Sabemos que no siempre es fácil hacer los viajes con niños, pero aquí viene la buena noticia: es algo totalmente posible y muy agradable. Sin embargo, es necesario tomar algunas precauciones para aprovechar al máximo las caminatas y evitar las contiendas.

Con eso en mente, hemos preparado el siguiente contenido, con increíbles tips para viajar con los más pequeños y tener hermosos recuerdos de cada momento. ¿Tienes curiosidad por saber cuáles son estos trucos geniales? ¡Siga leyendo y descubra!

Elige bien tu destino

¿Ya sabes a dónde vas a viajar? La elección del destino es fundamental para el éxito de su recorrido. Después de todo, los niños se aburren con mucha facilidad, por lo que deben tener prioridad al pensar en las actividades. Entre nuestras sugerencias se encuentran parques de atracciones (como Beto Carreiro y Disney), resorts, hoteles agrícolas y ciudades que ofrecen entretenimiento para los más pequeños, como Campos do Jordão (SP) o São Lourenço (MG).

Si es tu primer viaje con el pequeño, prefiere destinos más cercanos, para que puedas regresar rápidamente en caso de cualquier imprevisto. También asegúrese de que el lugar ofrezca un hospital de fácil acceso. Nunca se sabe cuándo podríamos necesitarlo, ¿verdad?

No olvide los documentos necesarios

Los documentos de los niños son muy importantes, por eso no debemos olvidarlos. En viajes nacionales con tutores legales, debe traer su partida de nacimiento y carnet de vacunación. Cuando sea con terceros, se requerirá autorización previa con una firma reconocida. En viajes internacionales a países de América del Sur, el RG original y la foto reciente son suficientes. Para otros países, se requiere un pasaporte y una visa cuando sea necesario.

Entiende cómo empacar

Si el momento de hacer las maletas ya es un dilema, ¿te imaginas preparando a los niños? Siempre tenemos la sensación de que no estamos tomando lo suficiente. ¿Y si hace frío? ¿Qué pasa si hace calor o ensucia mucha ropa? ¡Estas son las preguntas que surgen!

Para que sea más fácil, primero verifique cómo será el clima del destino en los días en que estarán allí. Luego, arma los looks según los días y horarios de los recorridos. Deja todo separado, como: blusa, pantalón y zapatillas para ir al parque; vestido o pequeño mono para la cena; traje de baño para la tarde junto a la piscina, y así sucesivamente.

Sepa cómo lidiar con la ansiedad

La ansiedad por viajar es muy alta entre los niños. Por eso, es necesario saber cómo lidiar con este síntoma para que todo salga bien. Explíqueles la ruta que tomarán, lo que encontrarán en el viaje y, por supuesto, mantenga la calma con cada pregunta “¿ya llegamos?”. Si viaja en automóvil, encienda el DVD con dibujos y programas de los niños para distraerlos. Si viaja en avión o autobús, prefiera los juguetes que no hagan ruido y las tabletas con auriculares.

Prepare un kit de viaje

Independientemente del medio de transporte, siempre es bueno traer un kit con algunos elementos esenciales para ayudarnos durante el viaje. ¿Has pensado alguna vez en afrontar un atasco sin tener un aperitivo a mano? Será una queja de hambre todo el tiempo. Entonces, revise y escriba la lista:

  • chupete, biberón y leche en polvo (para bebés que lo usan);
  • bocadillos y frutas;
  • agua;
  • remedios para el dolor, la fiebre y las náuseas, recetados por el pediatra;
  • toallitas
  • almohada;
  • manta;
  • ropa de frío;
  • dos mudas de ropa para el intercambio.

Guiar a los niños

Hablar es siempre la mejor forma de evitar esas rabietas, accidentes e incluso el dolor de perder al pequeño. Los niños mayores, a partir de los tres años, ya reciben muy bien orientaciones. Explica qué van a hacer en el tour, cuéntales cuál será el horario del viaje y pídeles paciencia (para que no pierdas la tuya) en los casos en que sea necesario. Si el recorrido es en parques o playas, hable también sobre qué hacer en situaciones eventuales, cómo perderse.

De hecho, para evitar problemas al respecto, deje a los niños con un brazalete de identificación. Por lo tanto, si ocurre un accidente de este tipo, se les puede ayudar a encontrarlo fácilmente.

Respete el límite de lo pequeño

El viaje no es solo para niños, ¿verdad? También queremos divertirnos, pasear y ver todo lo que el lugar tiene para ofrecer, sin perder un minuto. El caso es que los más pequeños no tienen la misma altura que los adultos y necesitan descansar.

Si no quieres que tu hijo se aburra durante los recorridos, respeta su límite: haz un horario que incluya momentos de descanso entre una actividad y otra. Así, toda la familia puede disfrutar, mientras se reducen las posibilidades de tener esas rabietas cuando el niño está cansado.

Graba los momentos especiales

Es muy agradable revisar las fotos y videos de los viajes geniales que hacemos, ¿no? Esto es especialmente cierto después de que los pequeños crecen y alcanzan ese anhelo. Sin embargo, a menudo estamos tan entusiasmados con los recorridos que nos olvidamos de registrar todo. Entonces, recuerde llevar su cámara para no perder un clic, ¿de acuerdo?

Recuerda que todo saldrá bien

Durante el viaje, puede llegar un momento en que todo parezca ir mal, pero estas cosas suceden. Tenga en cuenta que algunas llaves son muy normales cuando se viaja con niños, por lo que no tiene sentido estresarse o enojarse. Al final, todo irá bien y la familia tendrá muchos buenos recuerdos e historias que contar sobre este tour.

El viaje con niños incluye tener un extra de atención e imaginar los imprevistos que pueden suceder. Aunque los padres tienen más trabajo – lo cual es de esperar – ¡este programa es divertido y una gran oportunidad para pasar un buen rato con los pequeños que tanto queremos!