamina C es un potente antioxidante que combate los radicales libres internos y externos al cuerpo.

Mejora las condiciones del tracto digestivo: La bromelina actúa en el estómago descomponiendo las proteínas de los alimentos, facilitando el mejor aprovechamiento de los nutrientes, favoreciendo y acelerando las digestiones pesadas. Por su alto contenido en fibra, ayuda a prevenir el estreñimiento y favorece la regularidad intestinal.

Previene gripes, toses y resfriados: La presencia de bromelina se encarga de facilitar la expectoración. La enzima tiene acción mucolítica, que disuelve la mucosidad o flema en los pulmones, favoreciendo la limpieza general y facilitando la expectoración. También está indicado para pacientes que tienen sinusitis o tos crónica.

Ayuda a la recuperación del organismo después del ejercicio: el potasio tiene un papel fundamental en el equilibrio de electrolitos del organismo, en la contracción muscular y cardíaca, mejorando el rendimiento y previniendo la fatiga en los deportistas.

Mejora las uñas, la piel y el cabello: la bromelina suaviza la piel y se ha utilizado para combatir la inflamación como el acné. La piña es un poderoso antioxidante que combate el daño de los radicales libres y mejora el cabello, la piel y las uñas. Es un excelente remedio casero para pieles con lesiones y para reducir las manchas de la edad ya que contiene enzimas que componen la elasticidad de la piel.

Ayuda a conservar la memoria: Las sustancias presentes en la fruta actúan directamente sobre nuestros neurotransmisores, favoreciendo la mejora de la renovación celular, conservando la memoria y previniendo enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Gran aliado para la salud bucal: la piña no es un blanqueador de dientes natural como dicen. Pero por otro lado, su consumo previene las placas bacterianas, reduce el riesgo de enfermedades periodontales y también gingivitis. Eso es porque la vitamina C presente en la fruta es esencial para la buena salud de dientes, encías y huesos.

Ayuda a reducir los calambres y regula la tiroides: Uno de los factores agravantes de los calambres es la deficiencia de yodo en el cuerpo. Debido a que contiene buenos niveles de yodo en su composición, se recomienda el consumo regular de piña para reducir los calambres. Además, el yodo junto con la bromelina, son fundamentales para el equilibrio de la glándula tiroides.

Otros beneficios

  • Al contener celulosa, ayuda al buen funcionamiento intestinal.
  • Acelera la cicatrización de los tejidos.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Ayuda en el tratamiento de cálculos renales.
  • Lucha contra los virus.
  • Combate las anemias.
  • Ayuda en el problema de la retención de líquidos.
  • Te ayuda a adelgazar.
  • Además de ser un excelente depurativo sanguíneo, es diurético y facilita la digestión.

Composición Nutricional de Piña (100 g)

  • Calorías 48 kcal
  • Proteínas 0,54 g
  • Hidratos de carbono 12,63 g
  • Fibra 1,4 g
  • Calcio 13 mg
  • Magnesio 12 mg
  • Manganeso 1,17 mg
  • Fósforo 8 mg
  • Hierro 0,28 mg
  • Potasio 115 mg
  • Cobre 0.09 mg
  • Vitamina A 56 UI
  • Vitamina B1 0,79 mg
  • Vitamina B6 0,11 mg
  • Vitamina C 36,2 mg

Bromelina, la «superenzima» de la piña

Las enzimas están presentes en grandes cantidades en la piña, siendo la principal la bromelina. El papel de las enzimas es fundamental: sirven para «romper» las proteínas, dejándolas disponibles para el metabolismo.

En el caso de la bromelina, además de los beneficios de la degradación de proteínas, se ha demostrado que provoca efectos sistémicos diferenciados en el organismo. Los efectos probados de la bromelina incluyen: reducción de la artritis y el dolor de los senos nasales (los medicamentos a base de bromelina se utilizan ampliamente en Europa para este propósito), reducción de la inflamación y la hinchazón (incluida la hinchazón causada por lesiones deportivas, picaduras de insectos e incluso quemaduras) , alivio de trastornos gastrointestinales, además de muchos otros.

También hay algunos estudios preliminares que comparan la bromelina con los fármacos utilizados en la quimioterapia (5-fluorouracilo) y que sugieren que el efecto antitumoral de la bromelina puede superar al del fármaco en algunos casos.

La bromelina está presente de forma natural en las piñas, especialmente en el tallo. Para obtener dosis más altas para hacer algún tratamiento, se puede recurrir a remedios a base de bromelina. En tales casos, se debe obtener asesoramiento médico, ya que existen límites de tiempo máximos de uso según la afección tratada.

Un consejo sobre cómo usar la piña

Además de comer la fruta en natura, o incluso en zumos, otra idea interesante es preparar helado de piña y jengibre.

El jengibre acelera el metabolismo, lo que facilita quemar el exceso de comida. También es perfecto para desintoxicar el organismo, siendo considerado un potente antiinflamatorio, anticoagulante, antioxidante y bactericida. De todos modos, el jengibre está muy bien.

Luego, para hacer el hielo, haz un jugo de piña y jengibre muy concentrado. Luego coloque la bebida en vasos de hielo y póngala en el congelador. Después de congelar, use los cubos chupándolos como una paleta o para congelar bebidas como agua, jugo, vitamina y agua de coco.

Contraindicaciones de comer piña

Los pacientes con gota, artritis reumatoide y úlceras pépticas deben consultar a un médico o nutricionista antes de consumir la fruta para que estén informados sobre la cantidad que se puede ingerir sin riesgos para la salud. Además, las personas que usan medicamentos anticoagulantes deben evitar el consumo excesivo y hacer un seguimiento con un médico.

Contrariamente a la creencia popular, los enfermos de gastritis pueden consumir la fruta, siempre que eviten los excesos. Se recomienda que su consumo no se haga de forma aislada, sino en conjunto con alimentos como frutos secos, semillas o verduras, ya que estos minimizan los efectos de la acidez en el sistema digestivo.